Alexander Calder: Performing Sculpture

by • 23 diciembre, 2015 • Escultura, Exposiciones, Londres, MuseosComments (0)4420

La Tate Modern acoge la mayor exposición dedicada al artista Alexander Calder (1898-1976), uno de los artistas pioneros del siglo XX en la escultura cinética. La exposición, titulada Alexander Calder: Performing sculpture, reúne una selección de 100 obras en las que se hace evidente como Calder consigue convertir un objeto estático como es la escultura en una obra en continuo cambio y que puede ser experimentada en tiempo real.

Alexander Calder

Alexander Calder inicialmente se formó como ingeniero antes de asistir a cursos de pintura en Nueva York. Viajó a París en la década de 1920, donde desarrolló sus esculturas de alambre y en 1931 inventó el móvil, un término acuñado por Marcel Duchamp para describir los objetos motorizados de Calder.

En la exposición podemos ver los retratos realizados con alambres de artistas como Joan Miró (1930) o Fernand Leger, además encontramos representaciones de personajes relacionados con el circo, el cabaret y otros espectáculos de entretenimiento popular.

Alexander Calder

En 1930, tras una visita al estudio de Piet Mondrian, Calder comenzó a crear obras abstractas, tridimensionales, cinéticas y formas suspendidas de vivos colores. Entre las piezas expuestas encontramos Red Panel (1936), White Panel (1936) y Snake and the Cross (1936) que ejemplifican la continua experimentación del artista con las formas y el espacio y el potencial que tiene el movimiento para inspirar nuevas posibilidades escultóricas.

La exposición incluye una selección de sus más significativos móviles motorizados, como Black Frame (1934) y A Universe (1934) revelan los caminos en que Calder usó su formación como ingeniero y su fascinación por el dinamismo del cosmos. En 1932, las esculturas suspendidas de Calder comenzaron a moverse sin motor, impulsadas solo con ligeras corrientes de aire.

Alexander Calder

Calder reinventó las posibilidades de la escultura en paralelo con la evolución de las vanguardias en el teatro y la danza. Incorporó elementos de coreografía y sonido para cambiar principios fundamentales de la escultura tradicional, la creación de los móviles que repicaban y resonaban como la obra Red Gongs (1950), Streetcar (1951) y Triple Gong (1951).

La exposición se cierra con Black Window (1948), un móvil de gran escala de Calder que se muestra por primera vez en la historia fuera de Brasil, lo que demuestra cómo su arte en movimiento se volvió global después de la Segunda Guerra Mundial y llegó a servir como una metáfora visual de un nuevo y libre orden social.

Artista: Alexander Calder
Fechas: Hasta el 3 de abril de 2016
Lugar: Tate Modern, Londres
Créditos de imágenes:
1- Alexander Calder – Triple Gong c.1948. Calder Foundation, New York, NY, USA. Photo credit: Calder Foundation, New York / Art Resource, NY © ARS, NY and DACS, London 2015
2- Alexander Calder – Antennae with Red and Blue Dots 1953  Tate © ARS, NY and DACS, London 2015
3- Alexander Calder in his Roxbury studio, 1941 Photo credit: Calder Foundation, New York / Art Resource, NY © ARS, NY and DACS, London 2014

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *