Confianza, interés común, red de trabajo, flexibilidad… ingredientes para que funcione NETER

by • 4 mayo, 2015 • Entrevistas, MéxicoComments (1)2236

NETER es el primer proyecto abordado en esta serie de notas sobre autogestión y espacios independientes. En esta ocasión, estructuré varias preguntas con el fin de indagar en diversos aspectos en torno a los espacios independientes, tales como:

• prácticas estratégicas que han funcionado
• retos, problemáticas y necesidades particulares
• ubicaciones de espacios independientes
• agentes y fuentes de información

NETER

A lo largo de todas las notas recolectaré palabras clave de acuerdo a la clasificación anterior. La intención es construir un mapa conceptual con la información proporcionada por las personas entrevistadas, el cual daré a conocer más adelante. En esta primera parte abordaré el primer punto de la lista anterior, a partir de los comentarios proporcionados por miembros de NETER.

A manera de contexto, es relevante saber que la formación inicial de NETER, al igual que su sede, ha ido cambiando desde su fundación en 2011. Actualmente lo integran: Alex Bolio, Tania Ximena, Alejandro García, Carlos Olvera, Marcos Castro, Jimena Schlaepfer, Ramiro Chaves, Christian Camacho, Marcela Chao y Jesús Cruz y operan en el sur del Distrito Federal en colaboración con Fundación Pasos. Estas circunstancias han dotado al proyecto de una flexibilidad y capacidad de transformación, lo cual permite responder a las necesidades vigentes de sus integrantes y aprovechar las condiciones de trabajo, algunas fortuitas otras planeadas.

Esta habilidad de responder al entorno de manera proactiva la podemos notar, por ejemplo, en la manera y los términos que eligieron los integrantes de NETER para contestar a la pregunta: ¿cuáles son las habilidades, hábitos y estrategias que han desarrollado para concebir, organizar, poner en marcha, mantener y crecer éste proyecto?

Es así que Christian lo describe como que:

[…] Todo ha sido muy orgánico y nuestra manera de operar ha tenido que ver directamente con la posibilidad de reunirnos y platicar sobre lo que queremos y podemos hacer con NETER […]

Mientras que Jimena lo plantea como flexibilidad, pues afirma que:

[…] una estrategia que nos funciona es justamente la flexibilidad que existe en cuanto a maneras de organizarnos y en cuanto quién hace qué en cada evento. Por ejemplo, hay proyectos en los que no estamos todos interesados, entonces, quien lo propone lo ejecuta y se encarga de organizarse con aquellos que si quieran entrarle. Hemos comprendido que no todo nos puede interesar a los 10 siempre, entonces hay una cierta libertad de proponer, de hacer y de realizar en nombre del grupo […]

Más radical, Alejandro comenta que:

[…] NETER nunca ha funcionado realmente bajo un esquema de organización o modelo de trabajo por así decirlo. Pienso que desde un principio, cuando Axel propuso participar en el proyecto, lo que más me llamó la atención fue la posibilidad de trabajar en conjunto como un grupo de amigos, que tenían la fortuna de compartir intereses hacia el arte […]

En términos generales, Tania nos ofrece tres elementos básicos:

La primera es confiar en el proyecto, en sus miembros y entender que sobre los intereses individuales se debe considerar el proyecto en comunidad. Por lo tanto, compromiso con el proyecto. Ver la existencia de NETER hacia futuro.

Finalmente Jesús aborda esta pregunta en términos de los proyectos que han realizado:

[…] También hemos realizado trabajo artístico de pequeño formato, tales como compilaciones y ediciones gráficas limitadas, etc. Hemos puesto en marcha ventas de obra en torno a esto anterior, lo cual nos ha llevado a vincularnos con otros grupos de trabajo. Hemos realizado varias actividades donde lo importante ha sido el entendernos fuera de un territorio físico, es decir, mantener la interrelación de los intereses propios e incluso llevarlos fuera del terreno de lo estrictamente profesional.

A partir de estos extractos, podemos percibir las diversas perspectivas y formas de abordar una misma cuestión. Igualmente se hace evidente que, este factor de estructura de trabajo indeterminada es un ingrediente esencial para apuntar hacia un tipo de organización horizontal. El cual consiste en una permanente construcción de método-estructura de trabajo, que se agota cuando el proyecto concluye, por lo que es necesario idear uno para cada evento o situación. No obstante, este proceso conjuga la acumulación de experiencia, que si bien no puede ser aplicada nuevamente, si puede ser transformada. Lo cual explica por qué algunas veces funciona una estrategia y otras veces no. Esto nos lleva a pensar que el ser perseverante y saber lidiar con la frustración de las adversidades, se vuelve elemental si se quiere proponer modelos alternativos de trabajo.

Esto ha sido la primera de tres partes de las notas dedicadas a NETER, en la próxima entrega conocerán un poco más sobre los planes futuros y retos de este proyecto. Asimismo en la tercera y última parte, les presentaré las recomendaciones de NETER para conocer otras propuestas de espacios expositivos en la Ciudad de México.

Post Relacionado

One Response to Confianza, interés común, red de trabajo, flexibilidad… ingredientes para que funcione NETER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *