Visit Sponsor
Aitor Gordejuela

Escrito por: Artist Interviews Entrevistas

Entrevista a Aitor de Gordejuela

Aitor de Gordejuela (Madrid, 1985). Vive y trabaja en Torrejón de Ardoz (Madrid). Graduado Superior en Administración de sistemas informáticos (2006). Graduado en Historia del arte por la Universidad Complutense de Madrid (2014). Autodidacta, nunca ha ido a ninguna escuela o similar, es innato. Hasta 2018 no empieza a tomarse un poco más en serio la pintura, apoyado en la tecnología para hacer arte, con pintura digital, pero rápidamente se pasa al óleo. Mezcla la estética de cómic con una apariencia más academicista.

Aitor Gordejuela

PAC – Te proyectas desde Torrejón de Ardoz (Madrid).¿Te hubiera gustado cambiar de lugar y hacerlo desde allí?

Aitor de Gordejuela – No, en Torrejón tuve una de mis primeras oportunidades: primero con una exposición colectiva y luego con una personal que ayudó a que mis obras fueran más conocidas. Siempre he recibido mucho cariño tanto por parte del ayuntamiento como de los visitantes a mis exposiciones, con lo que sólo puedo tener palabras de agradecimiento. Ya se sabe que cuando se está empezando es difícil, y que alguien apueste por ti es como para estar, aunque me reitere, agradecido. Si a eso le sumas que la respuesta del público es hacer de tus exposiciones las más vistas sólo puedes sentir felicidad porque intuyes que has aportado algo a todas esas personas también (espero que bueno, je, je, je).

Aitor Gordejuela

PAC – ¿Crees que tu trayectoria habría sido la misma?

Aitor de Gordejuela – Seguro que hubiera sido diferente. Cada lugar es un mundo, la gente tiene sus particularidades y el espacio también. No digo ni mejor ni peor, sólo que diferente.

PAC – ¿Qué te impulsa a dedicarte a la práctica artística?

Aitor de Gordejuela – Podría decir lo típico de la libertad de expresarte, lo sanador que es y bla, bla, bla, que es cierto, pero también la práctica artística es algo bonito de hacer y se disfruta mucho. Tienes el poder de embellecer el mundo, fíjate qué responsabilidad. De hecho, cuando estás pintando y algo te gusta hasta tú mismo te emocionas y te viene a la mente una frase que es: ¿Eso lo he hecho yo? Es una pasada, porque ahí es cuando te estás regocijando y quieres continuar. Que por cierto, esa frase también la digo cuando algo no te gusta.

También me impulsa el intento de hacer disfrutar. Trato de crear algo entretenido, que el público que viene a mis exposiciones no bostece al segundo cuadro. Y lo increíble de todo es cuando te cuentan que en sus cabezas han interpretado las obras de X manera, porque es como cuando te sientas a mirar las nubes y te imaginas formas. Es lo que me gusta, dejar las obras abiertas para que el visitante las complete, resulta entretenido. En esa práctica me he encontrado de todo; gente con la que me he reído a mandíbula batiente, llorado y un largo catálogo de emociones.

Aitor Gordejuela

PAC – ¿Qué ansiabas?

Aitor de Gordejuela – Qué ansío, si me lo permites. Me encantaría poder vivir del arte, cosa que es una evidencia porque si no difícilmente podría seguir produciendo y, por otra parte, me gustaría aportar algo a la humanidad. Si me pongo en modo soñador, me gustaría que mi arte llegase lo más lejos posible y a cuanta más gente mejor, sobre todo si eso ayuda a aportar algo de felicidad o a mejorar sus vidas. Sé que son unas pretensiones muy altas, pero mejor hacer el bien que el mal y soñar es gratis.  

PAC – ¿Lo encontraste?

Aitor de Gordejuela – En parte sí. Quiero decir, la gente que ha visto mi obra se ha ido con una buena sensación y habiendo pasado un buen rato. Hay hasta quien tiene alguno de mis cuadros como fondo de pantalla en el móvil o de avatar en alguna red social, que la verdad es muy guay. En lo personal no he llegado a vivir del arte, como decía anteriormente, pero sí que voy consiguiendo reconocimiento poco a poco, lo que, siendo honestos, anima a seguir.

Aitor Gordejuela (Medusa)

PAC – ¿Qué crees que puede mejorarse en el Sistema del arte?

Aitor de Gordejuela – Sí, estoy completamente seguro. No puedo ser hipócrita tampoco, como decía antes, está genial poder aportar a los demás con el arte, pero si yo no consigo una estabilidad económica con el mismo mal vamos, y es cierto que el mercado actual no ayuda. Creo que no ayuda porque veo, a mi juicio, que se prima más la cantidad a la calidad. Hay que sacar muchas obras, seguir las modas, y eso muchas veces te lleva, sin querer, a ser un copia y pega del anterior, porque la libertad para expresarse está mermada. No voy a entrar a valorar los porcentajes económicos que se lleva cada parte porque al final todo esto es un negocio más y todos queremos sacar tajada, pero a veces merece la pena decir; espera, para un poco, la inspiración no es un capricho que viene cuando uno lo desea (ojalá) Nadie hace el cocido más rico del mundo sino es a fuego lento. Si queremos descubrir a un Da Vinci, un Picasso o un Dalí dejemos a los artistas que vayan a su ritmo y sin tanta prisa, porque de ahí sale lo mejor. Tampoco digo que nos durmamos en los laureles, pero un término medio estaría genial. Ni escondernos, ni abrumar.

Aitor Gordejuela (Baco)

PAC – ¿Qué deberíamos aportar y eliminar al Sistema?

Aitor de Gordejuela – Yo creo que el mercado está saturado. Hay mucha estimulación y no da tiempo a  pararse a observar una obra y disfrutarla. Es como lo que hablaba antes de ver las nubes, si es muy chulo: te paras, miras las nubes y te montas tus películas. Es un entretenimiento sano y gratuito, pues con el arte igual. Yo eliminaría las prisas y la saturación.

¿Y qué aportaría? Que se deje al artista ser natural, dentro de que hay veces que puede haber encargos y uno se tiene que supeditar a lo que se pide o llegar a consensos. Pero cuando se produce algo en masa como una máquina, para mí, deja de ser arte con mayúsculas. Y eso pasa cuando se encadena la esencia del artista de manera continuada. Al final, esta profesión es diferente.

PAC – Asociacionismo profesional ¿qué opinas?

Aitor de Gordejuela – Bien, siempre y cuando se respete la individualidad de cada persona.

Aitor Gordejuela

PAC – Háblanos un poco de tu trayectoria.

Aitor de Gordejuela – No recuerdo desde cuando dibujo porque tengo la sensación de que amanecí en la vida con un lápiz en la mano, pero hasta más o menos 2018 ó 2019 no me empecé a tomar esto del arte más en serio. Antes había sido un hobby y hacía mis pinitos. No soy un hacha en las redes sociales ni tampoco es que me entusiasmen, pero subía algún dibujo a ellas lo que hizo que varias galerías y el ayuntamiento de mi localidad, Torrejón de Ardoz, se interesase por ofrecerme exposiciones. A partir de ahí la verdad es que la acogida ha sido estupenda.

Durante este periplo he hecho ilustraciones para la televisión holandesa, exposiciones divulgativas con la Universidad Complutense de Madrid y la Junta de Castilla y León, con Juegaterapia, he expuesto en espacios como una tetería en el centro de Madrid y varios etcéteras. También cree mi propia marca, Trogli, donde vendo merchandising con unos personajes inventados por mí.

En los últimos tiempos me he centrado más en la pintura al óleo que es donde he encontrado mi manera de ser. Me siento cómodo con esa técnica, aparte de que después de darle unas cuantas vueltas he encontrado un estilo que se adapta muy bien a mí y con el que también me siento bien cómodo.

PAC – Defínete mediante hashtags o etiquetas.

Aitor de Gordejuela – #artdegordejuela #comicrenacentista #menoscantidadmascalidad

Aitor Gordejuela

PAC – ¿Cuáles son los temas de tu trabajo artístico?

Aitor de Gordejuela – No tengo un tema en concreto. Es verdad que en muchos de mis cuadros le he dado una vuelta a los mitos griegos y en algunas de mis ilustraciones digitales he representado a algunas mujeres importantes de la historia. Pero luego, he ido desde pintar animales con toques antropomorfos a directamente lo que me sale de la cabeza. Paso de temas con profundidad a otros más prosaicos.

PAC – ¿Algún proyecto, pendiente, que te gustaría realizar?

Aitor de Gordejuela – En todas mis exposiciones tengo un espacio para que los visitantes interactúen. Por ejemplo: “Pon nombre a estos cuadros” o “De estos bocetos, ¿cuál te gustaría que pintara al óleo para la siguiente exposición?” y cosas así. Lo que me gustaría es poder tener un día un gran espacio, ambientado con una luz cálida y tenue en el que cada cuadro tuviera su sala y que en esa sala sonara una lista de canciones en las que yo me pude inspirar o ponerme a la hora de realizar ese cuadro. Siempre he pensado que la audioguía podía ser eso, música. Incluso, darle la oportunidad a la persona que está observando ese cuadro de decir qué canción le inspira la obra. Esto último también podría ayudar a descubrir nueva música, que sin querer solemos escuchar siempre la misma.

PAC – Un deseo.

Aitor de Gordejuela – Si mi arte ayuda a la gente, que llegue lo más lejos posible.

Etiquetas: , Última modificación: 5 septiembre, 2023