Anatomía de lo leve (y sus turbulencias)

by • 14 julio, 2017 • Centros de arte, Exposiciones, Las Palmas de Gran CanariaComments (0)714


El Centro Atlántico de Arte Moderno (CAAM) presenta, en su Sala San Antonio Abad, la exposición colectiva Anatomía de lo leve (y sus turbulencias), un proyecto que ofrece distintas aproximaciones formales y conceptuales al principio de ligereza que se ha impuesto en la sociedad contemporánea, a través de la obra de cuatro artistas nacionales: Esther Aldaz (Gran Canaria), Antonio Díaz Grande (Santander), Zuhar Iruretagoiena (Zarautz) y Tito Pérez Mora (Benidorm).

Anatomía de lo leve

Anatomía de lo leve (y sus turbulencias)  ofrece diferentes perspectivas sobre la revolución de lo ligero que impera en la sociedad actual, donde el individualismo prima sobre el compromiso mutuo, el acuerdo o el espacio público. Una sociedad individualista, inmersa en lo que el pensador polaco Zygmunt Bauman definió como modernidad líquida, considerando que conceptos como compromiso con la comunidad, familia o trabajo han perdido su solidez.

Marta Mantecón, comisaria de la exposición, explica que el paso de una modernidad sólida hacia la llamada civilización de lo ligero, como la denominó el francés Gilles Lipovetsky, se manifiestan en una realidad que prefiere lo efímero y lo intemporal a lo eterno, lo fluido y móvil frente a lo estable y lo sólido, el olvido a la memoria y el aprendizaje, el acontecimiento pasajero de consumo acelerado y la sorpresa continua frente a lo que perdura o  se puede fijar.

En este sentido, plantea interrogantes en torno a este proyecto, que pretende dar forma a lo leve y a sus contradicciones: “En un mundo que se ha decantado por la ligereza y la renovación permanente como imperativo vital, ¿de qué modo experimentamos el peso de las cosas?, ¿hemos alcanzado una gravedad sin peso o la ligereza se ha vuelto una carga?, ¿ha perdido el arte su capacidad para hacer visible lo que de duradero puede tener lo pasajero?, ¿puede rebelarse aún contra las nuevas formas de dominación a través de lo liviano?”.

Problematizar con la experiencia de lo leve y las consecuencias de esta revolución de lo ligero constituye pues el punto de partida de este proyecto colectivo, integrado por las propuestas que presentan cuatro artistas de distintos puntos de la geografía española.

Esther Aldaz (Las Palmas de Gran Canaria, 1979) presenta el proyecto Tallar la decepción, gestado durante las cuatro semanas que la artista permaneció a bordo del velero Aire Libre, amarrado al muelle deportivo de la capital grancanaria, donde realizó tareas propias de navegación sin salir de puerto, simulando un trayecto con destino a la isla de Santa Lucía, en el Caribe, travesía en la que ella pretendía participar con un grupo de amigos, pero finalmente no pudo realizar; de ahí el título de la propuesta.

En los 27 días que duró su estancia en el barco, la artista realizó una performance perfectamente planificada realizando las mismas labores que sus compañeros imaginarios de viaje. El orden de tareas autoimpuesto por sus turnos de guardia, marcó el ritmo de los días y las noches. Tallar la decepción es pues el resultado de su experiencia a bordo del barco. Está integrado por seis obras: 27 fotografías, una mesa con 30 textos impresos, una carta de navegación, dos vídeos y una instalación sonora.

Antonio Díaz Grande (Santander, 1968) presenta el proyecto Contrapose, que ha reunido todo un repertorio de gestos corporales asociados a la ligereza y a distintos rituales sociales para reflexionar en última instancia sobre cómo nuestras actitudes y comportamientos son construidos culturalmente y coreografiados desde la infancia. El proyecto se compone de cuatro obras articuladas a través de fotografías creadas de forma expresa para este proyecto en el CAAM y una instalación que incluye dibujos sobre papel, fotografías antiguas y objetos dispuestos sobre una  mesa.

La artista Zuhar Iruretagoiena (Zarautz, 1981) presenta el proyecto Hebra que reflexiona sobre la capacidad de crear imagen de ciertos elementos estructurales que a priori solo son creados por necesidad formal. Se compone de dos piezas escultóricas formadas por seis piezas modulares ensambladas de acero y hormigón que se articula en el espacio expositivo. Esta obra se acompaña de cinco collages de imágenes superpuestas que incluyen fragmentos de esculturas clásicas y construcciones urbanas junto a una serie de escenas de pole dance, mostrando cómo las estructuras de apoyo acaban formando parte de la obra. El proyecto de Zuhar Iruretagoiena se muestra en la planta alta del espacio expositivo San Antonio Abad.

Tito Pérez Mora (Benidorm, 1977) presenta el proyecto Axis Mundi, título que se refiere al símbolo que utilizan diferentes culturas para representar el centro del mundo e identifica el punto de conexión donde convergen diferentes rumbos. La propuesta concebida por Tito Pérez Mora versa sobre la bandera como símbolo sobre el que gira el ser humano, en un periodo de fronteras inestables y de flujos migratorios. Se articula a partir de una serie de banderas en distintos formatos y materiales, entendidas como ejes sobre los que se estructura y ordena el mundo, icono de conquistas y colonizaciones que enfrentan pasado y presente, lo pesado y lo ligero.

Fechas: Del 6 de julio al 1 de octubre de 2017
Lugar: San Antonio Abad del CAAM, Palmas de Gran Canaria



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>