El arte de llevarse unas hostias

by • 7 enero, 2016 • Escultura, Fotografía, Instalación, PamplonaComments (11)4955

“Zorra satánica” es el insulto menos feo de entre todos los recibidos vía Twitter, Facebook o email, hasta el punto de verme forzada el mes pasado a cambiar de correo, bloquear a cientos de usuarios y desaparecer del mapa diez días por recibir amenazas virulentas. Un hilo de conversación de amenazas, lanzadas en un tuit de una agrupación ultraderechista de mi ciudad decía: “Oye, que la que lo ha organizado no es vasca, la tenemos en Valencia y bien localizada”, lo cual hizo que me plantease por un momento quitar de Google la dirección de mi despacho. Pero el tuit, antes de ser denunciado, fue borrado. Continuaron largo y tendido confundiendo Navarra y País Vasco además de llamarme etarra y mil calificativos sin sentido pero al menos ese grupo, cuya sede tengo a cuatro manzanas, me dejó en paz. El teléfono en cambio no paró de sonar aunque no para insultar si no para invitarme a programas sensacionalistas, radio, televisión, periódicos, querían saber, querían localizar al artista cuya retrospectiva estaba comisariando en Pamplona y averiguar por qué habíamos seleccionado unas obras tan polémicas, ¿Provocación? ¿Burla?

Abel Azcona y Marisol Salanova

Me negué a entrar al trapo y declaraciones di las justas. Si los temas abordados en las obras escogidas son polémicos es porque la polémica está servida en nuestra sociedad, porque abordan cuestiones silenciadas, verdades incómodas y las abordan desde el respeto en realidad, pero con un acento subversivo dado que buscan llamar la atención sobre algo que va mal. Sí, va muy, muy mal. En la medida en que se te echa encima la Asociación Española de Abogados Cristianos con una querella y media población iruñense indignada rezando a las puertas de la sala porque una pieza denuncie casos de pederastia por parte de curas algo va mal. Que la forma en que se articule la instalación del artista escandalice más que los terribles hechos que con ella denuncia está mal, denota que vivimos un momento enfermizo de radicalización religiosa en el que algunos desearían que callemos y bajemos la cabeza ante la injusticia con tal de que la Iglesia mantenga su estatus diplomático especial e intocable. Ese que ha otorgado impunidad a crímenes tales como los descritos por el artista Abel Azcona en su obra “Amén“.

¿De qué estoy hablando? De la primera retrospectiva de Azcona en su tierra, la exposición “Desenterrados” del artista interdisciplinar navarro que ha despertado la ira de muchos, paradójicamente por la elección de una obra anterior y no la reciente que da nombre a la muestra que comisarío hasta el 17 de enero en el interior del Monumento a Los Caídos de Pamplona. Se inauguró el pasado 20 de noviembre de 2015 y, pese a la polémica generada y los intentos de ser censurada, continua vigente. Surgió a partir del proyecto performativo que Azcona llevó a cabo meses antes, también con mi curaduría y con el título de mi último ensayo publicado “Enterrados“, en mayo de 2015, en la plaza de Conde Rodezno. Producto de más de un año de investigación y procesos de producción, durante aquella performance en mayo el artista congregó a una serie de familiares de víctimas del franquismo y vertió tierra procedente de la huerta de una de las víctimas sobre sus cuerpos tumbados en la plaza a modo de homenaje reivindicativo sobre la memoria histórica. El registro de aquella performance, a saber, fotografías, textos con testimonios etcétera, se guardó para conformar el grueso de la muestra posterior “Desenterrados“, haciendo referencia a que estábamos, en cierta medida, desenterrando aquellos crímenes sin resolver, en un espacio que ahora es sala de exposiciones pero que por décadas fue un monumento a Franco, al General Mola y a todo lo que el fascismo español representa.

Un lugar que rinde culto a auténticos asesinos y está plagado de símbolos todavía de la dictadura española estaba siendo metafóricamente ultrajado o más bien rescatado por una obra política y activista. Familiares del bando republicano acudieron a la inauguración de la muestra derramando lágrimas, abrumados por pisar el suelo de un edificio monstruoso al que jamás hubiesen entrado. Me sentí conmovida, la performance inicial fue casi fuera de la ley, en un periodo de gobierno regional represivo y una zona rodeada de Opus Dei, no obstante la propuesta expositiva fue aprobada en firme por los nuevos gobernantes y realizada con transparencia de gestión y apoyo a la libertad de expresión. Ha supuesto un cambio de rumbo en busca de la justicia que durante décadas y décadas llevan esperando familiares y amigos de personas que perdieron la vida de forma atroz a manos del bando franquista cuyos huesos ni siquiera han sido encontrados, desaparecidos que probablemente fueron fusilados y enterrados en fosas comunes impidiendo el duelo de sus seres queridos.

Abel Azcona ha trabajado en torno al sufrimiento propio y ajeno con una capacidad de empatía y destreza en sus acciones digna del reconocimiento internacional que ostenta, aunque su manera de trabajar y su éxito actual despiertan numerosas críticas. Ha mostrado su obra en centros públicos y privados de países como Francia, Italia, Portugal, Dinamarca, Inglaterra, Alemania, Grecia, México, Venezuela, Perú, Argentina, Japón, Colombia, China, Filipinas y Estados Unidos. De hecho, la pieza “Amén” fue expuesta en una galería de Los Ángeles antes que en la sala de Pamplona, sin causar semejante revuelo. ¿Será que el centrar la atención en esa pieza resulta una cortina de humo perfecta para evitar volver a hablar de memoria histórica? Desde mi punto de vista esto es muy probable. Queríamos dar voz a los muertos, a las víctimas, a los supervivientes, porque la historia nunca la escriben los vencidos si no los vencedores y la nuestra es una historia incompleta, llena de mentiras y secretos avergonzantes sobre los que desviar la atención, que se lo digan a Baltasar Garzón.

Claro que sabía que estábamos tocando temas delicados y lloverían atropellos del sector conservador pero nunca pensé que alcanzaría tal magnitud el asunto, ni que había tanta violencia fascista latente. Suelo trabajar con artistas activistas, comprometidos con una causa, que denuncian injusticias y abogan por un cambio social que ven necesario, en gran parte ligado al feminismo, así como la lucha contra la homofobia y la xenofobia; me interesa el arte político y cuando entras en ese campo intuyes el riesgo pero no concibes ciertas cosas en democracia. Abel ha sido detenido en numerosas ocasiones por su conducta transgresora, especialmente en Navarra, así que celebro que por fin sea apreciado por su trayectoria al dedicarle esta mirada retrospectiva además con una selección de obra política. Me parece necesario y agradezco la respuesta de todos los agentes culturales, conocidos, amigos, desconocidos, que nos han mostrado su apoyo públicamente y han manifestado repulsa ante el acoso que sufrimos por la exposición.

Desde luego, como digo, los insultos a Abel por la calle, las misas por nuestras almas de sacrílegos, las pintadas vandálicas en muros colindantes al edificio, me parecen injustos ya que ni artista ni comisaria pretendemos ofender la fe de nadie. No todos los sacerdotes son pederastas, la obra no dice eso, pero es un hecho que existen. En la muestra se denuncia la pederastia en un entorno concreto, el de los que usan la religión para hacer sus maldades excusándose en lo eclesiástico, cínicos criminales que andan sueltos. Ya Boccaccio atribuía antaño a parte de la Iglesia romana lujuria y codicia. Incluso tengo entendido que el Papa Francisco ha tomado recientemente cartas en el asunto de la pederastia, creó un tribunal en el Vaticano, ha hecho dimitir a varios obispos y critica los abusos sexuales relacionados con la Iglesia Católica.

Lo que pasa es que “Desenterrados” es una exposición que desentierra viejas heridas que siguen doliendo, abusos silenciados, personas asesinadas en la dictadura que aún figuran desaparecidas, gente en riesgo de exclusión, cuestiones de género, prostitución, una línea de trabajos que los sectores reaccionarios desprecian. El proyecto expositivo es como un compendio de mapas de acción; las performances están destripadas en sentido metafórico al poder contemplar y entender su proceso, hemos procurado que inviten al espectador a leerlas y formar parte, a ser activista él también. Está montada de manera que el espectador pueda ver el proceso de forma limpia para generar que el proceso sea una evolución de la pieza (hasta las misas, el robo de las obleas, todo lo sucedido durante la muestra es parte), es decir, se trata de un montaje instalativo, el público elabora la pieza nueva y se encuentra en diálogo con piezas anteriores también de corte político. Expuestas las piezas en un espacio con una carga simbólica y sentimental tan fuerte, su distribución ha sido pensada al detalle, yo he participado en el montaje final clavo en mano, obviamente no es azarosa la ubicación, en una especie de antigua capilla, de la obra “Amén“. En resumen, y no es por justificarme, apoyo incondicionalmente al valiente y coherente artista, por lo tanto volvería a exponer las mismas obras si volviese atrás ya que considero que tiene sentido su presencia.

Se desentierran proyectos que tienen un fin político y que tienen en común el haber facilitado el empoderamiento de otras personas gracias al artista y su empatía con ellas. Centrar una exposición que reivindica la memoria histórica en si el artista está siendo irreverente al emplear obleas santificadas, o sea, hostias consagradas, para escribir con ellas la palabra “pederastia”, es trasgiversar el mensaje de la muestra. Hace poco se celebró en el consistorio pamplonés un pleno en el que se debatía la retirada de la exposición, no la retiraron. La Asociación Española de Abogados Cristianos recogió 100.000 firmas en Change.org pidiéndolo, alegando que es un delito de profanación y ofensa de los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa. Repito, ¡No! La intención de la pieza y de la muestra es otra bien distinta.

Abel Azcona - Marisol Salanova

Me temo que la demanda volverá a ser desestimada y que las últimas noticias enfadarán todavía más, si cabe, a los susodichos abogados cristianos y conservadores reaccionarios varios, dado que su base no se sostiene, además de que la pieza de la discordia… Ha sido vendida. Permanecerá expuesta los apenas diez días de plazo que restan, pese a que parte de la misma fuese robada, pero en cuanto finalice irá directa a manos del coleccionista francés que la ha adquirido por nada menos que 285.000 euros. ¿Acaso la venta es parte de la obra, una vez más? Como comisaria no me cabe la menor duda. Este es un final insuperable para una truculenta historia. Abel Azcona nunca ideó la dichosa pieza con fines lucrativos si no es puramente denuncia social, así que ha declarado que donará ese dinero a dos ONG de protección de la infancia, una de ellas para víctimas de abusos “en la cuna de la iglesia”. Que así sea.

Post Relacionado

11 Responses to El arte de llevarse unas hostias

  1. Marie Girardon dice:

    ¿Puedes especificar en que galería de arte expuso en China y México?
    ¿Es posible mostrar una factura de esa supuesta venta con ese precio?
    ¿Me podéis decir a que asociaciones va a donar el dinero?
    Me resulta curioso que en una entrevista anterior se dijera que se había hecho una pequeña muestra de esta exposición en el museo de arte contemporáneo de Los Ángeles,y ahora me sorprendo al leer que es en una galería de la que tampoco se facilita el nombre.Tras esta confusión que me habéis provocado he consultado en el mueso de arte contemporáneo de Los Ángeles y no existe nada acerca de Abel Azcona…cómo es posible que estas informaciones no sean contrastadas antes de ser publicadas?’Flaco favor difundir información imprecisa o como he podido comprobar errónea para una pagina a la que tantas personas como yo seguimos y admiramos,confío en la democracia en cuanto a opiniones y que como tal mi mensaje no sera censurado,ya que lo único que exigimos los lectores es una mayor veracidad en las informaciones vertidas en los artículos.Gracias por vuestro tiempo y por vuestra labor divulgativa!!!

  2. Marie Girardon dice:

    http://www.eitb.eus/es/cultura/arte/detalle/3646082/presentan-querella-muestra-abel-azcona-pamplona/
    En este articulo se habla de dicha muestra..pero aquí dicen que es en el Museo de Arte contemporáneo de Los Ángeles….y en el vuestro pasa a ser en una galería,de la cuál se desconocen nuevamente datos.

  3. Marisol Salanova dice:

    Hola, la información es de rigor y rápidamente puede comprobarse tecleando en Google. No tiene ningún misterio, todos los datos son públicos y además la mayoría se encuentra en la web del artista, que enlaza a cada centro. Hay numerosas obras que han sido expuestas en distintas instituciones, o sea, ha podido verse la misma obra en diferentes contextos, lugares, ciudades… Lo cual es normal, itineran. Gracias por vuestra atención, por leer el texto y comentar, espero que la respuesta os haya ayudado a esclarecer vuestras dudas. Un saludo, Marisol.

  4. Marie Girardon dice:

    Hola Marisol,antes de nada agradezco tu respuesta,pero sigo quedandome igual de confusa.Justamente el teclear en google ha sido el origen de dicha confusión,se expones diferentes datos según donde leas la noticia..Sigo sin saber el nombre de la galeria,y evidentemente sé que hay exposiciones itinerantes pero desde el Museo de Arte Contemporáneo de los Ángeles la respuesta que te remiten al preguntar personalmente es que no se ha realizado allí ninguna muestra del artista Abel Azcona,de ahí mi petición a PAC de la veracidad y rigor en sus informaciones.Normalmente fuera de España suelen otorgar un reconocimiento o mención al artista tras la muestra,ya sea de un día o una horas,algo que no es costumbre en España pero para los que trabajamos dentro del mundo de la información artística es algo que conocemos. Nuevamente formulo las anteriores preguntas las cuales siguen sin tener la respuesta :¿Puedes especificar en que galería de arte expuso en China y México?
    ¿Es posible mostrar una factura de esa supuesta venta con ese precio?
    ¿Me podéis decir a que asociaciones va a donar el dinero?y evidentemente ¿cual es el nombre de la galería en los ángeles dónde se ha realizado la muestra?
    Gracias de antemano

  5. Herry dice:

    Soy perito de arte desde hace 28 años.
    He trabajado en casas de subastas en Bélgica,Italia,Estados unidos y Brasil.
    Os habéis comprometido vosotros mismos por especificar que vuestro comprador en un coleccionista de Lyon.
    Thierry Ehrmann es el coleccionista más importante de Lyon y probablemente de toda Francia,director del museo de arte contemporáneo Abode of Chaos en la localidad Saint-Romain-au-Mont-d’Or y fundador de Artprice.com la mayor base de datos de todo el mundo en ventas y subastas.
    Una rectificación a tiempo por vuestra parte es una victoria.
    Saludos cordiales.

  6. Mamen dice:

    Este artista no hace un proyecto que no consiga que todo el mundo hable de el, estaba con mi hija viendo la televisión y la noticia estaba en todos los telediarios, me alegre que se hablará de arte contemporáneo en televisión. Esta realizando un gran trabajo.

  7. Marte dice:

    el año pasado Abel Azcona fue el invitado especial de la Feria de Arte Contemporáneo de Castellón y los precios que manejaba eran mas o menos esos para sus proyectos completos, las fotografías más sencillas y con tirada alta estaban en torno a 12.000 euros y creo que vendió dos. Así que si son su precios, Lugo ya entra la subjetividad, yo creo que si lo vale.

  8. Gezurra dice:

    DAVID Azcona: ¿es un montaje todo él?. No entro a valoraciones artísticas, ideológicas o religiosas. ¿Simplemente su vida es un montaje?. ¿Abel existe?. ¿Es David Azcona?.

    En Pamplona es conocido y no por su transparencia. ¿Un autoproducto?. ¿Marketing de la provocación?. ¿Comerse un coran es arte o estrategia para hacerse famoso ante la incapacidad de hacer algo más?.¿Verdad David? ¿O Abel?. ¿Cuando hablas de Miami es Miami de EEUU o de Tarragona?.

    Aconsejo meter David Azcona adoptado en Google y ¡Sorpresa!… Aunque alguien parece que ha intentado borrar su rastro siempre quedan cosas. ¿Desde cuándo no “crea” nada original sino repetir las mismas fotos viejas de antiguas performances por todas partes?.
    David, cuando te vayas de Pamplona que lleves tanta paz como dejas aquí.

    Sí que hay que reconocer una cosa, para provocar y forrarse a base de ello hace falta tener ingenio y picaresca. Y gente que le cuele.

  9. Marie Girardon dice:

    Nuevamente datos erróneos ..Ni fue el artista invitado a MARTE ni se movía en ese rango de precios.No se quién será Marta y Marte(..me resulta curioso vuestra similitud en nombre y hora de comentarios,con lo que puedo adivinar que se trata de la misma persona y por lo que he podido leer ..esa persona suele ser el l propio)
    http://feriamarte.com/jose-luis-serzo-artista-invitado-de-marte-con-la-galeria-siboney/
    En ese enlace ..el de la propia Feria queda bien claro quién fue el artista invitado..
    saludos

  10. MARTE dice:

    Los precios eran exactamente los citados, y te lo digo yo que estaba en la organización. Y aquí tienes la noticia que nosotros mismo publicamos anunciando que Abel Azcona estaría toda la feria y que era el responsable de inaugurarla con una performance. Nosotros le pagamos el viaje, la performance y la estancia de todos los días. En fin, como se inventa la gente cosas… y sobre lo que leo de David, pero si el cuenta eso en todas las conferencias. Que era Abel David, y que se crío con el nombre de David y que creo una asociación de gente adoptada, él contó eso en su conferencia en Castellón y lo cuenta en todos los vídeos de youtube así que menuda tontería decir eso como malo, cuando es algo que él cuenta siempre. Es parte de su vida. Y este año ya puedo anunciar que volverá a estar como invitado en Castellón. Un verdadero placer. http://feriamarte.com/abel-azcona-en-marte-o-como-redimirnos-de-la-vida/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *