Birimbao presenta los últimos trabajos de Gloria Martín

by • 4 febrero, 2020 • Dibujo, Exposiciones, Galerías de arte, Pintura, SevillaComments (0)928

El pasado viernes 17 de enero se inauguraba en la galería Birimbao (Sevilla) la exposición de Gloria Martín Montaño (Sevilla, 1980) ‘De varia commensuración’. La artista posiciona la propia pintura en el epicentro narrativo de la exposición, siendo la materia (en el amplísimo sentido de la palabra) a tratar (ídem).

Como hilo discursivo y título de la exposición: ‘De varia commensuración’. La obra con más trascendencia de Juan de Arfe y Villafañe (León, 1535 – Madrid 1603) y uno de los tratados artísticos más influyentes hasta mitad del siglo XIX: ‘De varia commensuración para la Sculptura y la Architectura’.

En la mayor parte de la historia del arte, cuestiones como la proporción o la escala han sido imprescindibles, una aspiración por la representatividad y por el estudio de la figura, que desde la Época Clásica hasta finales del s. XIX, hizo que las artes estuvieran íntimamente ligadas con las disciplinas científicas. De ahí la importancia del tratado ‘De varia commensuración para Sculptura y la Architectura’, un compendio de saberes donde se sistematiza los conocimientos arquitectónicos hasta el momento, se trata la geometría y la matemática, la medida del tiempo, la fisionomía animal y vegetal, la medicina, la anatomía humana, etc.

Gloria Martín Montaño toma como referencia aquel contexto, aquel interés del estudio de la figura y la representatividad, llevando a cabo un juego entre forma y substancia. El trampantojo (recurso utilizado frecuentemente por Martín Montaño) juega al engaño: la forma (la pintura como materia) parece ser substancia (realidad). En este caso, el juego entre lo representado y la substancia  es algo más complejo, ya que trasciende el estatismo de la figura y alude a lo procesual.

Es decir, Gloria Martín se remonta a aquel contexto (s.XVI – s.XIX) para apropiarse de aquellos procesos de producción y enfrentarse así a su trabajo actual (bien entrado ya el s.XX). Con aquella concepción casi científica, la artista persigue un proceso meticuloso y cuidadoso, una idea del dibujo y la pintura que se estructura en la observación, estudio, aprendizaje e investigación de la anatomía y la fisionomía de la figura. Dotando así al proceso creativo de un peso constitutivo (y nunca mejor dicho) en su trabajo.

En ‘De varia commensuración’ lo que se representa es precisamente esa concepción de la pintura y el dibujo, ese proceso de análisis, de búsqueda de la pulcritud. Una exposición que evidencia la continua evolución de Gloria Martín Montaño, que considerando la pintura (en sí y por sí) como médula de su trabajo, explora todos sus prismas y posibilidades.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *