Peter Doig y “studiofilmclub” en el CAC

by • 9 mayo, 2017 • Centros de arte, Málaga, PinturaComments (0)872


El Centro de arte Contemporáneo de Málaga acoge la exposición “studiofilmclub” del artista escocés Peter Doig. La muestra, comisariada por Fernando Francés, transforma el espacio en una antesala de cine, donde podemos ver 166 carteles de películas que Doig realizó, entre 2003 y 2015, para su cineclub en Trinidad y Tobago.

Peter Doig

Doig cuenta que el proyecto comenzó como una casualidad, en el cineclub iba a proyectar Orfeu Negro (1959, Marcel Camus) y para darle publicidad, reutilizó una pintura que había comenzado tiempo atrás, donde aparecía una figura humana reflejada en el agua, inspirada en el LP de Duane Allman: An Anthology, 1972, donde en el desplegable de su interior, se observa una canoa en un lago con todos los componentes del grupo en ella.

El artista se fijó especialmente en el batería Jaimoe, el único componente de raza negra, a quién retrató solo en una canoa. Esta imagen, le recordaba al momento en el que el director Jean Cocteau grabó a Jean Marais reflejado en el mercurio, en su versión del Mito de Orfeo: Orphée, 1950, así que decidió incluir de una manera ruda el título de la película Black Orpheus con la fecha y hora (es de los pocos que la tiene) y lo colocó como reclamo en la pared.

En el edificio estaban trabajando otros artistas, y quiso exhibirlo, con una única intención, propagandística, y con un fin, desechable. Realmente no les importaba la afluencia de público, lo realmente transcendental era que los espectadores disfrutasen. Esta pintura, que forma parte de la muestra, expone uno de los recursos iconográficos que le dieron la fama al artista, la canoa. Sin duda, sus obras más conocidas en las que se aprecia este tipo de barca son: White Canoe, 1990-91 que alcanzó en subasta la cifra de 11.2 millones de dólares, el pasado 2013 o Swamped, 1990 vendida por 25.9 millones de dólares en 2015, convirtiéndose así en la pintura mejor pagada a un artista europeo en vida.

Peter Doig

Durante una carrera artística que se prolonga ya casi tres décadas, Peter Doig se basa en un estilo ingenioso, una extensa paleta y en imágenes sugerentes que contrastan de forma clara e intencionada con el arte conceptual, asumiendo en sus personajes y paisajes una extensa variedad de referencias histórica-artísticas, a pintores impresionistas, postimpresionistas y expresionistas. Es el caso de Claude Monet, Edvard Munch, Gustav Klimt y Hopper en cuanto al elaborado trabajo cromático que realiza, el cuidado de las texturas de sus óleos y la exploración de todas las posibilidades expresivas de la pintura. Además, personalmente, Doig ha asumido las obras de Roger Brown y Paschke como fuentes de inspiración.

El cine tiene gran capacidad narrativa, frente a la pintura que debe escoger solo un instante decisivo, de ahí la importancia de los carteles que anuncian las películas, ya que tienen que condensar toda la información del film. Colgados frecuentemente a gran altura, los carteles más famosos en la Historia del arte, los de París de finales del siglo XIX, necesitaban colores vivos e imágenes llamativas para atraer la atención de los transeúntes. En 1891, el primer cartel de Toulouse-Lautrec, “Moulin Rouge”, elevó el estado del cartel a la categoría de arte.

Peter Doig (Edimburgo, 1959) se trasladó siendo niño a la isla de Trinidad y más tarde a Canadá, donde pasó la mayor parte de su juventud. En 1979 cambió su residencia por Londres donde permanecerá hasta 2002 cuando regrese a Trinidad y abra un cineclub junto a Che Lovelace en el 2003, donde actualmente vive y trabaja. Ubicado en una antigua destilería de ron, el también artista Che Lovelace y Peter Doig decidieron mostrar al público trinitense películas a las que no habían tenido acceso, filmes que los artistas consideraban capitales, bien por su temática o bien por ser cercanas a los ciudadanos de Trinidad y Tobago. El studiofilmclub proyectaba películas de manera semanal, todos los jueves, siempre de manera gratuita. Los espectadores podían comentar sus opiniones durante las proyecciones, y debatían sus impresiones al finalizar, siempre en un ambiente relajado donde en ocasiones se podía disfrutar de aperitivos y hasta de música, más enfocado a un club que a un cine, aunque su esencia fuera esta última. El studiofilmclub cesó su actividad en 2011, aunque de manera puntual realizan proyecciones especiales en colaboración con el Trinidad + Tobago Film Festival.

La exposición se ha realizado en colaboración con la galería Michael Werner, la Colección Ringier y la Colección Viehof.

Fechas: Hasta el 25 de junio de 201
Lugar: CAC, Málaga



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>