Entrevista a Kaoru Katayama

by • 19 enero, 2011 • Artist Interviews, Dibujo, Entrevistas, Fotografía, VídeoComments (0)3307

Creo que fue en 2005 con su obra Technocharro, como le sucedió a muchos, cuando conocí a la artista japonesa Kaoru Katayama. Esta obra me sorprendió mucho y desde entonces he seguido su trabajo, sobre todo sus exposiciones en la galería murciana T20. Tras su reciente muestra Folklove hemos contactado con ella para proponerle esta entrevista.

PAC -En qué momento decides dedicarte al mundo del arte

KK –Profesionalmente a partir de 2005. En esa época me ganaba la vida trabajando como diseñadora y productora, pero ese año tuve la oportunidad de introducir mis primeras piezas de vídeo en torno al choque cultural en el mercado de arte (Technocharro, Dancing in the space, Trabajos forzados). Desde entonces sólo me dedico a esto.

Su trabajo ha sido expuesto en ciudades como Madrid, Murcia, León, Valencia, Salamanca, Gijón, Lleida, Badajóz, Nueva York, Los Ángeles, São Paulo, Lisboa, Buenos Aires, Oslo (Noruega), Aukland (Nueva Zelanda), Sunderland (U.K.), Dresden (Alemania), Tokio (Japón), Bergen (Noruega).

PAC -Has nacido en Himeji (Japón) pero llevas en España desde 1992, en qué grado consideras que tu obra está influida por el choque entre estas dos culturas tan diferentes.

KK –Muchas veces me he visto en situaciones en las que he tenido que hacerme preguntas sobre mi diferencia cultural con respecto a la vuestra, o viceversa. Mi condición de extranjera en España es algo imborrable. A veces es una desventaja, por el hecho de no tener los mismos derechos que los que tenéis la nacionalidad española, pero a la vez es un privilegio. El hecho de pertenecer en dos culturas diferentes me permite trabajar con esa diferencia. De eso he venido hablando hasta hoy.

PAC -¿Por qué elegiste España como país de acogida y desarrollo de tu trabajo artístico?

KK –Si te digo la verdad no tenía ninguna intención a dedicarme en el arte cuando llegué a España. Vine a estudiar español a Salamanca, la mejor ciudad para aprender castellano según la embajada española en Tokyo. Posteriormente estudié Bellas Artes y al terminar la carrera, me quedé allí, trabajando para ganarme la vida y también produciendo algunas obras. Como puedes ver, mis obras parten de mis propias experiencias, son muy autobiográficas. Sólo hablo desde donde vivo y he vivido.

PAC -Háblanos de tu educación, ¿destacarías algún periodo de tu formación?

KK –Sin duda, la música. La música clásica estaba ya en mi infancia, porque mi madre era profesora de música. Yo crecí corriendo alrededor de un piano. De todos modos no sé tocar bien ningún instrumento musical, ni compongo, ni canto, sólo introduzco la música en mis piezas. Es un poco “en casa del herrero, cuchillo de palo”. Otro hecho importante fue encontrar a Javier Codesal, al que llamo “mi maestro de vídeo”, en un taller de verano, Imago, en la Sierra de Béjar. Su taller hizo que me introdujera al mundo de las miradas y también de lo oído. Todavía recuerdo que el primer día escuchamos Cuarteto para cuerdas y helicóptero de Stockhausen, en una sala completamente oscura y a todo volumen. Aquello me impresionó, porque realmente me produjo la sensación de estar dentro de un helicóptero o de un helicóptero sobrevolando encima de mí, mientras cuatro cuerdas estaban intentando reproducir la música a gritos.

PAC -Trabajas especialmente con la vídeoperformance, pero también utilizas otros medios como el dibujo, la escultura o la fotografía, ¿con qué técnicas o materiales te sientes más cómoda?

KK –Elijo el medio según lo que el proyecto requiera, pero se puede decir que mis piezas son casi el registro de una acción. El soporte vídeo funciona de forma ideal para registrar movimiento, gestos, emociones, sonido o tiempo, y otros soportes no me lo permiten.

PAC -¿Crees que la elección de una u otra técnica influye en la recepción de las piezas?

KK –Totalmente, por la sencilla razón de que tenemos cinco sentidos. Con que te falte sólo uno, ya te puedes imaginar… Por ejemplo, mi vídeo más conocido, Technocharro (2004), es un registro de un grupo de danza tradicional de Salamanca (charros) bailando con la música techno. ¿Qué pasaría si se eliminara el sonido? Es muy probable que te imagines que esa gente está bailando, pero ¿qué tipo de música? Si no se define bien este punto, el concepto de la pieza cambiaría completamente. Tampoco funcionaría al revés, con música pero sin imagen en movimiento.

PAC -En tus obras, te gusta trabajar con temas relativos a la inestabilidad cultural. ¿Podrías darnos más detalles sobre esta cuestión?

KK –Pienso que el establecimiento de las tradiciones de otra cultura se produce con el traslado de las personas, por ejemplo con los emigrantes. Ellos traen sus tradiciones y costumbres al país donde van a vivir. Esta nueva cultura tiene que ir introduciéndose poco a poco, de manera constante, hasta que sea aceptada por los oriundos del lugar, y tal vez necesite un cambio generacional. A la vez esta nueva cultura se va adaptando a las condiciones del lugar, y se va transformando. Nunca se conserva la pureza que tiene en el país de origen. Las culturas son intercambiables y las tradiciones se transforman con el paso del tiempo. En mi opinión una cultura es algo totalmente orgánico. En este sentido la inestabilidad es una prueba de nuestra capacidad de reflexión, tolerancia y comprensión, todo que lo tiene que ver con la supervivencia de la humanidad.

PAC -¿Cuáles son tus próximos proyectos expositivos?

KK –Ahora mismo tengo una individual en la Mostyn Gallery en Gales, y luego tengo varias colectivas, en febrero en el Cobra Museum en Amsterdam, en los Institutos Cervantes de El Cairo y Nueva Delhi y para abril en Albuquerque, Nuevo México. Finalmente en septiembre en el MOCCA de Toronto.

PAC -Según tu opinión, ¿Qué es y para qué sirve el arte?

KK –Universalmente diría que para la supervivencia de la humanidad. Además de comer, dormir y reproducirnos, también pensamos. Para mí es una herramienta para poder comunicarme con los demás, y por ello para poder convivir conmigo misma.

Para saber más sobre el trabajo artístico de Kaoru Katayama podéis visitar su web www.kaorukatayama.com

Kaoru desde PAC te damos las gracias por responder nuestra preguntas, ha sido un placer.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *