12ª Bienal de Cuenca. Ir para volver

by • 29 marzo, 2014 • Bienal, EcuadorComments (0)3147

Del 28 de marzo al 27 de junio 2014. Fundación Municipal Bienal de Cuenca, Ecuador.

La presente edición cuenta con 42 artistas y aproximadamente 100 obras expuestas, cuya procedencia es principalmente latinoamericana, y cuya distinción este año es la cantidad de obra multimedia que se ha presentado.

La Bienal de Cuenca apuesta una vez más por facilitar la visibilización de los artistas contemporáneos ecuatorianos, otorgando un premio económico a tres de ellos, y dando la oportunidad de conseguir el Premio París.

Durante los próximos meses, su desarrollo se extenderá a través de 6 sedes: Museo Municipal de Arte Moderno, Sala Proceso, Capilla del Museo de la Medicina, Colegio Benigno Malo, Salón del Pueblo, y,  Casa de los Arcos.

Además, no solamente se podrá disfrutar de la muestra expositiva, sino también de un programa heterogéneo que se compone de arte en vivo, talleres educativos, y conferencias.

La Bienal de Cuenca es considerada uno de los eventos más importantes en América Latina, dada su consolidación desde que se inició en 1987. Aunque originalmente fue concebida como una muestra pictórica, actualmente proyecta obra contemporánea de diversa índole.

En esta ocasión, a diferencia de la última edición, se ha apostado por un proyecto de comisariado único organizado por los curadores Jacopo Crivelli Visconti y Manuela Mosco. Como los propios responsables afirman, no se ha concebido como un único aislado si no como un todo entrelazado.

Concretamente el eje conceptual de esta duodécima edición, gira en torno a 4 temáticas: sistema-mundo, apropiación, medida y la reconsideración de la Historia, cuya inspiración se ha basado en la obra poética de Édouard Glissant. El poeta, a través de su obra ha expresado la problemática de un mundo en movimiento y continuo cambio, donde se establecen múltiples puntos de vista con respecto a nuestra visión del mundo, de ahí que esta Bienal no apueste por un único tema central en su práctica curatorial, si no que intenta que sea un encuentro abierto y plural. De tal forma encontraremos obras nómadas, trabajos que rescatan lo tradicional e histórico, y muestras que cuestionan y reflexionan sobre el tiempo y el espacio.

Así mismo, el título que se ha elegido para esta edición Ir para volver, hace un guiño a una expresión ecuatoriana que expresa una ausencia temporánea imprevisible, la cual hace alusión a ese estado de movimiento que mencionaba Glissant, y que representa la relación que se establece entre obra y espectador, como una comunicación de ida y vuelta que se genera entre ellos.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *