Sin prejuicios. Sonia Blanco expone en Cincómonos Espai d’Art

by • 6 junio, 2014 • Barcelona, Exposiciones, Galerías de arteComments (0)2042


Galería de arte. Escuela de Teatro. Café. Teatro“. Acabo de entrar en Cincómonos Espai d’Art, espacio que, como podrá deducir el lector, traspasa claramente los límites del concepto más tradicional, estándard, de una galería de arte. Seducida por la curiosidad, y tras echar un primer vistazo a su interior, me acerco a los tarjetones que se encuentran repartidos en una repisa, entrando a la izquierda: el programa de diversas obras de teatro, otro sobre la escuela de teatro ubicada en Cincómonos, y el flyer de la exposición de la artista interdisciplinar Sonia Blanco cuya inauguración va a tener lugar en una hora. Claudia Salinas, comisaria de la exposición, me ha concertado un encuentro con ella justo ahora, a las 19h.

Antes de continuar, considero que debo hacer una aclaración. Hace ya algún tiempo leí un post sobre una exposición en el Caixa Fòrum de Barcelona en el blog Semíramis en Babilonia, en el que su autora, Semíramis González, apuntaba que para redactar el mencionado artículo se había visto obligada a replantearse, por expresarlo de algún modo, su enfoque a la hora de escribir. No puedo evitar pensar que a mí me ha ocurrido algo similar. Supongo que, como muchos artistas comentan, el estilo de los bloggers, críticos de arte, periodistas culturales y tantos otros profesionales del ámbito artístico y cultural, también cambia en función del tema sobre el que se disponen a escribir: el artista, las obras, y, en el caso concreto de este post, del espacio en el que pueden observarse sus obras, Cincómonos Espai d’Art. Desde un primer momento me invade una agradable sensación de calidez. Es, sin duda alguna, un espacio acogedor.Claudia Salinas sale a mi encuentro enseguida. Me ha facilitado todo lo que necesito: la nota de prensa, imágenes de las obras, la posibilidad de hablar con la artista. No recuerdo, pero, haber visto el título de la exposición: “No tiene”, me contesta Claudia. Me sorprende … hasta cierto punto, pero algo me decía que la exposición que iba a ver la tarde del 27 de Mayo sería diferente. Y mi actitud, mi predisposición, también lo son. Por este motivo he titulado este artículo “Sin Prejuicios”. Un reflejo de mi actitud que ahora plasmo en estas líneas.

Sonia Blanco llega a Cincómonos Espai d’Art prácticamente a la hora acordada. Empezamos a hablar; había decidido no traer preguntas de antemano, sencillamente que la conversación fluyera. Sí, voy tomando notas en mi cuaderno, pero sólo porque soy muy consciente de que de este modo podré entender mejor su concepto del arte y la exposición, contribuyendo de este modo a su difusión.

Tras casi una hora de agradable conversación, la selección de veinte piezas que pueden observarse en Cincómonos empiezan a encajar y a cobrar sentido como si se trataran de las piezas de un puzzle recién acabado. Pintura, dibujo, videoarte y una instalación de barro. Una exposición, en consecuencia, que abarca diversas disciplinas, como la formación de Sonia Blanco: pintura, teatro, diseño de interiores e industrial, fotografía. Incluso la artista apunta la performance: de hecho, la exposición en sí se presenta como tal, como una explícita invitación a que el público interactúe con ella, desde el mismo momento en que salen de sus hogares para acudir a verla. Como ya hemos apuntado, la exposición no tiene título, ni una temática común: “cada obra es un mundo por sí misma”, según Sonia Blanco.Sus pinturas, de dimensiones considerables – 90 x 70cm, 100 x 80cm en algunos casos -, que plasman con enérgicas pinceladas a la figura humana en tonos blancos, negros, grises; dibujos realizados con tinta, algunos de temática abstracta, y una videoinstalación cuya voz en off y su música acompañan al espectador mientras recorre la exposición. La artista me ha explicado con detalle el laborioso proceso de ésta última: la videoinstalación es el resultado de la esmeradísima composición de miles y miles de fotografías que ha realizado durante meses, como si tratara de un plano, de una secuencia de imágenes de la mente. La mente de la artista, que recorre la ciudad, pero también la naturaleza. La mente de Sonia Blanco, que asimismo plasma en este formato a la figura humana.

Antes de marcharme, me acerco a la instalación de barro compuesta por pequeños cilindros a lo largo de una repisa situada en medio de Cincómonos. La intención de la artista es que el público interactúe con ella, que toque las piezas, que las cambie de sitio. Ya lo están haciendo desde hace un buen rato, y es realmente interesante observar cómo se ha ido transformando la disposición inicial. Me dejo llevar por mi intuición y, sutilmente, coloco algunas piezas dibujando en la repisa una sonrisa. La misma que esbozo cuando salgo de Cincómonos. La misma sonrisa que me acompaña de regreso a casa. La misma sonrisa con la que estoy redactando estas líneas, sin prejuicios.

Sonia Blanco. Cincómonos Espai d’Art. Del 27 de Mayo al 27 de Junio.



Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>