Entrevista a Bran Solo

by • 14 octubre, 2022 • Artist Interviews, EntrevistasComments (0)597

Bran Solo (Abarán (Murcia), 1987). Taller de pintura de Úrsula Company (1995) y Pepe Bermúdez (1998). Técnico superior en Análisis y Desarrollo de Aplicaciones Informáticas (2006). Técnico superior en Arte y Diseño en Ilustración por la Escuela de Arte de Murcia (2014). Una lesión macular, formada por cicatrices en la zona central de la retina, distorsiona las imágenes de una manera que describe como “caleidoscópica”, multiplicando con nitidez las imágenes con alto contraste o luminosidad. De esta manera, descubre que no puede encontrar con seguridad la línea que separa un plano blanco de uno negro, confunde el volumen con el vacío, lo positivo con lo negativo y, salvo en circunstancias lumínicas concretas, percibe todos los objetos multiplicados hasta en ocho o diez copias. Condición, que obliga al cerebro a interpretar muy subjetivamente la realidad, le confiere una “visión única”, que sostiene con humor.

Investiga sobre la relación entre ciencia y arte, que le resultan inseparables, además de interesarse por el estudio gráfico de otros temas como la masculinidad, el miedo y las emociones humanas, el amor y la ceguera.

Bran Solo. Cortesía del artista.

PAC – Te proyectas desde Murcia ¿Te hubiera gustado cambiar de lugar y hacerlo desde allí?

Bran Solo – Estoy muy contento con mi decisión. De hecho, no fue el primer lugar desde el que he trabajado y he podido comprobar que, como en casa, en ninguna parte.

Estudié en la Escuela de Arte de Murcia, y siendo uno de los primeros de la promoción, escogí Oporto como lugar para cursar mi Erasmus, y empezar una nueva vida. Llené el coche con todas mis cosas y dejé el alquiler en el que vivía en la ciudad, con intención de no volver, por el momento.

En Portugal estuve un tiempo. La verdad es que se nota mucho más ese ambiente cultural europeo, eso que en España no tenemos tanto. Había ferias de ilustración, de fanzines, editoriales independientes, tiendas de dibujo y pintura por todas partes, arte mural… Se respiraba la creatividad por todas partes.

Luego me mudé a Madrid, en 2014. Estuve viviendo en el corazón de Malasaña y, si bien no es tan internacional, la verdad es que por aquel momento se movía mucho el arte, el dibujo y lo creativo en ese barrio. Había oportunidades de trabajo o de colaboración si uno se presentaba en persona en la tienda o galería de turno. En Madrid todo es una pop-up store. No dura nada, pero se intenta.

Luego decidí seguir la aventura en Barcelona. Es la ciudad que más me gusta. Todas las semanas había alguna inauguración, algún local donde se celebraba algún evento relacionado con el arte y la cultura creativa, y si bien allí les gusta más lo autóctono y los derivados del realismo, se abrían a mis propuestas, incluso más que en la capital, y no faltaban oportunidades y ventas.

Sin embargo… yo necesito el mediterráneo cerca, pero el de verdad, el de 45 grados en verano, el seco y cálido pinar, los vencejos, y estar cerca de la familia. Así que desde 2016 estoy en Murcia, ahora en una casita cerca del mar, y desde aquí puedo trabajar y relacionarme laboralmente de manera online, ahora que está tan aceptado.

Bran Solo, Starfield, 2022. Acrílico sobre papel, 21x30cm. Cortesía del artista.

PAC – ¿Crees que tu trayectoria habría sido la misma?

Bran Solo – Gracias a que antes de estudiar arte trabajaba como informático y analista de sistemas, tengo la ventaja de haber sabido montar y mantener todo mi “imperio” online. Trabajo con galerías de Madrid, Barcelona, Marsella, y participo en ferias en Miami y cualquier lugar del mundo que se presente oportuno. No creo que, en mi caso, mi trayectoria hubiera sido diferente.

Quizás sí habría sido más social, y de ahí seguramente mi estilo se podría haber visto influenciado, o enmarcado en algún movimiento común, y posiblemente habría surgido alguna oportunidad local. Todo eso son cosas que prefiero sacrificar a favor de vivir tranquilo, en un lugar asequible, con buen tiempo todo el año, y estar relajado pintando cuando quiero.

Bran Solo. El ángel que tú me envías, 2022. Obra digital. 30x40cm. Cortesía del artista.

PAC – ¿Qué te impulsa a dedicarte a la práctica artística?

Bran Solo – Creo que es una terapia. De pequeño siempre estaba dibujando, y era mi manera de soñar despierto. Ahora lo uso como algo parecido a eso. Son mis emociones, mis pensamientos, algunos recuerdos, y puede que algún deseo. Necesito pintar, no todos los días, sino solamente cuando lo necesito. Por eso no suelo hacer encargos, normalmente, porque no puedo. Yo pinto lo que yo vivo.

PAC – ¿Qué ansiabas?

Bran Solo – En mi biografía escribo “Pinto para no morirme nunca”. Es un resumen del delirio de grandeza faraónica que me persigue desde siempre. No quiero desaparecer sin dejar rastro, porque creo que he entendido algunas cosas de la vida que pueden ser útiles para aliviar el sufrimiento de algunas personas, y que mi mensaje tiene que llegar.

PAC – ¿Lo encontraste?

Bran Solo – Eso nunca lo sabré. Lo sabréis vosotros cuando yo ya no esté.

Bran Solo, Llanto a mares, 2022. Óleo sobre madera. 40x50cm. Cortesía del artista.

PAC – ¿Qué crees que puede mejorarse en el Sistema del arte?

Bran Solo – Soy una persona muy crítica con todo esto. Creo que el sistema está roto. Para empezar, yo “no creo en las galerías”. No en las de ahora. Quizás en otro tiempo las galerías trabajaban realmente como un marchante, buscando clientes y generando oportunidades, llevando al artista a ferias, o concertando citas con compradores.

Hoy, las galerías son solamente tiendas. Se quedan un 50% por no hacer nada, simplemente colgar tu trabajo en la pared y esperar a que alguien pase. Eso ya lo hago yo en mis redes sociales. Ahí habría que cambiar muchas cosas.

Para seguir, los artistas no nos damos cuenta de que muchas veces el negocio del arte está en sacarle dinero al propio artista. Las tiendas de materiales, las agencias de publicidad, las revistas, las galerías… todos viven del artista. Es el artista quien tiene el poder de llegar a la gente, y quien tiene el derecho de obtener el beneficio de ello. Debemos ignorar a toda esa gente y ser más autónomos.

Y, para acabar, voy a despotricar un poco también sobre los museos.

Tanto las galerías de arte contemporáneo, con su basura apilada con statements sociopolíticos de primero de ESO, como los grandes museos con sus aburridas colecciones de vanguardia, de la vanguardia de hace cien años, olvidan que el arte está vivo, evoluciona, habla siempre del tiempo presente, y está en todos los artistas vivos que trabajamos y vivimos de ello.

Los artistas tendremos que hacernos los muertos para que nos miren, y que nuestros cuadros valgan algo.

Hay que educar a la gente. Enseñarles que sí que entienden de arte, así como entienden de la música que les gusta. El arte tiene que ser comprensible, asequible, bonito, emocional, y decorativo. No sólo lo último.

Bran Solo, Amor de hombre 005, 2022. Acrílico sobre Pankaster. 30x40cm. Cortesía del artista.

PAC – ¿Qué deberíamos aportar y eliminar al Sistema?

Bran Solo – Si por mí fuera, y estoy trabajando en que por mí sea, resetearía el sistema como si de Matrix se tratara, y despertaría a la gente para enseñarles que el arte no es lo que cuatro especuladores valoren. Explicaría a los demás artistas que más caro no es mejor, que no deben tampoco pagar por ser vistos, que no necesitan a nadie para llegar a la gente. Enseñaría a las galerías a que no se puede vivir del trabajo de los demás, y hay que trabajar uno mismo para hacer dinero. Y vaciaría los grandes museos para llenarlos del arte nuevo, hecho por artistas vivos, con obras aún más vivas.

Bran Solo, Aquarium 01, 2022. Grafito sobre papel Canson mi Teintes. 21x30cm. Cortesía del artista.

PAC – Asociacionismo profesional ¿qué opinas?

Bran Solo – ¿Realmente sirve de algo? Yo no lo sé. En España estoy pagando casi 300€ al mes sólo para tener derecho a trabajar, y pronto las cuotas serán proporcionales en tramos, y posiblemente pagaré sobre 1.200€ al mes, aunque no venda un solo cuadro. Además, tengo que pagar el 36% de lo que facturo en impuestos cada trimestre.

No tenemos derechos como otros trabajadores, ni estamos igual considerados. Pero es que aquellos que hacen las leyes no saben nada del trabajo de un artista, cómo es realmente trabajar en el arte, por encargos, o por largos proyectos.

¿Si nos asociamos podemos llegar a que nos escuchen? ¿Qué fue de aquel manifiesto del artista?

Obviamente si lo hacemos bien, podremos conseguir lo que nos proponemos, pero primero hay que solventar un problema interno y es que, los artistas, somos en gran parte divos antisociales y exageradamente sensibles, susceptibles o ultra emocionales, y cualquier proyecto que queramos emprender juntos será siempre caótico y desigual.

Bran Solo, Me miras pero no me ves, 2022. Óleo sobre cartón prensado. 30x40cm. Cortesía del artista.

PAC – Defínete mediante hashtags o etiquetas.

Bran Solo – #Outsider, #Náufrago, #AntesBuenoQueRico, #Azul, #Mediterráneo, #NeoMudéjar, #MurciaParísLondres

PAC – ¿Cuáles son los temas de tu trabajo artístico?

Bran Solo – Los protagonistas suelen ser personajes de mi entorno y modelos que fotografío habitualmente en mi estudio, predominando en todos ellos, casi siempre hombres, un carácter melancólico, pesimista y solitario, siendo éste el tema principal que trato en la mayoría de trabajos.

Estoy enamorado del mar, mis colores son los del mediterráneo.

Habitualmente sustituyo la forma y color del cuerpo humano por un color azul como el mar, sobre fondos que me recuerdan a la fina arena de alguno de los parajes mediterráneos que más me inspiran.

Trabajo mucho el concepto de “Tristeza contemporánea”, como el progreso nos hace sentirnos más solos y perdidos.

Además, muchas de mis obras tratan la masculinidad como elemento que genera frustración y expectativa, y las emociones que rodean esta circunstancia, como el amor, el dolor, la soledad y la melancolía.

Bran Solo, Conversaciones, 2021. Óleo sobre papel. 30x40cm. Cortesía del artista.

PAC – ¿Algún proyecto, pendiente, que te gustaría realizar?

Bran Solo – Estoy, ya varios años, preparando un libro junto a Daniel El Dibujo en el que mostramos el trabajo de varios artistas en el contexto de las nuevas masculinidades, un estudio gráfico de cómo el machismo afecta, también, al hombre. Hemos tenido un parón con la pandemia, pero ya estamos listos para sacarlo a la luz.

PAC – Un deseo.

Bran Solo – Que la gente se olvide de ser rica, y quiera ser buena.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *