“Iré” de Manuel Mendive

by • 21 mayo, 2014 • Centros de arte, Exposiciones, Madrid, PinturaComments (0)3312

Del 22 de mayo al 22 de junio de 2014. Sala Maruja Mallo-Centro Cultural Pérez de la Riva, Las Rozas-Madrid.

El próximo jueves se inaugura la exposición “Iré” del artista cubano Manuel Mendive (La Habana, 1944) en la Sala Maruja Mallo del Centro Cultural Pérez de la Riva.

La exposición, comisariada por Andrés Isaac Santana, reúne un conjunto de piezas que permiten hacer un viaje por las fuentes ancestrales de su iconografía e imaginario estético.

El título de la exposición “Iré” significa en lengua yoruba ‘un bien’, ‘una bendición’, la exposición toma este nombre porque se concibe como una celebración y una suerte poder contar con la obra de Mendive en el panorama artístico español, gracias a la colaboración de Carlos Delgado Mayordomo, Pedro Pinto, Raúl Valencia Moreno, Mendive Art Studio, Artizar Galería de Arte y el Ayuntamiento de Las Rozas.

El origen del trabajo de Mendive refiere una búsqueda casi obsesiva por descubrir, desde el misterio del arte, el enigma de la creación a partir de la energía y el impulso que emana de los orishas del panteón yoruba. Su discurso revela esa fuerza telúrica de espontánea fluidez en aras de explicar -en lo posible-, el propio concepto de identidad cultura. Elemento de búsqueda dentro del movimiento de rescate y revalorización de la cultura propiciada en los años sesenta en Cuba y que aún hoy recaba el interés de los intérpretes culturales más audaces. Todo ello supone un arduo intento por revelar lo cubano, impulsado por el propio proceso social. Mendive emergió con una poética bajo el sello de un poderoso lirismo, expresión de una sabiduría ligada a las raíces africanas en las que apresa, desde su entorno familiar, su medio y su historia. Al apropiarse de la magia y el mito presentes en la vida cotidiana de los creyentes, ha recreado su cosmos genuino y particular, donde se presentan los dioses en su relación con los mortales, pero no con los mortales actuantes en el mito yoruba original, sino hombres y mujeres concretos que pertenecen a un mundo contemporáneo. Su poética se conformó a partir de una percepción particular del legado de los ancestros y de su conocimiento de las tradiciones mágico-religiosas afrocubanas. Su pintura asimiló los mitos de la Regla de Ocha o Santería, cuyo espíritu subyace con fuerza en sus motivos artísticos. Desde su entrenamiento teórico y práctico Mendive se apropia de la imaginería del panteón yoruba, de sus ceremonias y símbolos, propios del culto, y desarrolla el proceso creativo a partir de los rituales. Este vínculo con la creencia religiosa deviene en su obra estrategia simbólica, que le permite abrirse a amplios mecanismos expresivos, con una estética que busca la reflexión artística a partir de la experiencia vital. Es, por fuerza, una de los más respetados embajadores de los discursos y las políticas estéticas de signo y dimensión pos-colonial.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *