Double Bind, la última gran obra de Juan Muñoz en PLANTA

by • 23 octubre, 2017 • Centros de arte, Escultura, Exposiciones, Fundación, Instalación, LéridaComments (0)649


La Fundació Sorigué plantea una nueva manera para acercarnos al arte contemporáneo, visitar PLANTA es toda una experiencia puesto que se aleja de los lugares tradicionales donde se exhibe arte contemporáneo, PLANTA es un espacio vivo y singular en el que podemos encontrar junto a la impresionante instalación de Juan Muñoz, una cantera de extracción de materiales originaria de Sorigué (en activo) o campos de olivos, aunando así arte, ciencia, arquitectura, paisaje, conocimiento y empresa.

Juan Muñoz

El espacio abre por primera vez sus puertas al público para mostrar la obra Double Bind de Juan Muñoz, dejando ver un ápice de lo que será el proyecto, en el que ya podemos encontrar pequeños pabellones dedicados a artistas como Anselm Kiefer o Bill Viola, a estos se sumará en un futuro otros sites destinados a acoger el trabajo de William Kentridge, Wim Wenders o Chiharu Shiota. Así como la inauguración, en un par de años, del edificio diseñado por Abalos + Sentkiewicz (AS+) destinado a albergar la colección Sorigue.

Double Bind de Juan Muñoz

PLANTA abre sus puertas a lo grande, mostrando por primera vez en España la gran instalación Double Bind del artista Juan Muñoz (1953-2001). La pieza, creada para el proyecto Unilever Series de la Sala de Turbinas de Tate Modern en 2001, permanecerá instalada en PLANTA durante cinco años, donde se ha transformado un espacio de más de 2000 metros cuadrados para reproducir lo más fielmente posible la instalación de la pieza en la Tate.

Juan Muñoz

Adentrarse en Double Mind es un proceso único, que hay que tomar con calma. La pieza tiene dos niveles muy diferenciados, permitiéndonos tener diferentes tipos de experiencia. Posiblemente el nivel inferior sea el más espectacular, un espacio oscuro al que te adentras con cautela, como si estuvieras adentrándote en un lugar sagrado, mientras paseas por el lugar encuentras encima tuya espacios iluminados, unos patios interiores (shafts) en los que conviven una veintena de figuras humanas, junto a elementos arquitectónicos como ventanas, puertas, persianas, aparatos de aire acondicionado…

El nivel superior de la instalación es totalmente diferente, un espacio totalmente iluminado en el que se exhibe un paisaje óptico no transitable. Los únicos elementos que tienen en común los dos niveles son dos ascensores vacíos que transitan de un nivel a otro, marcando la profundidad del espacio e incorporando movimiento.

Juan Muñoz

La instalación se completa con un espacio anexo en el que se ha instalado un centro de documentación que aporta conocimiento sobre la pieza y el artista a través de dibujos y anotaciones del propio Juan Muñoz, catálogos y una selección de piezas sonoras.

Para concluir, quiero dejaros con las palabras de los dos comisarios de la exposición en la Tate Modern sobre la obra, James Lingwood explicaba que Double Bind es un sumatorio de escala épica de ideas para las que Muñoz construyó un lenguaje escultórico, un repositorio de imágenes y un repertorio de técnicas de sus dos últimas décadas de trabajo; por su parte Susan May comentaba que Juan Muñoz lo que propone con Double Bind es una variedad de enigmas visuales que juegan con la perspectiva, la ilusión, lo visible y lo invisible.

Para más información sobre cómo visitar el espacio, pincha aquí.

Juan Muñoz

Juan Muñoz

Juan Muñoz es conocido por sus obras escultóricas en las que sitúa la figura humana dentro de ambientes arquitectónicos elaborados o complejos, escenarios alienantes y mundos ficticios habitados por personajes, que dan lugar a innumerables narraciones posibles.

“Encontrar un sujeto en la figura humana que guíe la atención del espectador hacia el sentido de ‘lo otro’ implícito en la figura en sí misma.” Juan Muñoz.

Nace en Madrid en el año 1953. Tiene como tutor al crítico de arte Santiago Amón que tendrá un importante impacto en su educación. En 1970 se traslada a Londres donde realiza estudios en el Central School of Art and Design y en la Croydon School of Art. En el año 1981 obtiene una beca Fulbright y estudia en el Pratt Graphic Center y es artista en residencia en el PS1 Contemporary Art Center de Nueva York.

Tras su estancia en Estados Unidos se establece en Madrid. Realiza dos exposiciones como comisario, y en el año 1983 abandona la práctica curatorial para centrarse en la escultura, pero sigue escribiendo textos y colaborando con otras disciplinas. Celebra su primera exposición en el año 1984 y durante las siguientes décadas realizará una de las carreras más excepcionales del arte del último tercio del siglo XX.

Juan Muñoz investigó la relación entre la figura humana y el espacio expositivo. Exploró nuevas formas de distorsionar el espacio, utilizando perspectivas atrevidas y variaciones de escala, no sólo para comprometer al espectador a nivel de percepción y los sentidos, sino también, y especialmente, para crear una tensión psicológica en el individuo que interactúa con su obra.

Creó un nuevo paradigma de discurso artístico. Como el crítico e historiador Jan Avgikos ha señalado: de expresión sin ser expresionista, y “borrando las líneas entre pasado y presente”. Junto a su obra en escultura, también dibujó, realizó instalaciones, piezas sonoras, colaboró con actores, músicos y cineastas, y escribió, siendo considerado un auténtico humanista contemporáneo.



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>