¿Es la memoria un cazador furtivo? Alberto Corazón en la Galería Marlborough

by • 4 febrero, 2014 • Centros de arte, Dibujo, Escultura, Exposiciones, Galerías de arte, Instalación, Madrid, PinturaComments (0)3832

Desde el 09 de enero de 2014 hasta el 08 de febrero de 2014. Galería Marlborough, Madrid

Alberto Corazón expone para la Galería Marlborough más de veinte acrílicos sobre lienzo de diversos formatos realizados en 2013: pinturas en general enérgicas y luminosas que exploran, simultáneamente, los límites del dibujo y del color.

El artista, que en los últimos años ha recurrido con frecuencia al género del bodegón, reconoce que el encuentro con la obra “Cesto con frutas” de Caravaggio en Milan el año pasado, ha sido una experiencia deslumbrante o como la define él mismo, una “experiencia del cazador furtivo”.

Francisco Calvo Serraller, autor del texto del catálogo de la exposición, comenta que en el trabajo de Alberto Corazón se ve una estrategia para “recobrar el auténtico estremecimiento de lo temporal, el peso de su pasar, la densidad de la memoria. Al final, en arte, todo se reduce al replegarse hasta alcanzar un máximo recogimiento“.

Nacido en Madrid en 1942, Alberto Corazón estudió Psicología y Económicas, estudios que combinó con los de dibujo y pintura que le llevaron a fundar junto con un grupo de amigos la editorial Ciencia Nueva, dirigiendo su carrera hacia el diseño gráfico.

Desde 1992, Corazón ha expuesto regularmente en galerías de Madrid y Barcelona, y durante el año 2002 ha sido el protagonista de una retrospectiva itinerante de sus pinturas y esculturas colocados en diferentes puntos de la geografía española. Un año más tarde formó parte del proyecto Arte Español para el Exterior y su obra fue expuesta en museos de Siria, Jordania e Irán.

Además de exponer en la Marlborough Gallery New York, destaca la antológica que le organizo en 2008 el IVAM (Valencia). La muestra, en la que se planteaba un recorrido por su obra desde 1968 a 2008, viajó posteriormente a diversas ciudades asiáticas, como Hanoi y Shangai.

Un año más tarde, el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid produjo la retrospectiva, “Alberto Corazón. Plaza Mayor y otros trabajos conceptuales de los 70”, y Caja de Burgos y el Cabildo de la Catedral le encargan una intervención específica para el Claustro Bajo de la Catedral llamada “Voces y signos”.

Las esculturas de Corazón están presentes en espacios públicos de ciudades como Madrid, Murcia, Alicante y Mallorca y su obra se encuentra en colecciones publicas, como en el IVAM o el Museo de la Ciencia (Madrid).

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *