DAMIÁN FLORES Ruta Le Corbusier, Galería Siboney

by • 28 octubre, 2011 • Exposiciones, Galerías de arte, Pintura, SantanderComments (0)3690

Del 29 de octubre al 1 de diciembre de 2011. Galería Siboney, Santander.

Mañana la Galería Siboney presenta la nueva muestra del pintor Damián Flores (Acehuche, Cáceres. 1963) que ha preparado para esta ocasión un homenaje a la arquitectura moderna, en la figura de una de sus personalidades más significativas: Le Corbusier.

“Esta nueva entrega, de pinturas recientes de Damián Flores, -realizadas en su totalidad en el 2011-, un artista vinculado a la Galería Siboney desde el año 1995, en que presentó Luz del Norte, su primera muestra individual, a la que siguieron “cuatro entregas mas”: Color del alma (1998), Laberintos (2002), Quiero una casa (2004), y Pintor en Nueva York. (2010). Lleva por título de Ruta Le Corbusier, y presenta 23 obras de distintas dimensiones y formatos: rectangulares, cuadradas, redondas… “Creo que hay visiones que tienen más fuerza proyectadas con un formato circular”, explica el autor.

Siendo esta su sexta muestra individual, resulta excepcional, aun siendo una suerte de compendio de las anteriores, y en la que nuevamente evidencia su maduración artística, lo que unido a sus incuestionables cualidades y lo atractivo del tema, la Arquitectura Moderna -de los tiempos dorados-, que ha fascinado a muchos de los mejores espíritus posmodernos, que ven en ese período de transición un momento trascendental, de significativas transformaciones, la confieren un carácter de suceso.

Damián Flores de manera silenciosa, ha ido exhibiendo pinturas que tienen como tema fenómenos urbanos, tanto vedute, como edificios concretos. Se trata de una nueva forma de mirar la ciudad y sus hitos que es heredera de las antiguas “vistas topográficas” y de los paisajes urbanos pero que suelen tener un toque de la metafísica de Giorgio de Chirico y de la frialdad escrutadora de Edward Hopper. Dentro de esta tendencia, que no forma una corriente ni presupone un estilo común, se encuentran los trabajos de “Ruta Le Corbusier”, en los que Damián Flores, no se ha limitado a imitar con el pincel las apariencias de las cosas, -de lo que se ve-, sino que ha idealizado las formas, vaciando las calles, eliminando los elementos adulterados por el paso del tiempo y el cambio de uso, aislando los edificios de un contexto urbano, representando obras o acercándose al detalle, para tomar sólo un fragmento significativo. Así, las arquitecturas aparecen en los cuadros descontextualizadas e intemporales”.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *