“El espacio apropiado” en la galería Cayón

by • 27 diciembre, 2011 • Diseño, Exposiciones, Galerías de arte, MadridComments (0)1027


Desde el 14 de diciembre hasta el 26 de enero de 2012. Galería Cayón, Madrid

Hasta el próximo veintiséis de enero tenéis la oportunidad de visitar la exposición El espacio apropiado en la galería Cayón. Una muestra que analiza la relación entre el diseño francés realizado entre los años treinta y cincuenta del siglo pasado con la escultura de Donald Judd. En la exposición encontrareis diversas esculturas de Judd, así como diseños de Le Corbusier, Pierre Jeanneret, Jean Prouvé y Charlotte Perriand.

La muestra indaga en el periodo de la Europa de entreguerras, cuando se desarrolla un movimiento funcional y utilitarista dentro del campo de la arquitectura que extendió su influencia al diseño. Bajo las premisas de la simplificación en la producción, la funcionalidad y el bajo costo surge la obra de tres de los más grandes diseñadores del siglo XX: Le Corbusier, Jean Prouvé y Chalotte Perriand.  

Son los principios de reducción formal y de realización (que hacen que no moleste, visualmente hablando, la presencia de la tuerca u otro elemento sustentante, como pasará en las esculturas-objeto de Donald Judd), el gusto por el uso del color vívido y el diseño estricto sin concesión decorativa, los que guían el trabajo de estos creadores.

La obra más temprana de esta exposición es la estantería de madera que Le Corbusier y Pierre Jeanneret realizaron para el Pabellón Suizo de la Ciudad Internacional Universitaria de París (1931-3). Considerado como uno de los conjuntos más importantes del movimiento moderno, el Pabellón recoge los postulados lecorbusianos tanto en su arquitectura como en el diseño de los objetos que vestían las 46 habitaciones. El estante, extraordinariamente sencillo, está situado frente a uno de los llamados Menziken de Donald Judd con el que establece un riguroso diálogo espacial: los lados de las dos piezas generan un espacio interior que en el caso del Judd tiene añadida una articulación o compartimentación interior y el uso del color. Además de las evidentes similitudes formales, las dos obras comparten una preocupación por la relación de escala y medida con espectador, no en vano Le Corbusier creó el llamado “modulor”, sistema basado en las proporciones humanas.

La silla metropole nº 305 (1950), la mesa compás (1953) y la cama SCAL nº 450 también llamada Antony son magníficos ejemplos del quehacer del taller Prouvé. Para Prouvé, el color era muy importante, pero el arquitecto pensaba que no debía usarse de manera exclusiva un tono para cada mueble. De la misma manera que conocemos sillas metropole, librerías Antony o los estantes de las casas de Méjico y Túnez de igual diseño pero resueltos combinando distintos colores en sus elementos, vemos Menziken y otras obras de Judd, de igual diseño pero distinto color o colores. En ambos casos este gusto por el uso de distintos colores en un mismo diseño parece corresponderse a una búsqueda de la potenciación del color como elemento expresivo.

Las esculturas-objetos de Judd tienen otras similitudes con las obras de Prouvé, como son el uso de materiales tenidos por no artísticos (aluminio, plexiglás o hierro galvanizado) y la apariencia de ejecución industrial en la que la mano del artista creador desaparece para ceñirse al puro diseño de la obra.



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>