Entrevista a Daniel Sueiras

by • 27 enero, 2012 • Artist Interviews, EntrevistasComments (0)3365

El pasado 12 de enero, y como ya os informábamos en PAC, se inauguraba en la Galería Marita Segovia (Madrid) una exposición individual sobre el artista Daniel Sueiras. Como gran admiradora que soy de su obra, no quería ni podía perderme el evento. Lo que no sabía es que Sueiras iba a estar allí, por lo que no dudé ni un momento en pedirle a Marita Segovia que me lo presentara. Siempre he sabido que Daniel Sueiras tenía mucho que contar sobre su obra y yo, siempre he querido preguntarle muchas cosas. Aquí os dejo estas preguntas que Daniel, amablemente accedió a contestar.

PAC- Daniel, ¿Tu dedicación al Arte es vocacional? ¿Cuándo te das cuenta, o qué sucede para que sientas que debes expresarte de manera plástica?

DS- Yo vengo de una familia bastante pequeña de la que, al menos la mitad de sus miembros, tienen gran facilidad para el dibujo y la pintura, así como un gran sentido estético. Como se suele decir, me viene en la sangre (creo que hoy en día sería mas correcto hablar de predisposición genética).

A  los 16 años viajé a EEUU donde pasé dos años.  Tuve una profesora de Arte fabulosa que creyó en mí antes incluso de que yo supiera que quería dedicarme a esto y me brindó su valioso tiempo y enorme conocimiento.  En aquellos dos años pasé mucho tiempo solo, ya que no terminé nunca de adaptarme al país y aunque me hubiera esforzado más, la nieve y el frío no me lo hubieran puesto fácil.   Descubrí entonces, en la pintura, un entretenimiento a la vez que un medio de canalización fantástico….en definitiva, todo un universo por descubrir que, desde entonces, no ha hecho más que expandir sus horizontes.

PAC -Escultor y pintor. ¿Qué te lleva a utilizar un medio u otro? ¿Para qué o por qué la escultura o para qué y por qué la pintura?

DS- Entiendo que cada idea pide unos medios, tiene unas necesidades, del mismo modo que una comida puede pedir sal o pimentón o cualquier otro ingrediente.  A veces tengo ideas para cuadros que me piden un tamaño determinado, si me viera obligado a hacerlos en otro tamaño no los haría.  Del mismo modo, hay ideas que me piden tridimensionalidad, de ahí que recurra a la escultura.

Sí algo he aprendido con los años es que la pintura es primordialmente visual, aunque suene a obviedad.  He pintado muchos cuadros basándome en ideas que me encantaban, pero no he sabido usar los medios o la composición adecuados y el resultado ha sido desastroso.  Una obra debe funcionar visualmente primero, luego, sí tiene un trasfondo o un mensaje revolucionario incluso, pues mucho mejor.

Por todo ello a mí no me gusta pensar en mí mismo como pintor o escultor, o pintor realista… Me considero más una persona que quiere expresar unas ideas o conceptos y, según sean las circunstancias, busca cúal será la mejor manera de llevarlas a cabo… todo lo demás se me antoja inmovilista.

Viendo la obra de Daniel Sueiras en su totalidad, las diferentes temáticas, (homo sapiens, híbridos, especies extrañas…) me doy cuenta de que estoy ante un artista que va más allá de la mera perfecta representación de seres y objetos. Antropología, arqueología e investigación científica, parecen estar presentes en una obra que rebasa lo anecdótico, lo irónico.

PAC- En tu serie selección natural, el gran protagonista de las obras es el Homo Sapiens. Es aquí donde veo o imagino tu gusto e interés por la antropología; ¿tiene algo que ver con Darwin y su teoría de la selección natural? ¿Por qué el Homo Sapiens? ¿Cómo surge esta serie?

DS- El enfoque que siempre le he dado a la pintura es de un carácter existencialista. Al principio, de un modo espontáneo, luego, poco a poco, de un modo cada vez más dirigido.

La relación del hombre y el medio es una constante en toda mi obra, lo único que he venido cambiando con los años es el enfoque.  Desde pequeño, siempre me he sentido un “bicho raro” en relación a la naturaleza.  Hace ya muchos años leí que en muchas pinturas rupestres los animales aparecían rigurosamente detallados, mientras que los humanos apenas si mostraban detalles, muchas veces ni siquiera se les representaba la cabeza.  De ello desprendían los paleontólogos un sentimiento de inferioridad, de “no pertenencia”.

Desde que descubrí que, aunque hoy en día nuestra alienación del medio es exagerada, hace ya milenios que los seres humanos se vienen sintiendo así, mi interés por descubrir por qué, qué somos en realidad, no ha hecho sino aumentar… por otro lado, unas preguntas nada originales a estas alturas.

PAC- Si el Homo Sapiens impacta –porque impacta- no es para menos esas esculturas que son un híbrido de hombre y animal, como las cabezas de hombre o mujer con cuernos, o esos cráneos con pico que pareces coleccionar en una vitrina, cual piezas de arqueología dignas de un Indiana Jones. ¿Por qué esa mezcla hombre-animal?

DS- En los últimos años es una constante en mi trabajo descontextualizarlo casi todo para que el espectador vea de otro modo algo que tiene asumido y considera cotidiano.  Por basarme en un ejemplo, tengo unas piezas, que son dos cabezas humanas con astas de ciervo colocadas como trofeos de caza.  El título es “Cabezas de Bestias para una Taberna de la Luna” y la pretensión no es otra que la de que nos sintamos como el animal cazado, ( en este caso por alienígenas con bases recreativas en la Luna), con el fin último de que, aunque sea por un instante, nos sintamos también como animales que somos.

Creo que los seres humanos descubrimos muy tarde que también nosotros éramos animales, pero lo que es mucho peor,  es que se nos ha olvidado muy pronto.

Honestamente, creo que ese es el mayor de los problemas que tiene la humanidad como especie y que la factura de nuestra actitud será simplemente impagable e improrrogable cuando nos llegue.

PAC- Un perro con manchas felinas, una oveja no con lana sino con traje de lana, una naranja con “abre fácil” lista para beber…. Y así un montón de especies extrañas. ¿Evolución? ¿Adaptación al medio? O simple anécdota…

La respuesta sería evolución, pero con sorna.  Las obras que vengo realizando en los últimos años pertenecen a una serie que tiene por título ‘Selección Natural’ y que hace alusión directa a Darwin y su teoría sobre la descendencia con modificación.  Él siempre intentó eludir el término evolución puesto que implicaba “mejoría”, algo que nos encanta puesto que hemos considerado siempre que éramos la especie más evolucionada y por consiguiente, la superior y, por consiguiente, dueña de las demás y, por consiguiente, absoluta definidora de su destino.

Darwin, sin embargo, entendía la modificación como una mejor adaptación a las circunstancias y, como todos sabemos que las circunstancias cambian, lo que hoy puede resultar una virtud mañana una carga ineludible.

De cualquier modo, la ironía radica en que sí Darwin nos enseña que las especies “evolucionan” por su mejor adaptación al medio,  ¿Cómo es que el ser humano pretende que sea el medio el que se adapte a él? De ahí que muestre ovejas que ya traen la lana estampada, naranjas con rosca, árboles de cuya punta aparecen lápices ya afilados….

PAC -En tus pinturas me sorprenden varias cosas. Por un lado, la convivencia del hiperrealismo y la frontalidad, a veces parece haber una influencia de las culturas primitivas. Por otro lado, pareces hacer un recorrido por la historia del arte: retratos que recuerdan a los del Renacimiento, el Barroco; bustos clásicos… ¿Qué te influye a la hora de pintar? ¿Cuáles son tus fuentes?

DS- Como te comentaba al principio, me gusta pensar que hago lo que cada idea me pide en cada momento.  Jamás he sentido demasiado interés hasta ahora por el Barroco o la escultura de tiempos romanos como movimientos artísticos, sin embargo, quería representar en esta exposición una serie de primates como a personajes ilustres y no se me ocurrió mejor manera que darles un aspecto barroco, del mismo modo que representar a un chimpancé como a un emperador romano imitando un busto de la época.

Sin embargo, como comentas, es absolutamente cierto que tengo una gran influencia de culturas primitivas, sumerias y egipcias en cuanto a la composición, la frontalidad más concretamente.  Se trata de un recurso que siempre he usado, a decir verdad, no sé si empecé a representar así y luego caí en la cuenta del parecido con las representaciones primitivas, o qué estas imágenes calaron en mí antes….¿el huevo o la gallina? De cualquier modo, la influencia está ahí independientemente de cuando llegara.

Se trata de un recurso que, en mi opinión, carga a la obra de mucha más fuerza, se vuelve más psicológica.  No hay movimiento, los personajes te miran directamente a los ojos, antes casi que uno los mire.   En términos de Aristóteles, me interesa pintar imágenes en “potencia“, donde todo está por ocurrir, mucho más psicológicas.   Una imagen en “acto” representa ya algo ocurrido u ocurriendo… no le veo el misterio.

Es, en definitiva, un intento de pintar lo que no se ve, por eso creo que es siempre una constante en mi obra, es casi un imposible y siempre, siempre,  podré hacerlo mejor

Acerca del hiperrealismo, al que no creo que llegue, se trata, de nuevo, de un recurso puntual.  Pinto, como quien dice, “cosas extrañas”: un cerdo con piel de cebra. Me interesa que parezca real, para que lo que realmente llame la atención sea el concepto puesto que la imagen sea inequívoca, sí empleo una pincelada más brusca u otros medios, puedo hacer que la técnica llame más la atención que la imagen en sí… Al final, de nuevo, siempre busco la mejor manera para que lo que quiero transmitir llegue con la menor cantidad de interferencias posibles.

PAC- Daniel, ¿eres un poco provocador, o solo me lo parece a mí? La joven de la perla y la Menina, también son Homo Sapiens. ¿Homenaje a Vermeer y a Velázquez? ¡Explícanos esto!

DS- Siempre he creído que el mejor arte es el que provoca, el que no te deja igual, el que no puedes eludir, aunque solo sea por curiosidad.  Del mismo modo, creo que el peor arte también es el que provoca por el hecho de provocar.

La intención es la misma que cuando te hablaba, anteriormente, de la pieza que tengo de bustos humanos como trofeos de caza, descontextualizar imágenes que tenemos absolutamente interiorizadas.  Éstas en concreto, muy representativas de la humanidad, de nuestra grandeza.   Sí que pretendo reírme un poco del ser humano, de mí mismo por supuesto, de nuestros conceptos e ideas de grandiosidad, pero intento siempre no hacerlo de un modo ofensivo.

Educado en EEUU, Baltimore, Escuela Taller de Will Wilson, y en España: II Curso Internacional de Pintura dirigido por Antonio López (Jerez de la Frontera) y Licenciatura en Escultura por la Universidad Santa Isabel de Hungría, Daniel Sueiras (Alicante, 1976) ha ido abriéndose camino, merecidamente, no solo en el mercado nacional sino en el Internacional. Su obra, que ha podido verse tanto en España como fuera de nuestras fronteras, ha sido reconocida con numerosos premios y becas.

PAC -¿Cuáles son tus próximos proyectos? O ¿En qué estás trabajando ahora? ¿Te veremos próximamente en alguna Feria?

DS- La próxima Feria en que participaré será ArtMadrid con Marita Segovia el próximo mes de Febrero.  En los dos últimos años he participado también con MoretArt Espacio de A Coruña en Espacio Atlántico en Vigo y espero poder volver a hacerlo este año.

Sobre mis próximos proyectos sí que los tengo, pero no me atrevo a hablar de ellos porque cambio muy rápido de opinión y prefiero que hablen las obras más que las palabras sobre cosas que aún no he hecho.  Lo que si siento es que esta serie de Selección Natural, en la que he trabajado los últimos años, está llegando a su fin.  Siento la necesidad de renovarme, sobretodo técnicamente, me siento un poco atado por, como antes te comentaba, la necesidad de crear apariencias muy concretas, muy realistas

PAC- ¿Cómo ves el mercado del Arte? ¿Cómo definirías la situación del Arte actual?

DS- La verdad es que siempre que intento comprender cosas a nivel global ( y hoy en día prácticamente todo es global) siento un enorme vértigo, me siento impedido, incapacitado. Sí tengo una sensación, que es la misma que tengo para casi todo, y es la que me producen las primeras palabras de la obra de Dickens “Historia de dos Ciudades” que comienza : era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos… En relación al Arte, siento que nunca ha habido tanta gente creativa, tanto talento y tanta calidad en definitiva como hay hoy en día, sin embargo y, al mismo tiempo, siento que nunca ha habido tanta cantidad de obra que responde a “modas” y tantas “modas” que no responden a nada mas que a conceptos vacíos.  Creo que vivimos en un mundo de “usar y tirar” en muchos aspectos y el Arte no es en absoluto ajeno a él.

PAC- Y para terminar, Dime tu pintor y tu escultor favorito y tu imprescindible en la Historia del Arte.

DS- Aunque suene extraño no tengo un pintor o escultor favorito, sino muchos que me apasionan.  Francis Bacon, Antonio Saura, Barceló podrían ser algunos, porque han desarrollado una obra que me gusta denominar como “psicológica”, trasciende mucho más allá de lo físico y, por supuesto, todos los maravillosos escultores anónimos sumerios, asirios  o egipcios cuyas obras perduran hasta hoy.

Muchas gracias Daniel. Suerte en tus nuevos proyectos!

 

 

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *