Entrevista a Carlos García Peláez

by • 4 septiembre, 2013 • Artist Interviews, Entrevistas, PinturaComments (0)4024

Carlos García Peláez nace en Elche (1978), aunque ha estado viviendo los últimos años en Valencia. Ahora vive y trabaja en Bilbao. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia (2003). Trabaja la pintura. El medio que habitualmente maneja. Otra pintura, pues la carga que soportan ahora quienes practican esta técnica, de superar lo ya hecho en la historia del arte, lleva a nuevos vehículos, a nuevos territorios. Artista multimedia, pues también trabaja el grafiti, la performance, intervenciones en espacios públicos y el vídeo. Ha mostrado su trabajo en la VII entrega de  “Arte en la Casa Bardín”. Un muy interesante trabajo a tener muy en cuenta.

PAC.- ¿Podrías explicarnos un poco cómo es tu práctica pictórica?

Carlos García Peláez.- Los trabajos que he presentado en “Arte en la casa Bardín” son pieles secas de acrílico en las que aparecen imágenes arrugadas debido a la falta de soporte, a la contracción de sus diferentes capas y a la capacidad de copia del acrílico que registra hasta el mínimo detalle del plástico sobre el que se seca.

El proyecto Descansa todo lo que necesites, sin pena ni gloria” busca establecer relaciones entre la imagen, el icono y lo anecdótico. Considerando lo anecdótico en la construcción, alteración y reutilización de ciertos iconos.

PAC.- ¿El bocadillo de chorizo fue para ti como la magdalena para Marcel Proust?

Carlos García Peláez.- Lo cierto es que no conozco la historia de la magdalena y Marcel Proust, pero en mi caso el bocadillo de chorizo lo recuerdo y lo utilizo para ejemplificar una conversación que mantuve preparando una exposición que realicé en el 2011. En la conversación hablaba, con un amigo, del Heavy Metal en diferentes contextos, cómo se convierte en cosas diferentes. Recordé una fotografía de Miguel Trillo en la que aparecen unos adolescentes a la salida de un concierto de Heavy Metal en Madrid, en el centro de la imagen aparece un bocadillo de chorizo y me planteaba la posibilidad de que el bocadillo hubiese sido un icono del Heavy Metal en este contexto. Me pareció divertido tomarlo muy en serio.

Justo un año después, apareció una imagen, de las manifestaciones del instituto público Lluis Vives de Valencia, en la que volvía aparecer el bocadillo, pero en este caso en la imagen aparecían unos cuantos antidisturbios con un adolescente tirado en el suelo al  que se le había caído un bocadillo envuelto en “papel Albal”. Aquí el bocadillo parecía más un arma arrojadiza y la historia del bocadillo como icono de un contexto concreto crecía, pero esta vez quedaba vinculado a la educación pública.

PAC .- ¿De qué fuentes bebes?

Carlos García Peláez.- De forma bastante natural las fuentes que he utilizado en este proyecto en concreto han sido foros, blogs y, como no, Wikipedia. Internet y la forma de lectura casi aleatoria propiciada por el hipertexto me ha provocado este acercamiento al icono y a lo anecdótico. Supongo que es un ejercicio bastante habitual pero llegué a convertirlo en una pauta a la hora de continuar desarrollando los últimos trabajos para tomar de manera “fiable” la información que encontrara en estas fuentes.

Así surge “15 kilos de acrílico con la forma y color de un Smiley. A partir de esa relación de ideas a la que me había llevado el bocadillo de chorizo busqué información de un icono bien conocido como el Smiley y toda esa información estaba en Wikipedia. Era interesante como había sido utilizado este icono y a que se había asociado a lo largo de su vida. Esta representación de una cara sonriente fue creada en los años sesenta por una mutua de seguros que, al fusionarse con otra, decidió usarla como estrategia de marketing interno invitando a sus empleados a sonreír todo el tiempo. En los años ochenta, en el Reino Unido, influenciado por el Acid House y el éxtasis, volvió a surgir una nueva significación del Smiley. Más tarde se convirtió en un emoticono, gracias a sistemas digitales, como internet, y llegó hasta tal punto que incluso en el 2002 un estadounidense de veintiún años (Luke Helder), intentó reproducir un Smiley con bombas caseras.

De esta manera, juego con las posibilidades de retomar iconos y siguiendo este hilo aparece el “bocadillo” como icono de un contexto concreto, al igual que el Smiley o la “patata” como icono de la hambruna en Europa.

PAC.- Explícanos en qué consiste el grafiti técnico que practicas.

Carlos García Peláez.- Consiste en realizar dibujos geométricos con pintura en spray generado a partir de elementos mínimos como hilos y clavos que funcionan en un sentido físico de fuerzas.

Siempre me han gustado unas pintadas que aparecen y suelen ser muy molestas, que consisten en una línea de spray que recorre toda una calle pasando por todo lo que se encuentra en su camino, puertas, persianas, escaparates, hasta que el spray se termina. Es un acto vandálico de lo más discreto a través del spray.

En estos trabajos he puesto en juego el vandalismo y ejercicios de la Educación Secundaria Obligatoria.

PAC.- ¿Por qué grafiti?

Carlos García Pélaez.Tanto en Elche como en Alicante, hemos tenido a algunos de los mejores escritores de grafiti de España y en mis años de educación secundaria fue una de mis prácticas. Me planteo el grafiti como un reencuentro con el placer adolescente.

PAC.- ¿Te parece difícil superarse ahora en pintura?

Carlos García Peláez.- Me parece difícil la pintura, el derecho, el periodismo, es difícil hacerlo bien y eso es una superación. Estoy seguro que con un grafito y papel se pueden seguir contando cosas muy interesantes, no sería más fácil otro medio, ni más interesante.

PAC.- ¿Se puede ser artista en Alicante?

Carlos García Peláez.- Llevo fuera de Alicante cerca de dieciocho años, por un lado está mi opción personal y por otro la certeza de que no se está apoyando debidamente la cultura de base en Alicante, un apoyo que se adapte a los nuevos planteamientos, a las nuevas circunstancias y que no tengan miedo a que ocurran.

PAC.- ¿Un proyecto futuro con ganas de que salga adelante?

Carlos García Peláez.- En estos momentos estoy preparando una exposición individual en Bilbaoarte. Mi intención, de manera más general pensando en proyectos futuros, es la de poder seguir en la práctica artística buscando vías para que sean sostenibles desde la perspectiva de la financiación.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *