Daniel Lie en The Nomad Creative Projects

by • 23 noviembre, 2017 • ThenomadcreativeprojectsComments (0)738


El escritor francés Marc Dugain dijo: “Increíble, esta manía que tiene la naturaleza para matar a todo lo que está vivo y dejar vivir todo lo que está muerto”. La naturaleza es a la vez iniciación e instrumento de muerte.

Daniel Lie

El joven artista brasileño Daniel Lie introduce la experiencia de la vida y la muerte en instalaciones gigantescas compuestas de nylon, frutas tropicales, plantas colgantes y plástico. Cada componente es cuidadosamente colocado por un sistema de cuerdas. Daniel desea penetrar el corazón del pensamiento sobre la vida y la muerte. A través de una producción cargada de simbolismo, el artista se apropia de un lenguaje cuya estética, sentimientos y emociones colisionan entre la fascinación de esta belleza orgánica y la inevitable experiencia que cada hombre debe experimentar, la muerte.

Daniel Lie

Daniel Lie celebra las diferentes etapas de la vida evocadas por los ciclos de la naturaleza. El visitante con un paso solemne se enfrenta con su propia naturaleza. Paseando entre las estructuras de la instalación, el público asiste a un ritual ineludible: el de su propio fin. Al igual que Baudelaire y Las flores del mal, Daniel Lie nutre con flores y frutos el recuerdo de los sentimientos humanos entre el nacimiento y la muerte. En toda su investigación, la naturaleza es una fuente de inspiración.

Daniel Lie

Al observar las instalaciones de este joven artista, todos perciben que cada elemento “echa raíces” en un lugar “sagrado” designado. Las suspensiones dividen el espacio aéreo en el que cada cuerpo está relacionado con el cosmos. A partir de instalaciones efímeras, Daniel Lie opone a las energías científicas y religiosas. Él cuenta la historia de la vida diciendo “Tu segunda vida comienza cuando comprendes que solo tienes una”. (Raphaëlle Giordano)

Daniel Lie

El tiempo es el protagonista del trabajo. En una presentación conjunta con su abuela, Daniel habla sobre este legado familiar. Daniel desea rendir homenaje a su familia, una familia de emigrantes de Indonesia y Pernambuco, una región del noreste de Brasil. Flores y frutas colgantes se ofrecen al público situado en un círculo alrededor de su abuela sentada en el centro y recibiendo sus ofrendas como una diosa. Daniel Lee confronta los problemas de la herencia y nuestra posición en relación con el pasado. Este joven artista plantea una reflexión sobre su identidad y sobre la huella de su familia que él conserva y despierta a través de la creación artística.

Daniel Lie

Daniel Lie es parte de esta joven generación de artistas que expresa las tradiciones familiares legadas. En su último trabajo, Daniel cose telas de colores para construir lienzos de segunda mano en los que se inscriben frases como “Nao faltava comida em casa”. Él santifica esas frases que acompañaron su juventud.

La humildad, el coraje para sobrevivir, el sacrificio recuerdan el sufrimiento que su familia ha experimentado y hacen eco a la sensación de cada inmigrante llegando a una nueva tierra. Con este gesto, Daniel Lie elabora las reliquias como un testimonio de los esfuerzos realizados por su familia para reinventarse en Sao Paulo.

Créditos imágenes:
1/2 – © Edouard Fraipont
3/4/5 – © Leonardo Matsuhei



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>