El Centro Botín comienza su andadura con un gran nivel

by • 23 junio, 2017 • Centros de arte, Exposiciones, SantanderComments (0)1452


Desde que retiraron las vallas de obra, el Centro Botín parece más grande, y cuando estás dentro parece aún mayor de lo que ya aparenta al exterior. Después de cinco años tomando forma, el edificio ha cobrado vida en estos primeros días de visitas especiales a medios y sectores culturales y sociales: gente en el pachinko, subiendo y bajando, yendo de un edificio a otro; siluetas que se mueven a través de los cristales de las salas de exposición; personas que se asoman a las diversas pasarelas y plataformas que dan directamente al mar y la bahía, o, sobre todo, la impresionante terraza de la cubierta del edificio menor, que da una vista 360º del Paseo Pereda y la Bahía, los cuales han quedado, por fin, integrados entre sí formando un todo.

Centro Botín

Hoy lo inaugurarán las autoridades y el pistoletazo de salida será por la noche, con espectáculo en la calle y fuegos artificiales. El sábado, tendrá entrada el público general y podrá disfrutar de este edificio con estructura de palafito en dos volúmenes, que funde luz y agua convirtiéndose en una enorme burbuja cerámica de tonos anacarados.

¿Y qué se verá a partir de entonces? Las dos alturas dedicadas a exposiciones alojan tres muestras: Ligereza y atrevimiento. Dibujos de Goya y Arte en el cambio de siglo en la planta baja e Y, de Carsten Höller, que ocupa la planta superior.

Dentro del proceso de la catalogación razonada de la obra de Goya en el Museo del Prado, se presentan 81 de los 500 dibujos que posee el museo en, quizás, la mayor muestra únicamente de dibujos del pintor aragonés, muchos de ellos no mostrados al público desde hace décadas.

Centro Botín

En esta misma planta y, en un contraste de épocas, se puede ver la primera selección de piezas de las colecciones de la Fundación Botín adquiridas en los últimos 25 años. Son obras de una gran variedad técnica de artistas que han impartido los talleres de Villa Iris (Paul Graham, Tacita Dean, Carlos Garaicoa) o sido parte de las becas de Artes Plásticas (Wilfredo Prieto, Fernando Sánchez Castillo, Carlos Irijalba, Lara Almarcegui o Carlos Bunga). Maestros y aprendices (algunos ya no tanto) en un mismo espacio en el que ya no se es capaz de distinguir a simple vista quién fue el maestro y quién el aprendiz. Sin embargo, las piezas más destacadas, situadas directamente en la entrada al espacio de exposiciones, son del único artista fallecido de este extraordinario grupo y, uno de los más reconocibles por el público general: las esculturas de Juan Muñoz. Con la cuerda en la boca hace, además, descubrir la impresionante altura de los techos e imaginarse qué espectaculares esculturas e instalaciones podrían llegar a ocupar ese mismo lugar.

IMG_5379

La planta superior está ocupada por, como él mismo ha contado, una instalación de instalaciones, es decir, un conjunto de piezas ya existentes o de nueva creación que, coordinadas por una nueva al inicio, se convierten en un todo articulado y comunicado entre sí. Quien propone este planteamiento a primera vista complejo, es el belga Carsten Höller en su primera individual en España. El concepto de la obra de Höller es la de un parque de atracciones no solo para disfrute físico, sino también para la mente con juegos visuales y lumínicos, Los santanderinos ya habíamos disfrutado, muchos sin ser conscientes, de una instalación de Höller durante los tres años previos a la inauguración: las luces parpadeantes del paseo de Pereda no eran sino  7’8Hz, conocida como la vibración Schumann y que corresponde a la onda de recepción del magnetismo de la Tierra, o las ondas cerebrales. En esta misma línea, mediante la elección que el espectador inicialmente hace en Y, la primera pieza, puede visitar The Smell of the Mother o The Smell of the Father, que son las obras al lado izquierdo o derecho de Y. la segunda, más breve, lo forman unas jaulas de pájaros convertida en balanza, o una construcción de metal en la que te puedes introducir y seguir un itinerario hasta su final, que recuerda a la ya mítica instalación laberíntica de Richard Serra en el Guggenheim. Atención al efecto que se produce al ver de repente un pulpo en la parte trasera de esta pieza con vistas a la ciudad. El lado de la madre se convierte en una lluvia de sensaciones: desde arcos con luces vibrantes a una sucesión de puertas clónicas que parece que no tienen final y producen una sensación creciente de desasosiego que desaparece de golpe al salir de nuevo a la sala, que desembocan en una de las piezas más interactivas y llamativas de la exposición. Un enorme tanque en alto que preside en altura la sala, no es sino un psico-tanque que simula las condiciones del agua del mar Muerto que permite alcanzar un estado de relajación física y mental extraordinario –quien haya visto la serie de ciencia ficción Fringe, sabrá las condiciones que se pueden alcanzar en un psicotanque- y que, mediante una reserva, los visitantes podrán usar. Cuando uno se va acercando, comienza a ver y oír Pill Clock, una pieza en la que cada segundo cae una píldora vacía que va conformando de forma impredecible un montículo en el suelo. Finalmente, con las mejores vistas a la bahía del Centro (a excepción de la terraza de las cubiertas), está Elevator Bed, una cama que asciende a 3,5 m de altura, gira sobre sí misma, y que podrá ser empleada por, eso sí, quien pague su precio, para dormir en la misma sala de exposición. Los afortunados podrán disfrutar, además de la cama, de compartir disfrutar y ser parte de Y en solitario.

Centro Botín

La creatividad está muy visible en las tres exposiciones y, una vez en marcha, en el edificio pequeño. Arte, cultura y creatividad vienen a la cabeza en este estreno del Centro Botín al llegar al edificio o al comenzar a leer y escuchar sobre ello, pero  Experiencia y Sensaciones con las que uno se queda cuando sale. Y volver, sobre todo, ganas de volver. Si esta es la línea a seguir, se augura un gran futuro al Centro Botín.

Centro Botín

Inauguración: 23 Junio 2017

Exposiciones:

Y, Carsten Höller: hasta 10 de septiembre
Ligereza y atrevimiento. Dibujos de Goya: hasta 24 de septiembre
Arte en el cambio de siglo: hasta enero de 2018



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>