«MOTOR» de Samuel Ortí y Nelo Vinuesa en Aural

by • 25 marzo, 2011 • Alicante, Escultura, Exposiciones, Galerías de arte, InstalaciónComments (0)2868

Del 26 de marzo al 7 de mayo de 2011. Galería Aural, Alicante.

Con motivo de su primera exposición individual en la Galería Aural, Samuel Ortí (La Coruña, 1977) y Nelo Vinuesa (Valencia, 1980), han creado una serie de piezas mecánico-sonoras en las que a través del juego se reflexiona acerca de lo simbólico, la ficción, la ilusión y el azar, como método de investigación sobre la sociedad, la tecnología o la misma idea de arte.

“Artefactos voladores y todoterreno, máquinas juguete, una instalación mural y una proyección audiovisual, trazan un itinerario donde se introducen aspectos como el movimiento o el sonido, con la intención de establecer equivalencias abstractas y plásticas que representen emociones o sentimientos. A su vez, el desenfadado cromatismo, la síntesis de las estructuras a través de la geometría, la reinterpretación del objeto encontrado y la relación entre lo primitivo y lo mecánico, completan la imágen de una escultura híbrida donde se desdibujan las jerarquías entre lo “noble” y lo “innoble”. Madera, piedra y metal, materiales tradicionalmente relacionados con la escultura, se conjugan con  otros como  plástico, metacrilato, vinilo adhesivo y pinturas industriales, materiales cercanos a la estética de consumo y de lo efímero.

La activación de las piezas sucede a través de la acción (al igual que el juguete es activado por el juego), mediante pulsadores, interruptores y potenciómetros, el público acciona libremente los diferentes dispositivos (mecanismos, circuitos sonoros, leds…), de este modo se pretende generar un espacio interactivo en el que la participación e intuición del espectador juegan un papel fundamental para completar la narración.

En dichas obras, esencialmente cinéticas, conviven referencias al futurismo o la patafísica, pasando del readymade al objeto surrealista, del pop al ensamblaje. Este collage multirreferencial permite a Ortí y a Vinuesa construir un universo mágico en el que revalorizar la actividad lúdica como fuente creativa del arte, un espacio repleto de máquinas imposibles, vehículos que con cierta ironía evocan la superación de las barreras de lo lógico y lo humano”.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *