El fotoconceptualismo de Ian Wallace

by • 22 junio, 2017 • Canada, Exposiciones, Fotografía, MuseosComments (0)1570

El Rennie Museum de Vancouver (Canadá) acoge “Ian Wallace. Collected Works”, una exposición individual de obras inéditas y rarezas del artista Ian Wallace (Shoreham, Inglaterra, 1943) en una primera colaboración con la crítica y comisaria española Marisol Salanova (València, 1982) que está trabajando en el catálogo de la muestra para presentarlo a finales de año en el mismo museo como acto conmemorativo. El artista es considerado uno de los máximos exponentes del arte contemporáneo canadiense, representado por la célebre galería Hauser & Wirth. Figura muy influyente en el establecimiento de fotoconceptualismo, Wallace ha expuesto anteriormente su trabajo en Hamburgo Kunstverein; Kunsthalle Zurich; Witte de With, Rotterdam; American Fine Arts, Nueva York; Canada House, Londres, entre muchos otros centros y museos como el Reina Sofía (MNCARS) de Madrid, el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) en València, el MOCA de Los Ángeles o el MoMA de Nueva York que además tienen obra suya en sus colecciones. Fue galardonado con el Premio Governor General’s en Artes Visuales en 2004 y fue nombrado Oficial de la Orden de Canadá en 2012 pues su nacionalidad actual es canadiense. Presentado por primera vez en Vancouver desde su exposición inaugural, en esta muestra se exhibe una selección de su icónica crítica institucional en la que el artista politiza los valores universalizadores inherentes a la academia, analizando sobre todo la idea de universidad, creando imágenes cotidianas que huyen del acontecimiento en una mimesis de los efectos del cine y la pintura. El grueso de la muestra representa una variedad de situaciones que recuerdan la vida del campus y el paso a trabajar fuera de él, fácil de trasladar casi a cualquier ciudad por los elementos comunes que aparecen en sus obras pero que pertenecen cada cual a una época tal y como vemos en los modelos de ordenadores, máquinas de escribir o atuendos de los retratados. Las piezas que componen este proyecto marcan distintas etapas y funcionan de manera global casi como una retrospectiva incluso en el libro-catálogo en proceso. Para Wallace “el espacio y el tiempo pictóricos constituyen una falacia utópica a la espera de interrupción”, en sus propias palabras.

Inauguración Ian Wallace

La exposición, que se inauguró el 27 de mayo, permanecerá abierta al público hasta el 30 de septiembre de 2017 y según explica Salanova está teniendo una acogida fantástica por diversos motivos, en especial porque resulta ser un homenaje, todo un reconocimiento a una carrera larga y próspera en la ciudad en la que ha vivido la mayor parte de su vida un artista que viaja constantemente y que ha hecho de sus experiencias su mayor inspiración: “Wallace pertenece a un particular círculo de artistas de Vancouver que entre los años 60 y 70 inicia una profunda reflexión en torno al uso e interpretación de la fotografía, un círculo que experimenta y arriesga, me refiero a Rodney Graham, Ken Lum, Jeff Wall y el propio Wallace, a quien tuve la suerte de conocer mientras trabajaba para la ya desaparecida Galería Tomás March en València hace una década, ayudándole a montar una de sus últimas exposiciones en España y entablando una amistad que me ha llevado a estudiar su obra con gran detalle y entusiasmo, proceso que culmina en esta colaboración con el Rennie Museum. A través de la Rennie Collection, de la cual proceden las obras expuestas, porque Bob Rennie es uno de sus principales coleccionistas con quien está siendo un gusto trabajar dado lo mucho que valora la trayectoria del artista además de dirigir una fundación en la que una se siente como en casa y agradezco esta oportunidad”.

Fronton por Ian Wallace

El museo, basado en una fundación homónima, tiene su sede en el Wing Sang building, un edificio emblemático del barrio chino de Vancouver, el más antiguo de la zona, construido durante 1889, que ha sido rehabilitado por Rennie de acuerdo con su estructura original y que guarda y exhibe temporalmente la totalidad de las obras del coleccionista, entre las cuales se encuentra una gigantesca pieza de Martin Creed que deja leer en la fachada trasera sobre un jardín urbano instalado en el tejado “Everything is going to be alright” (neón blanco, 2008). El centro, que fue inaugurado en 2009 con una exposición individual de Mona Hatoum, ofrece visitas guiadas gratuitas de 50 minutos a diario en horario de mañanas y de tardes, contando con un programa educativo dirigido a menores desde el área didáctica. Los pisos inferior y superior contienen obra de Wallace expuesta, es decir, el museo le dedica íntegramente su espacio, dividido en seis amplias salas distribuidas en dos plantas cuya superficie es de 1.800 metros cuadrados. Entre los trabajos mostrados destaca la presencia de escenarios españoles como un frontón, edificios en construcción a comienzos del boom inmobiliario de una casi irreconocible Barcelona o la piscina de Las Arenas, área vacacional junto a la playa de La Malvarrosa en València, demolida pocos años después de que el artista tomase las fotografías que después transfirió al lienzo intervenido con sus características pinceladas de color que dejan vacíos impregnados de carga conceptual. Así, mezclando paisajes urbanos de varias ciudades del mundo y entornos nostálgicos para el artista como es el ámbito universitario, el espectador pasea por una historia personal que va de lo individual a lo colectivo conectando visiones en un diálogo que roza lo cinematográfico.

Marisol Salanova con Ian Wallace

Artista: Ian Wallace
Fechas: Hasta el 30 de septiembre de 2017
Lugar: Rennie Museum, Vancouver, Canadá

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *