Caprichos cromáticos de Arancha Goyeneche

by • 17 mayo, 2017 • Exposiciones, Galerías de arte, Gijón, PinturaComments (0)974


La galería Gema Llamazares acoge la exposición “Caprichos cromáticos” de Arancha Goyeneche (Santander, 1967), en la que se presentan una selección de trabajos realizados por la artista durante los últimos años.

Arancha Goyeneche

La reinterpretación de la pintura como materia artística fundamenta el estímulo creativo de Arancha Goyeneche. Para ello utiliza materiales tradicionalmente ajenos a esta disciplina, sobre todo aquellos provenientes del mundo industrial, como vinilo adhesivo, pvc, fotografía, fluorescentes o proyecciones, entre otros. A pesar de que se cuestione el soporte pictórico, en todo su trabajo late una defensa íntima de la pintura, una dualidad entre tradición y modernidad que respeta en lo fundamental los postulados clásicos de la creación artística. En este sentido, la artista trata de mantener
viva la búsqueda de los valores de la pintura tradicional de perspectiva, color, veladura, luz, volumen e ilusión de movimiento mediante la superposición sucesiva de capas de color junto con materiales de distinta naturaleza.

Arancha Goyeneche

Una de las cualidades de la obra de Arancha Goyeneche es su carácter instalativo. En ocasiones, el muro se convierte en un gran lienzo blanco donde expande todo el material fragmentado, convirtiendo la practica pictórica en un trabajo casi escultórico, pleno de relieve y movimiento. De otro modo, el uso de luz cromática mediante fluorescentes provoca que los límites físicos de la obra sean aún más imprecisos, expandiendo también el color a través de la sala, los techos, el suelo para finalmente imponerse sobre el espectador. Por todo ello podríamos hablar más de espacio pictórico que superficie pictórica.

Arancha Goyeneche

Además de estudiar el concepto y la práctica pictórica fuera de sus soportes tradicionales no hay que olvidar que el trabajo de Goyeneche está íntimamente unido al paisaje vivido como una experiencia vital, básica y necesaria. Su obra está traspasada por la inspiración paisajística, por una intervención de la naturaleza basada en la abstracción, moviéndose en el terreno de las sensaciones y las emociones, hasta construir una reinterpretación vitalista de la realidad llena de evocaciones y abierta a la interpretación del espectador. Esta obra surge a partir de la experiencia directa con la naturaleza, de sus ciclos vitales, de la observación de las pequeñas cosas que pasan inadvertidas y que son invisibles a nuestra forma actual de vida tal y como estamos acostumbrados en un mundo tan artificial y tecnológico.

Fechas: Hasta el 30 de junio de 2017
Lugar: Galería Gema Llamazares, Gijón



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>