‘Ventanismo’ de Joâo Mouro en galería Astarté

by • 4 abril, 2012 • Escultura, Exposiciones, Galerías de arte, MadridComments (0)2805

Desde el 28 de marzo hasta el 23 de mayo de 2012. Galería Astarté, Madrid

El pasado miércoles se inauguró la exposición Ventanismo del artista portugués Joao Mouro en la madrileña galería Astarté. En la muestra encontraremos las famosas esculturas-objeto, que el artista realiza a partir de elementos cotidianos y funcionales, que divide en diversos planos y que va expandiendo en distintos planos por el espacio.

A continuación os adjunto el texto que ha escrito Miguel Fernández- Cid para la exposición:

“Joâo Mouro (Faro 1985) ha elegido uno de los caminos más difíciles para trabajar: partir de materiales cuyo origen identificamos como fragmentos de objetos estéticos y funcionales, elaborar con ellos esculturas-objeto que nos ofrecen al tiempo su realidad y su imposibilidad, y hacerlo desde una escala intermedia, ajena a la evocación y al monumento. Esa escala le distingue de los herederos del collage histórico y de la escultura constructiva de los años 70 y 80, mientras su modo de construirlas piezas le descubre curioso, intuitivo y solitario.

Su acción como escultor consiste tanto en armar, construir un objeto como en desplegarlo en el espacio y abrirlo para dotarlo de dinamismo. Su modo más habitual es prolongar y fragmentar los espacios para disponer ventanas con las que dar vida al objeto, desde una ironía que tiene mucho de postdadaísta. Con un humor casi cáustico lo llama ventanismo, en claro guiño hacia el espíritu de cuando las vanguardias sabían ser colectivas y solitarias.

Lúcido y ágil utilizando recursos plásticos y soluciones que remiten a una arquitectura utópica o a un urbanismo vivido, de trazado solo en apariencia desordenado, la manera como hace crecer sus obras, fingiendo abatir planos en las que tienen un origen funcional más visible, o rompiendo la idea de estabilidad y simetría, están entre sus rasgos más atractivos. Como el aprovechamiento de las texturas y el color de los materiales reutilizados, su manera de abrir espacios, de crear cambios de percepción, de dar luz interior y dinamismo a las obras; la insistencia de proponer miradores, incitando a la curiosidad del espectador; o la constante recurrencia a lo cotidiano, incluso a lo hogareño. Formas de mostrar que la obra gira siempre sobre un taller que es, al tiempo, el espacio doméstico, diario, casi íntimo, lo que le confiere una sensación de esculturas habitadas, miradores en los que transcurre la vida.”

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *