7 obras de arte contemporáneo para descubrir BienNoLo 2021, la bienal de Milán

by • 6 octubre, 2021 • Bienal, MilanComments (0)547

La semana pasada se inauguró la primera bienal de arte contemporáneo de Milán, BienNoLo 2021, que permanecerá abierta al público hasta el 10 de octubre con más de cincuenta artistas invitados y un intenso programa de performances y laboratorios relacionales. Una manifestación organizada gracias a la participación de los vecinos que han cedido espacios privados para la realización de obras públicas y la exposición de cuadros e instalaciones, muchas de las cuales se convertirán en patrimonio permanente de un distrito que, día a día, refuerza su carácter abierto y creativo. Ejemplo de ello son Be very happy! (2021), un mural de Maurizio Cannavacciuolo o la intervención del artista Enzo Umbaca realizada en una pared de un antiguo taller de cerámicas convertido hoy en un taller mecánico de automóviles.

Emprender un paseo urbano para descubrir las obras de arte que BienNoLo propone, significa entrar en contacto con aquel aspecto de nosotros mismos que no puede reducirse a la racionalidad. Parafraseando a Theodor Adorno “rechaza el principio de unicidad, omnipotencia y superioridad del concepto” para dar lugar al enigma, a aquel exceso que supera la lógica y define el arte. A continuación algunas de las obras expuestas en BienNoLo 2021.

Rebecca Agnes, Índice portátil #0, 2021. Fotografía de Fabrizio Stipari

Rebecca Agnes. Índice portátil #0, 2021

El proyecto Índice portátil #0 es una instalación diseñada para acoger a tres personas que dialogan afrontando temáticas ligadas a la proyección urbanística: desde la città ideale del Renacimiento, pasando por el modernismo y los complejos urbanos construidos en los últimos años. De hecho, Milán es un ejemplo perfecto de aquellas ciudades en las cuales el espacio público es inexistente. Durante los últimos diez años la ciudad, y en particular durante la administración del actual gobernador Carlo Sala (reelegido este último domingo con una participación menor al 40% de los votantes), se ha convertido en un conglomerado urbano en el cual la contaminación visual aumenta diariamente como si la ciudad fuera una gran vitrina de exposición destinada a vender productos de consumo masivo.

En Índice portátil #0, Agnes invita a arquitectos, paisajistas y artistas a reflexionar sobre la posibilidad-imposibilidad de crear un lugar «perfecto» para vivir en contraste con el ideal de un espacio colectivo en el cual no se cristalicen las jerarquías de poder.

Elena Bellantoni, Parole di pane, 2021

Elena Bellantoni. Parole di Pane, 2021

Parole di Pane (Palabras de pan) es un taller relacional con los habitantes del barrio realizado en colaboración con una panadería y su propietario dedicado desde hace años a la tarea artesanal de amasar y hornear. La artista propone a los participantes crear palabras, con la tradicional masa hecha con agua, harina y levadura, para después compartirlas en un rito fundamental, como el gesto de nutrir o alimentar. Las palabras se trocean y se consumen en una acción colectiva, mientras que la artista lee poesía.

Maurizio Cannavacciuolo. Be Very Happy, 2021. Fotografía de Fabrizio Stipari

Maurizio Cannavacciuolo, Be Very Happy (2021)

La intervención mural de Cannavacciuolo en el gran muro ciego de Via Marocco 10 se desinfla y moldea mediante el color y su repetición casi hipnótica. Mediante un proceso gestual, el artista conduce al observador hacia el infinito, en constante tensión. Una pintura sin esquemas ni patrones sobre una superficie libre de cualquier forma figurativa o icónica, una vibración de color. En el centro del mural una inscripción nos interpela: ¡Sé muy feliz!, inmersa en la totalidad de un mural en el que uno puede perderse y encontrar al otro en un espacio público que además alberga esta nueva obra de arte.

Loris Cecchini, Zigzag particles, 2021

Loris Cecchini, Zigzag particles (2021)

Una instalación aérea de dimensiones variables de módulos metálicos recibe al público en el nuevo espacio LORO de la Isla, un barrio adyacente a NoLo donde nace originariamente la primera edición de BienNoLo. La obra forma parte de una serie en la que la artista investiga el concepto de «modelo diagramático». Utilizando módulos de acero que diseñó y produjo industrialmente, crea instalaciones ambientales site-specific que se articulan mediante la concatenación de un solo módulo.

Mafalda Galessi, Organiera, 2021

Mafalda Galessi, Organiera (2021)

El encuentro entre lo sagrado y lo profano: el órgano, instrumento protagonista de la música sacra occidental y la cafetera que representa a la vida cotidiana. El verdadero cuerpo sonoro de la obra son los diecinueve tubos «alma» que, dispuestos en orden de gradación semitonal, crean un coro tímbrico. El agua hirviendo en la cafetera estilo Moka produce la presión necesaria para una curva sonora exponencial: desde una etapa inicial de silbido imperceptible hasta un excitado concierto de pájaros, cuya duración es directamente proporcional a la evaporación total del agua. La música y la realidad de lo cotidiano se reinventan y se resignifican.

Daniel González – Mylar Wall Retrospective, 2021. Fotografía de Fabrizio Stipari

Daniel González, Mylar Wall Retrospective (2021)

El Mylar es un material utilizado habitualmente para realizar las cortinas de los teatros de Broadway y para envolver caramelos gracias a su durabilidad y bajo costo. Permite además utilizar la luz como materia prima en la cual, señala el artista “Los reflejos se convierten en metáfora de nuestro mundo espiritual y material”.

Mylar Wall Retrospective celebra cada uno de los momentos de la vida creando además un espacio de libertad en el cual festejar sin constricciones el aquí y ahora como por ejemplo comer y beber, bailar y sentirse libre del deber, ser o aparecer. Con este mismo espíritu González ha presentado simultáneamente a BienNoLo un segundo trabajo. Se trata de una performance llamada Spalmato a Milano (2021) en un espacio cedido por la Agencia creativa Golab y situado en el centro de Milán. Los espectadores-invitados participan sumergiéndose en el espíritu creado por el artista para honrar la vida como una fiesta. En cada una de las habitaciones renacentistas (y replicando con ironía actividades dedicadas al placer o al entretenimiento), González resignifica el espacio doméstico y otorga un nuevo significado al término “confinamiento”.

Benedetta Mori Ubaldini y Roberta Savelli, Modern Pattern, 2020

Benedetta Mori Ubaldini y Roberta Savelli, Modern Pattern, 2020

Ambas artistas trabajan individualmente: Roberta es pintora y Benedetta escultora. Modern Pattern nació durante la pandemia y es el resultado del encuentro entre las dos artistas, sus disciplinas, su visión del espacio y la relación con el otro. La instalación Modern Pattern es un lugar de encuentro y de protección, una visualización de los rituales humanos a través de los cuales se tejen relaciones. Un lienzo que se convierte a la vez en escultura y pista de baile atravesada por acciones performativas improvisadas, un preludio de un final abierto al otro siempre cambiante. La obra está formada por una estructura repetitiva y casi abstracta realizada con cintas elásticas que invitan al público a participar y activar el espacio integrando, al mismo tiempo, la instalación.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *