CARLA CABANAS, “Saudades e lagrimas são o único lenitivo para a grande auzencia”. Carlos Carvalho Arte Contemporânea, Lisboa.

by • 17 enero, 2014 • Dibujo, Exposiciones, Fotografía, Galerías de arte, Lisboa, Portugal, VídeoComments (0)2496

La frase “Saudades e lagrimas são o único lenitivo para a grande auzencia”*, título de la última muestra Carla Cabanas es, ante todo, un punto de partida. Escrita en el frente de una antigua postal, aprovechando el espacio más claro de un paisaje, la Cascada Guegue de la isla africana de Santo Tomé,  se convertiría en una especie de obsesión para la artista.


Este documento es uno de los muchos entre los que Carla Cabanas indagó, rastreando viejas imágenes de las islas, para adentrarse en la memoria de una época y un lugar. En una segunda fase, a raíz de una residencia artística el pasado otoño, viajó a Santo Tomé y Príncipe para contrastar esos vestigios con la actualidad. Fue a partir de esta confrontación cuando decidió el modo en la que quería trabajar las imágenes que tenía en manos.

Del conjunto de esta experiencia resulta su serie de trabajos más reciente, compuesta por fotografía intervenida y vídeo. La exposición está organizada en hileras con un total de 35 fotografías, reproducciones de postales de inicios del siglo XX, retrato (y relato) de un país. Porque en esta serie en particular,  las postales atestiguan una Historia (fotografías de las roças** y de sus empleados) que convive con las historias personales (de distancia, amor, saudade) en ellas escritas.

Imágenes en las que Carla interviene con su propio gesto de dibujo, erosionando la emulsión fotográfica de la superficie.  Bisturí en mano, a veces sobrepone textos de distintos remitentes sobre las coloreadas postales. Otras, opta por poblar las escenas con abundante vegetación autóctona. Pues, tal y como la artista pudo comprobar en su reciente viaje, los edificios retratados en las postales se encuentran hoy rendidos al abandono, o más bien a merced de esa Naturaleza exuberante, que recupera el terreno perdido tras largos ciclos de explotación colonial.

Finalmente, nos topamos con dos vídeos que nos contraponen a planos fijos registrados en las islas, paisajes que se expanden en el tiempo mientras se desmoronan.

Ambos formatos inciden en el paso del tiempo sobre la memoria y nos confrontan con lo que queda, lo que permanece, lo que se erosiona y el olvido. Para Carla Cabanas (Lisboa, 1979) la imagen es archivo de la memoria, asumiendo que tanto una como la otra son provisionales, si no volátiles. Un rasgo reconocible en su obra es conservar el rastro de su paso por las imágenes. Pequeños pedazos de papel, arrancados a partir de ese proceso de dibujo-escritura incisivo sobre la fotografía, se sedimentan en la parte inferior de los marcos que protegen las obras. Un residuo de la memoria que se retira de lo que permanece pero no se descarta.

De manera similar a anteriores trabajos, Carla Cabanas se apropia de imágenes y palabras de un pasado difuso, las rescata del olvido y, sin omitir la impronta del tiempo, les concede otra (nueva) vida. Quizá el único alivio para la gran ausencia.

__

* Trad. Saudades y lágrimas son el único alivio para la gran ausencia.

** El sistema roças en Santo Tomé y Príncipe corresponde a  grandes plantaciones de café y cacao a principios del siglo XX dirigidas por compañías portuguesas y terratenientes.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *