“Alfonso Fraile – Antón Lamazares” inicia la temporada de la Galería Rafael Pérez Hernando

by • 20 septiembre, 2013 • Dibujo, Exposiciones, Galerías de arte, Madrid, PinturaComments (0)2813

Del 19 de septiembre al 18 de noviembre de 2013. Galería Rafael Pérez Hernando, Madrid

La Galería Rafael Pérez Hernando, inicia su temporada expositiva con la muestra Alfonso Fraile – Antón Lamazares. Con ella, la galería plantea un doble objetivo: por un lado, recordar los veinticinco años del fallecimiento de Alfonso Fraile y los quince del nacimiento de la galería con la exposición “Dulce Amor” de Antón Lamazares (1997), y por otro lado, subrayar la conexión de la obra de Lamazares de principios de los 80 con la obra y vida de Alfonso Fraile, sin duda, uno de los pintores más relevantes de su tiempo.

Alfonso Fraile (Marchena, 1930-Madrid, 1988) fue una persona fundamental en la historia personal de Lamazares, como así lo ha manifestado el propio artista en conversaciones con el director de la galería:

“-Alfonso Fraile fue una persona fundamental en mi historia personal. Era un solitario. Un solitario que vivía la profesión de forma muy intensa con una dedicación absoluta a la pintura. Un profesional en el mejor y el peor sentido de la palabra”. […]

“-Nos hicimos amigos de verdad en 1980. Él tenía cincuenta años y yo 26. Nuestra amistad se forjó con la pintura de por medio. Conocí su obra en la galería Theo en compañía de Laxeiro, también notable admirador de los trabajos de Fraile”.

“-Uno no puede elegir ni a sus hermanos, ni a sus padres, pero sin embargo, uno puede elegir a sus maestros. Llegué a Madrid y quise conocer a Alfonso Fraile. No había hecho Bellas Artes y quería aprender, por lo que me tenía que acercar a alguien al que apreciara y por el que tuviera un profundo respeto, tanto a su persona, como a su obra. Insisto, me acerqué a Fraile porque le admiraba. Cuando le conocí le dije que quería ir a su taller, necesitaba ver cómo trabajaba y él me respondió: “Pues ven cuando quieras”.

“-Nuestros encuentros eran para hablar de pintura. Su “dios” era Paul Klee. A nivel humano era un hombre ensimismado, exigente, cariñoso y con un gran sentido del humor. Tenía un alto sentido de la nobleza y era especialísimo en la manera de administrar su vida. Posiblemente todo esto se ve en su pintura”. […]

Amalia García Rubí, escribe sobre Antón Lamazares (Maceira, 1954), y su obra para el catálogo de la muestra:

Caprichos artísticos que, de entrada, podríamos definir como breves obras “de gabinete” por lo que tienen de libre invención y de cierta anarquía creativa. Se trata de una serie de dibujos en bolígrafo sobre cartón reciclado. Juegos arbitrarios, nacidos a base de impulsos casi inconscientes como los que nos arrebatan la “sensatez” cuando pintamos garabatos en el cuaderno de teléfono. Una obra íntima, introspectiva, producto del sueño o de la fantasía, que refulge a borbotones más allá de toda premeditación excesiva mientras encara la vida a bocajarro. Una obra al margen de filosofías redactadas que se expresa sin aviso previo y sin otro guía espiritual que el instinto sumido paradójicamente en la plegaria orante del místico o del asceta.

Alfonso Fraile – Antón Lamazares forma parte del programa APERTURA (Arte_Madrid).

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *