¿CON CUANTAS PIEDRAS SE HACE UNA BALSA? Rodrigo Oliveira

by • 31 julio, 2012 • Exposiciones, Galerías de arte, Instalación, SantanderComments (0)3215

Del 12 de julio al 15 de septiembre 2012. Galería Nuble, Santander.

La galería Nuble nos trae la primera exposición individual de Rodrigo Oliveira (Sintra, 1978) en España. Una muestra está basada principalmente en la instalación caracterizada por intervenciones específicas para la sala.

¿Con cuántas piedras se hace una balsa? es el título que el artista ha elegido para su nuevo grupo de obra. Está tomado de una conocida expresión brasileña que usa la palabra “palo” en vez de “piedra” y que se usa como muestra de valor y desafío: “Te enseñaré con cuantos palos se hace una balsa” – una simple promesa de responder a un desafío – y no cabe duda de que el reto es algo que llevan grabados adentro las nuevas obras creadas por Oliveira. Grandes esculturas de yeso que recuerdan a alegres colchonetas inflables o – si se quiere – balsas, realizadas en tamaños y formatos diferentes que después cubre con una capa de cemento, para finalmente aplicar a cada una un tensor de diferentes colores, transmitiendo la sensación de que las esculturas hayan estado sometidas bajo algún tipo de tensión.

Al observar este nuevo grupo de trabajo, uno puede fácilmente regresar al ensayo `Notes on sculpture´, escrito en 1966 por Robert Morris, y ver la conexión con la práctica de Oliveira, que va más allá de las esculturas minimalistas a las que Morris se refería como arte Proceso o Anti-Forma, cuando empezó a introducir lo indeterminado y lo temporal en el proceso artístico, un trabajo que depende de la circunstancia y del escenario en el que es percibido, dando la vuelta a la noción de la obra de arte como algo independiente en y de sí mismo.

Su práctica artística está entrelazada con una mezcla de referencias – desde Corbusier y la arquitectura modernista en la adaptación de los modelos de materialización y objeto; hasta la gracia y la animación propia de la cultura, la música y el estilo de vida latinoamericano; y una influencia social y política que se añade debajo de los colores fuertes usados a lo largo de su trabajos – esto puede verse en muchas de sus obras, como en la serie en curso Square (Monopólio); en las diferentes versiones de esculturas en las que cajas de cerillas son ensambladas y situadas encima de una estructura que recuerda a viviendas sociales, como en Ca(u)sas; o también en su Directório Espacial ( Spatial Directories), donde la obra cual lienzo toma la forma de un plano de una vivienda – y refiriéndose directamente a las obras – ensambladas recuerdan a islas flotando a la deriva.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *