Entrevista a José Luis Pérez Pont

by • 27 abril, 2021 • EntrevistasComments (0)885

En esta entrevista, realizada hace unos días, hablábamos de la llegada del final de ciclo de la labor de José Luis Pérez Pont al frente del Consorci de Museus. Hoy su publicación se convierte en una celebración de su renovación por cinco años más.

Jose Luis Pérez Pont CMCV

PAC -Al frente del Consorci de Museus sus pilares han sido transparencia en su gestión, dignificación de los artistas y accesibilidad de la cultura. Sin duda, ha personificado una auténtica revolución. 

José Luis Pérez Pont  -Cuando llegué al Consorci de Museus en 2016, se venía de una época previa caracterizada por todo lo contrario. Yo como profesional independiente, que había trabajado anteriormente como crítico y comisario, tenía una opinión de cómo debe funcionar una institución pública. Porque justamente desde el ámbito de fuera de la institución teníamos una serie de reivindicaciones de lo que estaba faltando y que necesitaba el sector cultural en la Comunidad Valenciana. De manera que pusimos en marcha un proyecto, impulsando mucho el tema de la transparencia y del apoyo al sector profesional de artistas, comisarios, críticos, galeristas… a través de diferentes proyectos. El tema de la profesionalización y el reconocimiento básico de honorarios, que son cosas que hace unos años reclamábamos y era difícil de conseguir (sobre todos para los artistas), ahora lo hemos incorporado en las convocatorias que hacemos y se ha normalizado estableciendo modelos de contrato. Generalizando una estructura de funcionamiento normalizada, donde un trabajador de la cultura tiene al menos garantizada una relación estándar cuando hace un trabajo.

PAC -Una clara estrategia para el Consorci de Museus es repensarlo como una herramienta de agitación cultural, ¿pero cómo se consigue y cuál es la meta a alcanzar?

José Luis Pérez Pont -Hay un objetivo principal que es pasar de la cultura institucional, a la institución al servicio de la cultura. Es como pegarle la vuelta a la tortilla. Pasar de generar una cultura desde arriba a trabajar de una forma más horizontal y que la Institución sea una plataforma de impulso para los artistas, creadores y profesionales que trabajan en el ámbito de la cultura.

Martin Parr Parrathon CCCC

PAC -Cambiar ese concepto de que los museos y centros de arte son lugares solo para la élite, ¿es el camino para llegar a nuevos públicos?

José Luis Pérez Pont -Estamos trabajando con una programación muy abierta y pensada para diferentes segmentos de población. Para diferentes edades y diferentes necesidades culturales. Por lo tanto, no trabajamos solo para especialistas, sino que trabajamos pensando en la ciudadanía. Y sobre todo, tratando de generar ese eslabón perdido entre la cultura contemporánea y la sociedad contemporánea. Ese eslabón que une los discursos del arte y la cultura de hoy con la ciudadania que comparte ese espacio tiempo. De esa forma, generando proyectos y programaciones pensadas a diferentes niveles y para diferentes segmentos de población, pues de repente el público conecta. 

Desde luego si yo he descubierto algo en este tiempo, es que había hambre de cultura. Y hemos conseguido algo que es complicado, que el público responda de una forma importante a una propuesta que tiene que ver directamente con arte y cultura contemporánea. Porque es muy fácil hacer colas cuando expones a Picasso y Sorolla, pero cuando lo que estás exponiendo y programando son contenidos directamente producidos o creados hoy o en un tiempo reciente, poniéndolos en contacto con la sociedad actual que mayoritariamente desconoce esos códigos visuales y artísticos, y consigues tener colas para ver exposiciones en el Centre del Carme nos da un impulso bastante importante. Síntoma de que el camino que hemos trazado, y que al principio generaba dudas en determinados ámbitos, está asentando. Una forma de trabajo y de entender la institución cultural, mucho más conectada con la realidad del presente tanto del sector profesional, la ciudadanía y el público; que forman parte activa de esa programación, a diferencia de otros modelos que tienen una tradición más larga pero que de alguna forma no conectan ya con la población actual.

Edel Rodríguez Agente Naranja CCCC

PAC -El Consorci se basa en la interacción y colaboración entre siete instituciones diferente (la Generalitat, diputaciones de las tres providencias y los ayuntamiento de las tres capitales: Valencia, Alicante y Castellón), ¿cómo es el trabajo entre tantos socios?

José Luis Pérez Pont -Estamos trabajando muy bien, sin ningún tipo de problema. Son las siete principales instituciones públicas de la Comunidad Valencia, que en el año 1996 crearon y constituyeron el Consorci de Museus. En este momento cada institución tiene un color político, de manera que eso también enriquece el funcionamiento del propia Consorci, porque lo que se pone en el foco de atención es el interés y voluntad de generar una buena programación cultural y artística en la Comunidad Valenciana. Se dejan de lado otro tipo de aspectos permitiendo un trabajo profesional e independiente, sin injerencias políticas. Esto es muy importante viniendo de donde se venía, en cuanto al nivel de intromisión política en el ámbito de la cultura en la Comunidad Valencia anteriormente. En el momento actual y durante estos años sinceramente he trabajado con completa independencia y con respeto por parte de los responsables políticos de cada una de esas siete instituciones, que han apoyado y refrendado la gestión que desde aquí se ha realizado. Me parece que ha ese nivel ha sido sinceramente ejemplar.

PAC -El Centre del Carme tiene, dentro del Consorci de Museus, una personalidad propia. ¿Cómo se consigue su transformación en un centro abierto a la ciudadania y los artistas?

José Luis Pérez Pont -El Centre del Carme es una institución que depende directamente de la Generalitat, pero que se gestiona desde el Consorci de Museus. De manera que lo primero que hemos hecho es definir una personalidad especifica para este espacio, ya que antes no tenía y su uso era un tanto difuso. Se han definido unos objetivos a nivel de contenidos, marca e imagen pública, y una programación muy versátil, algo que hemos hecho con toda la programación del Consorci de Museus, pero más especialmente con el Centre del Carme. Este centro también se utiliza como tubo de ensayo, generamos proyectos que testeamos y nos ayuda a experimentar con otros modelos de hacer cultura y de generar propuestas. La educación y la mediación han entrado de una forma muy fuerte en ese panorama, hemos reforzado mucho estos ámbitos y generado otros tipos de estrategias de aproximación a los públicos y de comunicación entre los creadores y los profesionales de la cultura con la ciudadania. Y ese modelo de agitación cultural, que mencionas, ha tenido su punto de inicio y ensayo en el Centre del Carme; que hemos ido extendiendo a otros proyectos que desarrollamos en Alicante, Valencia o Castellón, en otros museos y centros de arte y con otros ayuntamientos de las tres provincias. Generando una red de acciones que se desarrollan en unos 70 municipios de la Comunidad Valenciana cada año.

Avelino Sala CCCC

PAC -Tras casi cinco años trabajando al frente del Centre del Carme ha conseguido que se sitúe a la cabeza de las instituciones culturales de la Comunitat Valenciana, ¿qué se siente?

José Luis Pérez Pont -Alegría y satisfacción. Sobre todo porque somos un equipo muy pequeño. En este momento somos 10 personas trabajando y hemos llegado a ser solo 8. De manera que cuando se desarrollan en 2020 un volumen de 88 exposiciones y 1.200 actividades culturales con un equipo tan pequeño, por una parte tienes satisfacción y alegría de que se reconozca el trabajo, pero por otra también agradecimiento al equipo por el esfuerzo que representa el desarrollo de un proyecto tan ambicioso con un recursos humanos tan escasos.

PAC -Durante el confinamento habéis sido de los más activos del sector, ¿qué contenidos culturales habéis creado y desarrollado? 

José Luis Pérez Pont – Bueno cuando llegó el confinamiento nos pilló a todos un tanto con el pie cambiado. Pero reaccionamos muy rápido y pusimos en marcha toda una batería de contenidos. Para mi era muy importante que la institución cultural no dejara de estar activa, sobre todo en un momento en el que la ciudadanía estaba particularmente necesitada de recursos culturales. Algo que se puso de manifiesto, con la función que cumplió la cultura en ese momento de confinamiento. 

De alguna forma había que responder a la demanda y necesidad que existía, y desde el primer momento generamos visitas virtuales de las exposiciones que estaba cerradas en ese momento, haciéndolas accesibles a través de esa herramienta; desarrollamos toda una batería de contenidos culturales desde el departamento de educación y mediación con el objetivo de llegar a segmentos de población especialmente sensibles como niños, jóvenes y personas mayores, los que entendamos que podían acusar de forma más directa esa situación. También hicimos proyectos que daban soporte al sector profesional como el caso de la convocatoria CMCVacasa Cultura Online, con la que seleccionamos 100 contenidos culturales para divulgarse a través del soporte digital dando apoyo a 100 creadores nacidos o residentes en la Comunidad Valenciana. En ese momento no tenían la posibilidad de desarrollar su trabajo de otra manera y queríamos dar un apoyo desde el Consorci de Museus y también dar visibilidad a creadores de diferentes ámbitos digitalmente. Ese proyecto funcionó tan bien que lo convertimos en exposición física en el Centre del Carme y desarrollamos un dispositivo de cultura segura para interactuar a través un software específico con los contenidos de la sala. Otro proyecto creado fue Desde mi ventana, que tubo una gran respuesta de ilustradores, artistas y también del público general. Funcionó realmente bien y nada más volver a la presencialidad hicimos una exposición física con todo los que la gente había compartido a través de redes sociales.

Rondalla del Fang Dulk CCCC

PAC -La pandemia ha cambiado la hoja de ruta para todos los sectores, incluyendo el cultural. ¿Cuál es el camino a seguir en estos momentos? 

José Luis Pérez Pont -Yo creo que todo tiene una parte buena, y la pandemia en ese sentido nos ha obligado a implementar la experiencia de la cultura online y de la virtualidad. Es evidente que hay cosas que no se pueden sustituir. La presencialidad y la relación de una persona con una obra de arte no se puede sustituir por una pantalla. Pero por otra parte, también nos parece que hacer accesible la cultura, ya no solamente por una cuestión de confinamiento que vivimos, sino porque hay personas que por cuestiones de saludo o de otra índole no se pueden desplazar a museos; de la misma forma que por estar ubicados territorialmente en un determinado lugar, no van a poder estar viajando constantemente a un determinado centro de arte o museo. Hay circunstancias que condicionan que nunca van a sustituir esa experiencia presencial, pero si que pueden paliar en cierto modo esas carencias o dificultades por distancia territorial. Por ese tipo de cosas, creo que hay proyecto que se van a ver reforzados y beneficiados de ese impulso de lo virtual. Cosas tan sencillas como hacer streaming de cada actividad es importante, algo que antes no hacíamos siempre. A veces la prisa de lo diario nos hace no prestar atención a ciertas cosas, y esta circunstancia ha venido a dirigir el foco de atención sobre aspectos que teníamos presentes como la accesibilidad, pero que ahora justamente reforzamos de forma automática y hemos incorporado a nuestro funcionalmente estándar. 

PAC -La política de adquisiciones de la Colección de Arte Contemporáneo de la Generalitat es otro punto importante de su gestión, podrías hablarnos de ella.

José Luis Pérez Pont -Es un proyecto que se impulsa desde la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana. Es una colección pública de la Generalitat que se gestiona desde el Consorci de Museus y que se muestra en el Centre de Carme, pero también en museos de Alicante, Castellón y en numerosos municipios. En los tres primeros años de la colección se han hecho más de 21 exposiciones mostrando las obras adquiridas. Porque el objetivo es que esas obras cumplan una doble función, por un lado dar apoyo al sector productivo artístico, tanto a artistas como galerías, como también a críticos y comisarios que se incorporan cada año al proyecto; y, por otro, generar un patrimonio de presente que se proyecta al futuro, dando visibilidad a los creadores nacidos o residentes en la Comunidad Valenciana. Una forma de que se divulgue su obra para que la ciudadanía tenga conocimiento y acceso de ese trabajo que se está haciendo. 

Hay una cuestión evidente, si tú no adquieres obra en este momento y no generas una colección pública con los creadores de un determinado territorio, en este caso la Comunidad Valenciana, en el futuro en las colecciones públicas no habrá tampoco una referencia, una representación del arte actual. Durante los años de la crisis económica anterior, se produjo un parón en cuanto a las adquisiciones de obras de arte. Eso genera inevitablemente que en el futuro haya periodos históricos que no estén bastante representados en esas colecciones, debido a que no se habrán hecho las adquisiciones oportunas. Por este motivo se está realizando un acopio importante, que en los cuatro primeros años son 110 adquisiciones y un millón y medio de euros invertidos en la compra de obras de arte, que progresivamente va generando la incorporación cada años a esa colección. En estos momentos ya estamos trabajando en las adquisiciones para 2021.

El director del CCCC José Luis Pérez Pont y la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga

PAC -¿Tenéis pensado buscar una ubicación permanente para esta colección?

José Luis Pérez Pont -No, no hay un objetivo de mostrarlo de una forma permanente, sino de ir haciendo colección e ir mostrando cada año adquisiciones. Por ejemplo, este año en la exposición que está abierta al público en el Centre del Carme se muestran las adquisiciones realizadas en 2019 y una selección de obras de 2018 y 2017. Pero lo importante es generar y tener esas obras, ponerlas a disposición para prestamos de otras instituciones, logrando hacer una itinerancia importante de esos trabajos dentro y fuera de la Comunidad Valenciana.

PAC -Este 2021 se cumplen cinco años de su labor al frente del Consorci, terminando el ciclo. ¿Le gustaría renovar por otros cinco años? 

José Luis Pérez Pont -Estaría bien poder continuar con el trabajo que hemos iniciado, sobre todo porque hemos puesto un modelos de gestión y una maquinaria de institución cultural que está dando buenos resultados y conectando con el ciudadania. Creo que para la consolidación este trabajo hace falta algo más de tiempo, de manera que creo que sería positivo. Pero en cualquier caso, mi trabajo durante estos años se ha desempeñado y he cumplido con los objetivos que habíamos marcado en el proyecto. Aunque sin duda queda mucho trabajo por hacer.

Art Contemporani de la Generalitat 3 anys d adquisicions

PAC -Muchas gracias José Luis por tus palabras y enhorabuena por el gran trabajo realizado.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *