Wolfgang Tillmans: 2017

by • 26 abril, 2017 • Exposiciones, Fotografía, LondresComments (0)1375

Han pasado casi 19 años desde que Rafael Doctor, a la cabeza del Espacio Uno del Museo Reina Sofía, presentara Fruicciones de Wolfgang Tillmans (Remscheid – 1968). Ya entonces estaban presentes los modos, intereses y actitudes que se convertirán en las claves de todo su trabajo posterior.

Tillmans

Desde aquel momento hasta hoy, el proceso de legitimación que comenzó en 2003 con la exposición if one thing matters, everything matters en la TATE Britain, culmina con la actual retrospectiva realizada por la TATE Modern y supone la consagración definitiva del artista Alemán.

La muestra, que recoge trabajos realizados desde 2003 hasta la actualidad, pone de manifiesto una vez más (no es anecdótica su amistad con Hans Ulrich Obrist) el interés por el espacio expositivo como parte integrante de su discurso.

Wolfgang Tillmans

Si algo ha sucedido en este tiempo en la obra y en lo personal de su trabajo ha sido la sublimación de aquella inicial joie de vivre en favor de un tránsito hacia la adopción de un compromiso social que pasa inevitablemente por lo político.

Para Tillmans la sentencia ¿Qué es bello? No es una pregunta universal, es una pregunta política. Alejado de los discursos de McGinley, de Clark o Walter Pfeiffer, reniega de toda voluntad documentalista o estetizante, en favor de una evidencia vitalista.

Wolfgang Tillmans

Si existe una constante a lo largo de su obra, si podemos encontrar un punto de conexión común, este sería por encima de narrativas auxiliares, su modo de hacer patente nuestro inconsciente sometimiento a la tiranía de las imágenes y el radical cuestionamiento del estatuto de lo visible y por extensión, de la realidad en si misma.

Wolfgang Tillmans

Las estrategias que para ello utiliza pasan por:

* La puesta en valor de los medios de producción ante la obligada necesidad de significación que alcanza sus máximas cotas autorreferenciales en series como ‘Blushes’ o ‘Paper Drops’ ¿por qué una fotografía siempre tiene que representar algo?

* La eliminación de la jerarquía, en tamaños o temáticas. Cada pieza debe funcionar por si misma y debe ser el espectador quien aplique su filtro, quien decida lo que para él es más relevante.

* La concepción objetual del evento fotográfico con la que mediante el uso de la fotocopia por ejemplo consigue activar un simple pedazo de papel, cargarlo profundamente de significado.

* El valor polisémico de cada pieza. Sus piezas siempre han mostrado mas de una realidad, cada fotografía es más de una cosa a la vez. ¿Un trozo de papel con pigmentos grises o una sensual nuca rapada? Como la vida, la fotografía esta compuesta de diferentes capas simultáneas.

Wolfgang Tillmans

Este posicionamiento es el vehículo que le llevará a interrogarse acerca del grado de realidad de lo visible y sobre todo de los índices de verdad. Con la serie ‘Truth Study Centers’, iniciada en 2005, a modo de vitrina de mueso de ciencias naturales, disecciona las grandes verdades de los fundamentalismos religiosos, de la farsa del poder o de los dioses de la economía mediante la yuxtaposición como método.

Abrir una ventana a lo íntimo siempre lleva implícito el acto de resistencia que supone la propia exposición. Tillmans reflexiona sobre por que es aceptable mostrar a dos hombres matándose y no lo es mostrarles besándose. Desde lo personal a lo general, plantea la experiencia como un lugar extraño, terreno para lo asombroso y lo fantástico y casi con un gesto pueril pero tremendamente intenso, como si de un pequeño juego se tratara, fotografía todas aquellas cosas que le gustan, y todas aquellas que no.

Artista: Wolfgang Tillmans
Fechas: Hasta el 11 de junio de 2017
Lugar: Tate Modern, Londres
Imágenes:
1- Wolfgang Tillmans – Collum 2011 © Wolfgang Tillmans
2- Wolfgang Tillmans  – Paper drop Prinzessinnenstrasse 2014 © Wolfgang Tillmans
3- Wolfgang Tillmans – Astro crusto, a 2012 © Wolfgang Tillmans
4- Wolfgang Tillmans  – Iguazu 2010 © Wolfgang Tillmans
5- Wolfgang Tillmans – The Cock (Kiss) 2002  © Wolfgang Tillmans

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *