“Claes Oldenburg: los años sesenta” y la extravagancia de lo cotidiano en el Museo Guggenheim Bilbao

by • 21 diciembre, 2012 • Arte Urbano, Bilbao, Dibujo, Escultura, Exposiciones, Fundación, Instalación, MuseosComments (0)4091

Desde el 30 de Octubre de 2012 al 17 de Febrero de 2013. Museo Guggenheim Bilbao, segunda planta, Bilbao.

El pasado 30 de Octubre se inauguró la muestra itinerante “Claes Oldenburg: los años sesenta” comisariada por Achim Hochdörfer, conservador del Museum Moderner Kunst Stiftung Ludwig Wien (Mumok). Está patrocinada por la Fundación BBVA y cuenta con la colaboración de la Terra Foundation for American Art. Esta exposición, en la que se pueden ver unas 300 obras, se ha organizado conjuntamente entre  el Museo Mumok Viena y el Museo Guggenheim Bilbao. Se podrá ver, aparte de en los museos anteriormente mencionados, en el Museum Ludwig de Colonia, el Museo de Arte Moderno de Nueva York y el Walker Art Center de Mineápolis.

Aunque a Claes Oldenburg (Estocolmo, 1929) siempre se le ha identificado con sus obras de objetos cotidianos y de consumo a tamaños colosales realizados junto a su mujer Coosje Van Bruggen en los 80 y 90, interviniendo de manera definitoria en el espacio público, fue uno de los primeros en realizar performance. En esta muestra, se centran en su etapa menos conocida y más rompedora dentro de sus años tempranos, cercanos a la estética pop.

Oldenburg es la crítica al objeto como mercancía: siempre preocupado por el objeto industrial. Se ven obras como la instalación La Calle (The Street) con el que innovó en una nueva estética llamada el “pop urbano”, en la que utilizaba cartones viejos y maderas que unía por medio de cola o de cuerda, que representaban coches y transeúntes pintados de forma tosca al estilo grafitti. Estas imágenes bidimensionales mostraban su vida en el Lower East Side en 1956, dominada por la pobreza, el aislamiento y la falta de comunicación. Se mostró por primera vez en la Judson Gallery en 1960.

También se ven conjuntos como La Tienda que realizó en 1960 como sátira humorística de los bienes de consumo, disponiendo su estudio como si fuera un mercadillo en el que vendía sus esculturas a partir del invierno de 1961. Estas esculturas —realizadas con capas de muselina empapada en yeso, pintadas de colores brillantes, colocadas sobre estructuras de alambre, y de superficies toscamente acabadas—, se hacinaban en el escaparate de la tienda del artista. En la segunda edición, ya presentadas en la Green Gallery, se realizaron a tamaños colosales como “Tarta de suelo”.

Hay otro espacio en el que se ven series como “El Hogar” o “Los Monumentos” en los que se aprecia realmente la filosofía de Oldenburg en la que “El humor es la única arma para poder sobrevivir”. Realizada ya en Los Ángeles en 1963, se aprecia una transición temática desde La Calle, a La Tienda y El Hogar, centrándose cada vez más en la intimidad. Como ejemplo de la serie “El Hogar”: “Teléfono Blando (1963)”;  “Los Monumentos” están directamente relacionados con el lugar en el que se ubican, siendo una muestra de lo absurdo de la vida urbana y de la trivialidad a la que ello conlleva.

Una de las ideas más rompedoras de Oldenburg fue el “Museo Ratón” un museo en miniatura cuyo primer “edificio” fue creado en 1972 para la Documenta 5 de Kassel. Más tarde, junto con Coosje van Bruggen, el edificio del Museo Ratón fue construido sobre la planta de un Ratón Geométrico —dos círculos son las orejas, un cuadrado la cabeza y una forma fálica la nariz—. En su interior, una vitrina recoge 381 objetos que el artista ha coleccionado desde los años cincuenta como maquetas, objetos encontrados, pistolas de rayos, juguetes comprados, chucherías, artículos de broma, objetos kitsch e incluso esculturas realizadas por el propio artista. Muestra sus preocupaciones como lo son la creación artística, la inversión de la escala y la mutación de los objetos encontrados.

Se muestran también obras del artista nunca vistas como algunos dibujos y esculturas. Además, hay espacios educativos en los que se explica el proceso creativo de Oldenburg y Coosje Van Bruggen en las obras de los años 80, como son el “Barco Navaja” y Binoculares” de los 90, ambas obras con mucha ligazón a la Solomon Guggenheim Foundation.

Si queréis saber más no os perdáis el vídeo de presentación del artista y el comisario sobre la muestra.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *