José Pedro Godoy: Animales Salvajes

by • 30 abril, 2018 • Exposiciones, Galerías de arte, Madrid, PinturaComments (0)1467

¡Potestades y dominaciones! ¡Divinidades del cielo!: Ya que no hay profundidad que pueda contener en sus abismos nuestro vigor inmortal, por mas que estemos caídos y oprimidos, no considero todavía perdido el cielo para nosotros.
El Paraíso Perdido – Milton

En el tradicional paseo inaugural por la 34ª edición de la feria ARCO en el año 2015, entre el aturdimiento y la saturación de estímulos, casi como un eco, desde el interior del stand de la galería Yael Rosenblut resonaba poderosamente el trabajo de José Pedro Godoy (Santiago de Chile – 1985). Desde el pasado 11 de abril podemos disfrutar por segunda vez en Madrid del extremado, colorista y personal trabajo del chileno en La Fresh Gallery.

Si tratamos de establecer una ruta visual por su obra, esta transita de manera perpendicular, se entronca y se inscribe plenamente en la ‘Historia’, con mayúsculas, del arte chileno. Un recorrido que atraviesa las pinturas corporales de los indígenas Selk’nam; los dibujos de plantas y animales del naturalista Claudio Gay (1800-1873); el colorido y la Joie de vivre de Fernando Álvarez de Sotomayor (1875 – 1960) o el superrealismo del inmenso Claudio Bravo (1936 – 2011).

Su discurso estético no puede entenderse en su plenitud fuera del marco de la propia historia y cultura chilena, marcada a fuego por la influencia desde el siglo XVI de la Compañía de Jesús. Religión, manierismo y barroco; espiritualidad, exceso y saturación. El trabajo de Godoy se reconfigura desde ese proceso básico a la hora de encontrar una identidad que pasa, tras un forzoso periodo de ruptura, por el retorno a las raíces. Podemos hablar una vez mas de un eficaz sincretismo que eleva su trabajo a un lugar completamente nuevo y particular.

El ascetismo de sus imponentes ‘paisajes con figuras’ destilan escenografía y teatralidad. Los ejercicios espirituales, entendidos como una intencionada búsqueda del alma de las cosas a través de la naturaleza, conviven con el porno gay, las telenovelas y el exceso contemporáneo. El sentimiento camp, como queda patente en la excelente hoja de sala de la exposición, apela directamente a lo bidimensional. Partiendo de la perspectiva de Susan Sontag, hablamos de una doble interpretación de la realidad, de la dualidad/confrontación de lo natural frente a lo artificial, de la exaltación del doble sentido.

José Pedro Godoy

Algunas de las piezas, mediante la extrema potenciación del color y la composición, alcanzan momentos de inusitada abstracción que nos invitan a perdernos en su interior. Generan una ruptura de la mímesis propiamente dicha en favor de valores de forma puros. La alternancia de formatos también otorga dinamismo a ese flujo creativo que se detiene en la inmediatez de las pequeñas piezas de cámara o se expande en la compleja elaboración de los enfáticos formatos murales.

José Pedro Godoy

Existe sin duda en la producción del artista un compromiso con el cuerpo y con la manifestación de sexualidades que pueden ser normativas o no. Genera transgresión y potencia identidades ‘otras’ desde la exaltación del erotismo y la sensualidad. Nos indica con inequívoca voluntad como sin duda el amor y el deseo, en cualquiera de sus manifestaciones, son irremediablemente el motor del universo. Quizás, sin ser demasiado conscientes, esté ese nuevo paraíso aquí y ahora.

John Milton – El Paraíso Perdido – Ed. Cátedra – Madrid – 2005

Artista: José Pedro Godoy
Fechas: Hasta el 4 de mayo de 2018
Lugar: La Fresh Gallery, Madrid

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *