El imaginario de Francisco Leiro en el CAC

by • 17 octubre, 2017 • Centros de arte, Escultura, Exposiciones, MálagaComments (0)1727

El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga acoge la exposición Leiro, muestra que reúne, entre esculturas y dibujos, más de cuarenta obras del artista gallego Francisco Leiro. Fernando Francés, comisario de la exposición explica que Francisco Leiro “es claramente uno de los firmes ejemplos de cuando el arte es compromiso con la vivencia y el pensamiento autobiográfico. Leiro se compromete, se empapa de la realidad, de las masacres, de las injusticias, de los asesinatos, de la desmesurada violencia que existe para trasladarlo a sus esculturas, donde nos encontramos, queriéndolo o no, con la cruda realidad, personas muertas apiladas, inocentes que reciben palizas, trabajadores que recogen restos humanos del suelo, o limpian un desastre causado por los propios hombres”.

Francisco Leiro

Francisco Leiro (Cambados, Pontevedra, 1957) formó parte en la década de los setenta del grupo surrealista Foga, acentuándose en estos momentos en su escultura la mezcla de elementos surrealistas y de una figuración más lánguida que mostraba la parte más sarcástica de la condición humana. En estos años, celebrará su primera exposición individual en la Sociedad Cultural de Cambados en 1975, con tan solo dieciocho años. A comienzos de los 80 participó en la última exposición colectiva de Atlántica. Surgió no como un movimiento, sino como un grupo de personas que pretendían “discutir el país”, y que protagonizaron un cambio de dirección en el arte español.

A finales de los 80 se traslada a Nueva York y su trabajo se dinamiza hacia un cada vez mayor interés en la abstracción de la figura y el cuerpo. En los noventa se producirá una progresiva desaceleración de elementos oníricos, la imaginación se pone al servicio de resultados más formales que efectistas o narrativos y va abriendo el camino hacia los cambios producidos en el 2.000, donde se impone un ritmo más atento a la realidad.

Así, en la exposición vemos varias obras de temática social, tratando las guerras, desastres o la violencia, entre otros. Para Leiro el arte es un compromiso con la vivencia y el pensamiento autobiográfico, como podemos ver en Réquiem, 2005. Al observar la obra, las dos figuras de pie, ataviadas con ropas de marisqueadores parecen estar escuchando Lacrimosa de La Misa de Réquiem de Amadeus Mozart. En esta obra, convive la Historia del arte y un matiz contemporáneo, ya que las figuras tienen como telón de fondo la fotografía de agencia ampliada de una fuga tóxica en China.

Francisco Leiro

En Operario, 2009, impera la geometría, la figura se agacha para recoger restos que podrían ser humanos, esta obra es posterior a la Masacre de Gaza. Leiro busca exaltar a héroe al ser humano corriente, mientras realiza una exploración yuxtaponiendo formas figurativas con estructuras abstractas tanto en la capucha de este operario como en el tratamiento de los impermeables de las esculturas de Réquiem, 2005.

Forman parte también de la exposición, una serie de esculturas más surrealistas, antropomorfas, como Madama, 2015, Cronos, 2013, Ponte, 2016…, en estas, las figuras humanas se confunden con muebles, de una forma muy surrealista Leiro crea un miriñaque del siglo XVIII a Madama, 2015 gracias a una mesa, o una pierna a Cronos, 2013 con la figura de uno de sus hijos. Leiro lleva al límite sus esculturas, a la tensión del movimiento en sus cuerpos, pareciendo algunas desmayarse. El gallego, como si de un fotograma de una película se tratase, capta ese momento fugaz antes de que sus figuras pierdan el conocimiento. Como ocurre en Ponte, 2016, donde la ligereza con la que el artista ha tratado la madera parece conseguir que esta escultura levite por si sola.

Para concluir podemos destacar la piza Lugh (2010), la de mayor tamaño de la muestra, una escultura de más de 3 metros de largo, que impresiona ya que se encuentra tumbada dentro de un féretro transparente, mostrando toda su majestuosidad como el dios celta Lugh.

Fechas: Hasta el 7 de enero de 2018
Lugar: CAC, Málaga

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *