“Cerca”, Rodríguez Silva en la galería Fernando Pradilla

by • 10 julio, 2015 • Exposiciones, Galerías de arte, Madrid, PinturaComments (0)2491

La galería Fernando Pradilla cierra su temporada con “Cerca”, exposición del artista sevillano Rodríguez Silva. Esta es la tercera ocasión que se muestra obra del artista en la galería, tras las exposiciones “¿Quién teme a un monocromo” y “Lenguajes en papel V”, su proyecto “Cerca”, comisariado por Iván de la Torre Amerighi, reúne un gran número de obras pertenecientes a las series Meridiano, En el borde, Acontece, entre otras, realizadas desde 2011 a 2015.

rodriguez silva

El trabajo de Rodríguez Silva se sitúa próximo a las estrategias expresivas que defienden la preponderancia de la materia sobre la forma, el protagonismo de la superficie y el relieve; que reflexiona sobre la esencia, los límites y la función de la pintura como práctica artística contemporánea dúctil, permeable, híbrida. La pastosidad y espesor del óleo y de los pigmentos que Rodríguez Silva consigue al extenderlos sobre placas de hierro y aluminio, propician ese efecto texturizado de surcos irregulares y superficies lisas que confieren a su trabajo una marcada propiedad matérica, de gran densidad pictórica y potencia cromática. Las indagaciones plásticas de este artista se centran precisamente en esa búsqueda de relaciones sistémicas entre la materia pictórica y las superficies sobre las que son aplicadas.

Iván de la Torre, comisario de la exposición, reconoce lo difícil, arriesgado, y al propio tiempo alentador, que representa una actitud creativa como la de Rodríguez Silva, cuando apunta: “Bombardeados por imágenes, acuciados por la irrefrenable necesidad de consumir, perdido todo valor por lo objetual y lo material –aunque esta sociedad nuestra se cimente en la acumulación […]-, resulta muy sencillo crear por aglutinación, por acarreo, por revisión y recuperación, por apropiación más o menos indebida, siendo mucho más difícil –por requerir una capacidad crítica mucho mayor- el hecho de ir eliminando capas de brillos superfluos hasta alcanzar un estado de esencialidad poco abundante hoy día”.

 El título de la exposición alude a esa doble acepción del término como sustantivo  (cerca/vallado) y como adverbio (cerca/próximo). Iván de la Torre lo resume con claridad:  “Cerca en tanto que delimitación y frontera. Asimilamos la cerca como un vallado que delimita un espacio. Un enmarcado que otorga carta de naturaleza a lo que queda dentro de sus márgenes y discrimina todo lo que se extiende fuera de ellos. Pero a veces la cerca se rompe, se derrumban algunos de sus tramos. Es entonces cuando el temor a lo desconocido anida al tiempo que las oportunidades para ampliar horizontes aumentan […]. Pero cerca implica también contacto. Estar cerca. Mirar de cerca. Auscultar nuestro entorno desde la mínima cercanía. Otros sentidos se activan: el olfato, el tacto, el gusto, el oído. Lo que miramos en nada se parece a lo que mirábamos. Lo que miramos ahora lo olemos, lo tocamos, lo lamemos, lo escuchamos. Y la pintura deja de ser pintura. O lo es tal vez más.”

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *