Reflexiones sobre el sistema artístico español 2016

by • 27 diciembre, 2016 • EntrevistasComments (0)3040


El sistema de arte español sigue su curso, a pesar de las condiciones adversas a las que artistas y demás agentes del sector deben enfrentarse. Durante todo el año hemos charlado con diferentes creadores para que nos contasen su visión sobre el sector artístico español.

sistema artístico español 2016

Conceptos como precariedad, crisis, inestabilidad se repiten por los artistas, en un país en el que no se da la importancia necesaria a las actividades culturales y que continúa menospreciando el trabajo realizado en el sector cultural. Jennifer Virginia Rotter nos contaba: “La cultura todavía no ha llegado a tener un nivel tan alto e importante como, por ejemplo, la economía. Las actividades culturales parecen ser un pasatiempo, un pasárselo bien. No las vemos con la importancia que tienen. La cultura y las artes nos humanizan de manera que nos hacen entendernos, nos abren la mente y facilitan que podamos seguir viviendo y conviviendo con esa faceta de ‘máquina’ que, cada vez más, ocupa nuestro interior en la sociedad contemporánea. Desde luego, me da la sensación de que, en España, si no has llegado al Reina Sofía, no mereces ser remunerado. La cultura alternativa se bonifica con una sonrisa.”

Imprescindible un cambio en el sistema educativo, la artista Olga Diego nos decía: “Pienso que el arte interesa poco (comprensible cuando hay necesidades más básicas sin cubrir), pero estoy convencida de la extraordinaria capacidad que tiene el arte para tomar la actualidad, fermentarla y devolver nuevas visiones que nos ayuden a mirar de otra manera la realidad.

La interacción o propuesta participativas pueden ser una buena herramienta para ello, pero el problema viene de largo. Es más fácil entender y disfrutar del arte contemporáneo cuando se aprende mediante el acceso a él desde la educación por ejemplo. La cultura artística es algo que se cultiva poco a poco. Esto nos da la base para captar, descifrar y disfrutar de las obras actuales. Aunque también veo que el interés y el entendimiento de la sociedad hacia el arte es cada vez es mayor.

Yo misma con mi obra, sé que hay piezas que son accesibles a todxs pero otras que resultan de difícil lectura para el público no especializado. Aun así las concibo y creo con la idea de ser mostradas a todxs, ya que el arte no puede ser un ghetto y autoalimentarse de espaldas a la sociedad. Además, el arte debe ser de todxs y para todxs.”

Sobre la precariedad y dificultades a las que se enfrentan los artistas nos contaba Roberto López MartinLa crisis nos afecta a todos, esas inversiones que deberían haber en cultura son muy poca o no las hay. Además hace que exista una precariedad a nivel profesional, porque no te permite trabajar de tu profesión y encima las galerías al final, como cualquier negocio, tienen que subsistir y apuestan por un valor seguro; por lo que el cuello de botella se estrecha fagocitándonos unos a otros. Pero no todo es malo, poco a poco las cosas están cambiando, plataformas o comisarios valientes e independientes apuestan y se aventuran por explotar nuevas tierras y dar oportunidad a artistas que son más valorados fuera de nuestras fronteras que en nuestro propio país.”

Por su parte, el fotógrafo Alberto Feijóo nos decía “La precariedad y la inestabilidad es enorme y te hacen vivir al día. A mí nadie me garantiza que dentro de un par de meses me pueda seguir costeando la vida en Madrid y lo más grave de todo es que esa precariedad afecta al trabajo, a sus ritmos y requerimientos. Se puede vivir si haces muchas cosas a la vez. Nos hemos visto abocados a diversificarnos hasta el extremo y afrontar el trabajo desde diversos puntos de vista, ya sea trabajando para clientes, para medios, impartiendo clases, sin descuidar la financiación de proyectos y búsqueda de ayudas para poder sostener tu trabajo personal que se supone que es prioridad. Por otro lado, el sector del arte es un estado de excepción cuando se habla de honorarios, obligaciones y derechos laborales.”

Es esencial recalcar el papel de las creadoras en nuestra comunidad artística. Artistas como Rosalía Banet nos relataba: “Es muy duro ser mujer en el mundo del arte, resulta muy frustrante toparse con la barrera invisible del machismo, sobretodo porque parece existir un maquiavélico mecanismo por medio del cual, hagas lo que hagas, siempre es en tu contra, si no protestas, mal porque tragas y sufres, y si protestas peor porque te cierras puertas. Para mí, no hay ninguna duda sobre la diferencia de oportunidades entre hombres y mujeres ni en la sociedad, ni más específicamente en el sector del arte, aunque en este segundo me cuesta más entenderlo, porque se presupone es un mundo más abierto y tolerante, un espacio para las libertades, pero…

Laura Mema añadía: “Vamos a pasos muy lentos. Siguen existiendo multitud de mujeres tapadas en la historia del arte a las que no se les da la mínima importancia. Permanece la posición elitista del hombre, desde la antigüedad hasta el día de hoy en el arte contemporáneo. Es un trabajo muy lento y, si es verdad que poco a poco se va revalorizando el papel de la mujer, igual que en todos aspectos de la sociedad. El arte no difiere mucho del resto, la política, etc.

Es necesaria una labor de re-descubrimiento. La historia del arte está plagada de mujeres artistas que permanecen ocultas, y salen a la luz gracias a gente que se toma el trabajo de hacerlo de manera específica.”



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>