El Museo Reina Sofía recupera los ‘Juegos Infantiles’ de Ángel Ferrant

by • 4 julio, 2014 • Instalación, Madrid, Museos, RestauraciónComments (0)2868

El museo de arte contemporáneo ha llevado a cabo la restauración, de los Juegos Infantiles de Ángel Ferrant, con motivo de la actual exposición temporal Playgrounds, Reinventar la plaza que se podrá visitar hasta el 22 de septiembre. El conjunto de obras fueron realizadas por el escultor para el poblado de Caño Roto.

'Juegos Infantiles' de Ángel Ferrant

El artista colabora en el proyecto arquitectónico que elaboraron Antonio Vázquez de Castro e Iñigez de Onzoño para el poblado de Caño Roto entre los años cincuenta y sesenta. El barrio de los Cármenes, surge para acoger una población inmigrante que vivía en poblados chabolistas. Las piezas realizadas por Ferrant no tienen precedente en su trayectoria, sin embargo, en una publicación de 1933, en la “Gaceta del arte” fueron denominados por él mismo como “mis objetos”.

La aportación de Ferrant fueron seis piezas de madera de pino y chapa de hierro, de las que se conservan tres. Las obras, que podrían encajarse dentro de la escultura constructivista, nunca fueron consideradas por el escultor “obras de arte”. Las piezas fueron elaboradas para una zona de juegos ubicada dentro del poblado de Caño Roto; y si bien es cierto que existen unas preciosas instantáneas, del fotógrafo Joaquín del Palacio (Kindel), donde aparecen niños jugando sobre los Juegos Infantiles de Ferrant, no se sabe con seguridad si estos juegos llegaron a ser instalados definitivamente.

Las piezas están depositadas temporalmente en el Museo Reina Sofía desde 2012 por el arquitecto, Antonio Vázquez de Castro, quien las tuvo conservadas a la intemperie en su domicilio particular. A pesar de que las piezas fueron concebidas por el artista para ser parte del paisaje urbano, materiales como la madera y el hierro pueden deteriorarse fácilmente por agentes externos como la humedad y la radiación solar entre otros, por ello el museo ha devuelto la estabilidad a las piezas deterioradas manteniendo en su mayoría los elementos constitutivos originales.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *