Bruce Nauman. Estancias, cuerpos, palabras

by • 27 junio, 2019 • Escultura, Exposiciones, Málaga, MuseosComments (0)632

El Museo Picasso Málaga presenta Bruce Nauman. Estancias, cuerpos, palabras, una exposición de este artista cuyas innovadoras aportaciones giran en torno a su forma de entender el arte más como una actividad o un proceso que como una producción de objetos. Después de 25 años, ésta será su primera gran muestra en España.

Anillos de humo 2. Túneles concéntricos sesgados, no comunicantes, 1980. Aleación de aluminio con pátina negra. Museu Coleção Berardo.
© Bruce Nauman, VEGAP, Málaga, 2019

La obra de Bruce Nauman – con abundantes referencias a la música, la danza, la literatura y la filosofía- genera en el espectador reacciones asociadas a la provocación, el conflicto, la tensión, la desorientación o la angustia, a través de la implacable repetición del lenguaje y la forma.
Bruce Nauman. Estancias, cuerpos, palabras aúna casi un centenar de obras que dan cuenta de la pluralidad significante con la que trabaja este artista norteamericano, desde instalaciones arquitectónicas, esculturas, instalaciones, neones, vídeos, hasta dibujos y serigrafías, fotografías, entre otros.

Bruce Nauman (Fort Wayne, Indiana, 1941) ha pasado más de cincuenta años inventando formas para transmitir tanto los riesgos morales como la emoción de estar vivo. Utilizando una gran variedad de materiales y métodos de trabajo, revela cómo las experiencias mutables del tiempo, el espacio, el movimiento y el lenguaje suponen una base inestable para comprender nuestro lugar en el mundo. Para Nauman, hacer y mirar arte implica “hacer cosas que no quieres hacer especialmente, ponerte en situaciones desconocidas, seguir resistencias para descubrir por qué te resistes”. Su trabajo obliga al espectador a renunciar a la seguridad de lo familiar, manteniéndole alerta, siempre vigilante y recelando ante la posibilidad de ser seducido por respuestas fáciles.

La investigación es fundamental para Bruce Nauman y está presente como parte del proceso creativo, siendo por tanto una evidencia en obras concretas. En su trabajo se advierten influencias de la música contemporánea (John Cage), la danza moderna (Merce Cunningham) y la literatura nueva (Samuel Beckett). La Gestalt es la primera gran influencia destacada sobre el trabajo de Nauman, que se deriva de su interés por la fenomenología y el conductismo y que aplica a su indagación de la conducta humana enfrentada a situaciones desagradables o angustiosas. Otras influencias patentes en el trabajo de este artista se encuentran en el filósofo Ludwig Wittgenstein, por la crítica a la validez del lenguaje, su significado y su representación en obras como Violines/ Violencia (Violins / Violence, 1983); o el escritor Elías Canetti, por su estudio sobre la conducta de las masas en Presión corporal (Body Pressure, 1974) ; y también del escritor Samuel Beckett, por su desesperanzador destino del hombre, en su trabajo Maqueta para Habitación con mi alma afuera, habitación a la que le da igual (Model for Room with My Soul Left Out, Room That Does Not Care, 1984).

El arte de Nauman siempre ha desafiado la categorización. Acuarelas, letreros luminosos de neón, instalaciones de sonido, pasillos de video: alterna constantemente entre estas y otras posibilidades, sin conformarse nunca con un estilo de firma. Pero debajo de esta gran variedad, los temas cruciales persisten, siendo la desaparición uno de esos impulsos recurrentes en sus cincuenta años de carrera.

Los diversos elementos que componen el trabajo de Nauman, procedentes de espacios en apariencia tan dispares y herméticos como la filosofía, la prestidigitación o la coreografía, implican la adquisición o tentativa del control de la experiencia del espectador ante un evento, acción o situación. El artista propone acciones provocadoras de reacciones emocionales y físicas, e insinuaciones perceptivas psicológicas por parte del espectador, sustentado en muchos casos en la creación de cacofonías de imagen y sonido. El público deviene sujeto participativo ante una obra que siempre está en proceso de suceder, como se puede apreciar en Para niños (Für Kinder, 2010), o en Tortura de payaso (Clown Torture, 1987). El espacio, su ocupación, la arquitectura, sus límites, la ingeniería, su violencia, potencian en el conjunto de su trayectoria su interés por poner la atención en los mecanismos perceptivos y psicológicos fundamentales. Como afirma Neal Benezra, director del San Francisco Museum of Modern Art, Bruce Nauman “integra con éxito nuestra conciencia con nuestras sensaciones. En sus obras, hacemos aquello que vemos”, evidenciando el sometimiento del público ante los mensajes e imágenes impuestas.

Bruce Nauman rechaza la práctica fotográfica entendida como narración de imágenes a favor del registro documental como en las obras presentes en la muestra, fechadas entre 1966-1967/1970, Autorretrato como fuente (Self-Portrait as a Fountain), Pies de arcilla (Feet of Clay) o Comiéndome mis palabras (Eating My Words). Aunque inicialmente filma películas, el vídeo pronto se convierte en uno de los medios fundamentales en toda su producción, ya sea como soporte -visible en obras como Carne a blanco a negro a carne (Flesh to White to Black to Flesh, 1968) o en Violín afinado en re-mi-la-re (Violin Tuned D E A D, 1969) – o como elemento clave en instalaciones arquitectónicas y esculturas sonoras.

Bruce Nauman en el Museo Picasso Málaga

Con la selección de pasillos, neones, esculturas, videos, sonidos, instalaciones arquitectónicas, performances y obra en papel, la exposición en el Museo Picasso Málaga quiere pues dar cuenta del pensamiento y postura ética de Bruce Nauman. Su ironía y mordacidad están patentes en los juegos de palabras y en las relaciones que se establecen entre público, espacio y obra de arte. Co-comisariada por el profesor germano Eugen Blume, y por el director artístico del Museo Picasso Málaga, José Lebrero Stals, ésta será la primera exposición de gran formato de Bruce Nauman en España en los últimos 25 años.

La exposición en el Museo Picasso Málaga sale excepcionalmente del habitual espacio dedicado a las muestras temporales, distribuyendo una decena de trabajos de Bruce Nauman por otros espacios arquitectónicos de la pinacoteca. Así, en el característico patio de las columnas, podrá contemplarse la escultura Anillos de humo 2: Túneles concéntricos sesgados, no comunicantes (Smoke Rings: 2 Concentric Tunnels Skewed, Non Communicating,1980); en el yacimiento arqueológico la videoinstalación Tortura de payaso (Clown Torture, 1987), y en el patio interior los propios visitantes podrán ser partícipes de Presión corporal (Body Pressure, 1974), ya que estudiantes del Conservatorio profesional de danza Pepa Flores incentivarán la interacción con el público de lunes a sábado, desde las 12 h. hasta las 12.30 h. Otras obras, entre las que destacan instalaciones y videos del artista, se han ubican en diversas zonas de paso del museo.

Esta exposición del Museo Picasso Málaga ha contado con el asesoramiento y apoyo de los principales galeristas que han representado al artista, Sperone Westwater Gallery de Nueva York y la Konrad Fischer Galerie de Düsseldorf, marcando el énfasis en los vínculos del artista con Europa en un proyecto con obras procedentes mayoritariamente de colecciones públicas y particulares europeas. Destaca -por número de obras en préstamo- el soporte de la colección Friedrich Christian Flick de Berlin, y entre las colecciones españolas el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de la Junta de Andalucía; Colección “la Caixa”. Arte contemporáneo; Colección Bergé; Colección MACBA y Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. También museos europeos como Kröller-Müller Museum, Otterlo; Liebelt Collection, Hamburgo; Museu Coleçao Berardo, Lisboa; Staatsgalerie Stuttgart, o Tate, Londres. Así como los museos americanos The Art Institute of Chicago, Chicago; Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York; y The Sonnabend Collection Foundation, Nueva York, entre otras instituciones culturales, además de numerosas colecciones particulares. Con la colaboración de Obra Social “la Caixa”.

Fechas: Hasta el 1 de septiembre de 2019
Lugar: Museo Picasso Málaga

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *