“Robert Mapplethorpe. Obras de 1980 a 1989”

by • 28 mayo, 2013 • Exposiciones, Fotografía, Galerías de arte, MadridComments (0)3086

Del 23 de mayo al 19 de julio de 2013. Galería Elvira González, Madrid

La madrileña galería Elvira González presenta, dentro del marco del Festival Off PhotoEspaña 2013, la exposición “Robert Mapplethorpe. Obras de 1980 a 1989”, que recoge una selección de 32 obras realizadas por el fotógrafo norteamericano durante la última década de su vida.

En la muestra encontramos dos grupos temáticos, el primero dedicado a fotografías inspiradas en el cuerpo humano, sobre todo desnudos masculinos, así como retratos de Lisa Lyon, una de sus modelos habituales. La segunda sección está dedicada a fotografías de formas vegetales, animales y objetos que plantean juegos de luces y sombras.

La obra de Robert Mapplethorpe, uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX, se inicia en Nueva York a finales de los 60. Sus primeras fotografías de principio de los años 70, casi siempre en polaroid, captaban el entorno más cercano al artista reflejando un mundo underground de marcado acento homoerótico. Mapplethorpe también realiza collages con fotografías utilizando en ocasiones como soporte el lienzo con impresión fotográfica.

A comienzos de los años 80 se produjo un cambio en su obra, evolucionando hacia el refinamiento y la acentuación de la belleza clásica en sus imágenes. A esta época se deben sus desnudos masculinos y femeninos tratados como esculturas, retratos convencionales de artistas y personajes famosos, y naturalezas muertas con flores.

Aunque ocasionalmente trabajó con color, Mapplethorpe se entregó a la elegancia minimalista de la fotografía en blanco y negro. Asimismo, continuó ampliando los límites de la fotografía incorporando nuevos formatos y técnicas a su obra, desde fotografías en blanco y negro sobre placas de gelatina y plata hasta fotograbados, platinotipias sobre papel y tela y cibachrome con dye transfer.

 

Las flores de Mapplethorpe, al igual que sus retratos, están cuidadosamente dispuestas, combinando siempre formas curvas y fálicos tallos, mostrando así una cruda sexualidad. Sus juegos de luz y sombra en la composición relacionan la fotografía con el placer y lo erótico.” *

*Texto facilitado por la galería

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *