Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica

by • 12 mayo, 2017 • Exposiciones, Fotografía, Fundación, MadridComments (0)673


El Espacio Fundación Telefónica rinde homenaje, a través de la exposición “Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica”, al siglo de vida de esta cámara y a los acontecimientos, personajes y acciones que permitió retratar y que han pasado a la historia. Una cámara que estimuló la experimentación fotográfica, supuso una revolución tecnológica, ofreció nuevas perspectivas y cambió la forma de percibir el mundo.

© Christer Strömholm

Dentro de la programación del XX Aniversario del Festival PHotoEspaña 2017, la exposición, producida por Leica y comisariada por Hans-Michael Koetzle, podrá verse entre el 11 de mayo y el 10 de septiembre de 2017. Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica recoge casi 400 fotografías, material documental de colecciones privadas y museos -revistas, libros, carteles publicitarios, catálogos, entrevistas, así como documentos y objetos conservados por el Archivo Leica que podrán verse por primera vez en España. Una réplica de la Leica original (Ur-Leica en alemán) de 1913-14 y la primera cámara que se puso a la venta en 1925 son algunas de las piezas clave que dialogan en la muestra con los trabajos de fotógrafos de renombre internacional como Cartier-Bresson o Robert Capa, fotógrafos anónimos, fotoperiodistas y trabajos experimentales de autor.

La exposición presenta la historia de la fotografía en pequeño formato desde sus inicios a la actualidad, reproduce así momentos clave de nuestra historia reciente y ofrece una nueva mirada del mundo. A través de ocho secciones, se muestra, por primera vez, el cambio que la invención y la comercialización de la cámara Leica supuso para la fotografía. ¿Qué nuevas temáticas abrió? ¿Qué nuevos enfoques visuales surgieron? ¿Cómo evolucionó el lenguaje visual con su aparición?

François Fontaine

La exposición recorre diferentes períodos históricos y artísticos como Leica y la “Neues Sehen” (Nueva Visión)‘, donde se desarrolla la idea de que la Leica fue fundamental en la creación de un nuevo lenguaje visual; ‘Fotoperiodismo’, y es que la nueva cámara permitía hacer una foto detrás de otra, rápidamente, lo cual jugaba a favor del recién nacido género del reportaje; ‘Fotografía subjetiva’, ahora cualquier amateur experimentado podría también crear fotografías artísticas; ‘Fotografía humanista’, el universo urbano como escenario, la vida cotidiana como representación teatral;’La nueva fotografía en color'; ‘La fotografía de moda y la cámara Leica’, las características especiales de la Leica M favorecieron la estética que adquirió la fotografía de moda o la ‘Fotografía de autor’ con distintas clases de creadores que utilizaron diferentes recursos.

El origen de la cámara Leica

En junio de 1914, el ingeniero Oskar Barnack que trabajaba en Leitz (Wetzlar, Alemania), empresa líder en la fabricación de microscopios, construyó el primer modelo funcional de una cámara compacta para película cinematográfca de 35 mm.

LEICA

La idea que Barnack tenía en mente era una cámara de fotos pequeña y ligera, que permitiera tomar imágenes en serie de forma sencilla y rápida usando película de cine, disponible en el mercado y, por tanto, comparativamente más barata. La cámara bautizada con el nombre de Leica (= Leitz / Camera) en 1925 bajo el lema «Negativos pequeños, imágenes grandes». La Leica no solo era compacta, fable y de uso rápido, sino que incluía un objetivo de altas prestaciones ideado por Max Berek, lo que obligaba a un cambio de paradigma en el mundo de la fotografía.

Surgida en pleno período de entreguerras, la Leica fue lanzada al mercado por Ernst Leitz en la primavera de 1925, en una época marcada por cambios vertiginosos en todos los ámbitos. La Primera Guerra Mundial, la Revolución de Noviembre alemana y la Revolución de Octubre rusa marcaron nuevos hitos en el orden social que se resquebrajó. El creciente progreso tecnológico halló su manifestación más visible en el automóvil, en el avión y en los rascacielos. El arte reaccionó con movimientos como el constructivismo, el dadaísmo y el futurismo. La cámara Leica fue la respuesta del medio fotográfico a las necesidades surgidas en una época nueva marcada por cambios vertiginosos. Una cámara que cabía en el abrigo de un bolsillo se convirtió en la gran acompañante no sólo de fotógrafos profesionales, sino de aficionados, de mujeres emancipadas e hizo que la fotografía se convirtiera así en un componente natural de la vida cotidiana. La Leica supuso una revolución tecnológica similar a la de los teléfonos móviles de hoy en día.

Fechas: Hasta el 10 de septiembre de 2017
Lugar: Espacio Fundación Telefónica, Madrid
Imágenes:
1- Christer Strömholm – Nana Place Blanche, Paris (1961)
2- François Fontaine – Grace Kelly en To Catch a Thief – Alfred Hitchcock (1955)
3- Vista de exposición



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>