Entrevista a Marine Tanguy

by • 12 abril, 2021 • EntrevistasComments (0)625

Marine Tanguy (Île de Ré, 1989), es una emprendedora joven y exitosa que fundó en 2015 la agencia de talentos artísticos MTArt Agency. Después de dirigir dos galerías de arte, da este salto que en 2018 la lleva a ser nominada dentro de la lista de los 30 menores de 30 años para Europa de la Revista Forbes. 

A través de su agencia promueve el trabajo de artistas granados, no sólo mediante colaboraciones con grandes marcas además de importantes proyectos de intervención artística en espacios públicos de la mano de partners públicos y privados, sino también desde su tienda online, a la medida de pequeños y medianos coleccionistas.

Su comité de selección de artistas incluye personajes tan relevantes como Alejandra Castro Rioseco, fundadora de MIA Art Collection, Edoardo Monti, fundador de la Residencia artística Palazzo Monti o los coleccionistas Ari y Ann Rosenblatt.

Finalmente resulta muy motivante y pertinente en estos días que MTA Agency tenga un compromiso social y de sostenibilidad que les define y que promueve que el arte y la ética vayan de la mano.

Ha sido un placer conocer este modelo tan inspirador así como a su creadora, una mujer clave en el sector contemporáneo.

Marine Tanguy delante del proyecto de intervención en Londres Culture Fix de Dede Bandaid. Cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – Marine, ¿cuál es tu background?

Marine Tanguy – Estudié historia del arte, filosofía y literatura. Siempre quise captar talentos y estar en el sector cultural. En el medio de donde vengo esta profesión no existía, pero hago esto desde que tengo 19 años, no tuve otra carrera, no he tenido otra pasión que esta y a pesar de ser joven llevo 12 años trabajando en esto. Siempre tuve ganas de estar rodeada de talentos, poder ayudarlos, de poder montar una empresa basada en esto y tener un impacto cultural con mucho sentido. Cuando uno crece, su visión se redefine poco a poco, pero si me hubieras conocido hace 12 años no hay mucha diferencia desde entonces en cuanto a la personalidad o la visión que tengo.

Diana Velásquez – ¿Cómo funciona MTArt Agency?

Marine Tanguy – Hay varios componentes. Uno es que nuestros clientes no son sólo gente que compra obras de arte como es generalmente el caso en nuestro campo de trabajo, son gente que encarga proyectos de arte público y que hacen colaboraciones con marcas, o colaboraciones creativas. Es en esta área que hemos multiplicado nuestra fuente de ingresos. 

La segunda, es que funcionamos como cualquier agencia de talentos, estamos buscando talentos todo el día, tenemos un comité de selección que mira perfiles de artistas y sus portafolios, los cuales al mes pueden ascender a 200. Cuando tenemos a alguien en la mira firmamos un contrato, financiamos los costes de su estudio y le ayudamos a desarrollar su carrera.

Diana Velásquez – ¿Funcionáis como un mecenas?

Marine Tanguy – Sé que es difícil de asimilar pues no es común todavía lo que hacemos en la filial de arte, pero me preocupa usar palabras que no son adecuadas pues para mí mecenas es muy filantrópico por lo que uso la palabra correcta. 

No nos comparamos a las galerías, hay grandes agencias de talentos en el cine, la música y los deportes que funcionan exactamente como nosotros, entonces no queremos usar otro vocabulario como puede ser consultor, mecenas, o advisor; queremos ser justamente una agencia de talentos, es el trabajo que mis colegas que están en el mismo sector hacen, así que no voy a usar palabras suplementarias con relación a lo que nos define.

Marine Tanguy, Seype5 y equipo de MTART durante proyecto Beyond Walls de Seype, París, 2019. Cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – ¿Cuál es la diferencia con una galería?

Marine Tanguy – Una galería no hace proyectos de arte público. Por ejemplo nosotros hemos cerrado el Campo de Marte con el apoyo de la Sociedad de explotación de la Tour Eiffel,  del Ayuntamiento de ParÍs, 30 empresas…, hace dos años sobre 800 m2. Una galería no gestiona este tipo de proyectos, pues son proyectos gestionados por el talento que contienen. 

Las colaboraciones gestionadas en el Campo de Marte se hicieron de forma diferente a una galería, el talento fue contratado por un comité de selección. No funcionamos para nada como una galería y la comparación me genera cierto problema pues no somos comparables.

Diana Velásquez – ¿Cómo fue la experiencia como galerista en Los Ángeles?

Marine Tanguy – Primero dirigí la galería ‘The Outsiders’ en Londres cuando tenía 21 años. Me interesaba por la difusión en los medios, la manera como yo hablaba del arte y como llevaba los proyectos era diferente. Entonces un inversor que tiene una empresa de publicidad en los Ángeles,  Steph Sebbag, se ofreció a invertir en mí para que abriera mi propia galería, era una inversión financiera y yo tenía que montar la galería. Entonces monté mi propia galería en los Ángeles cuando tenía 23 años, se llamaba De Re Gallery como el nombre de la isla donde nací, la isla de Ré en el sur de Francia.

Para mí, Los Ángeles fueron reveladores porque conocí a mi mentor Michael Ovitz quien abrió CAA, una de las agencias de talentos más importantes del mundo. Aprendí bastante de cómo construir este tipo de modelo de negocio, cómo se aplica y cómo se montan los talentos. Tuve la suerte de conocer a una persona que era una de las más reconocidas en su medio y de poder escuchar su manera de pensar, de entender cómo montó su empresa cuando era muy joven, a los 28 años, y quise lo mismo para mí. El montó una de las agencias más grandes del mundo, es alguien que está detrás de Jurassic Park, de Steven Spielberg y me contó cómo construyó eso y quise hacer lo mismo. Fue muy educativo y fue así como empecé con MTArt.

Diana Velásquez – ¿Conoces un modelo como el que has montado en otro país?

Marine Tanguy – ¡Hay en todo el mundo! Yo pagué mis estudios porque en la calle me vio Dove y Dove usa agencias de modelos también. Como estaba en este medio, entendía cómo funcionaba. Es verdad que Michael me transmitió la idea de que cualquier persona puede construir algo así.  Él fue capaz de construir algo extraordinario y me dio la posibilidad de poder construirlo yo también.

God is a woman, The Oracle, Delphine Diallo, 2020. Fotografía cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – ¿Fue fácil empezar un modelo tan diferente en el campo del arte?

Marine Tanguy – Cualquier empresa para cualquier persona es difícil de construir al principio. No creo que una nueva empresa sea fácil de implantar. Vine a Londres porque era donde tenía una red más fuerte, la tenía desde hacía más tiempo, comparado con Los Ángeles. 

A cualquier emprendedor le preocupa empezar una empresa sin tener entradas económicas detrás. Yo no vengo de un medio en el que mis padres me pueden dejar dinero, tengo que pensar cómo obtener mis ganancias y como cualquier emprendedor tengo problemas de construcción, problemas de visión, de contratación, de marca, de competencia, etc… es todo un aprendizaje que hay que hacer rápidamente para que la empresa crezca.

Tuve la suerte de tener clientes rápidamente, conocía a algunos de cuando empecé en mi trabajo anterior hacía 6 años, luego fui captando todos los clientes posibles e inimaginables para tener ingresos, como cualquiera.

Tuvimos la suerte de tener ganancias desde el primer año y el valor de nuestra empresa es elevado… yo tengo el 80,4%, mi equipo y los inversores el 19,6%. Cuando hicimos la recaudación de fondos fue por el simple hecho de que tuvimos ingresos importantes, no era cash flow. Hemos querido contar con gente potente, expertos con una buena red y que fueron buenos consejeros en los inicios.

Culture Fix project, Dede Bandais, 2020. Cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – Durante la pandemia, ¿cómo ha sido vuestro desarrollo?

Marine Tanguy – Hemos tenido mucha suerte. Cuando uno tiene una empresa hay un trabajo muy duro, y el resultado se revela después. Nosotros hemos multiplicado por 3 nuestros ingresos porque todas las ciudades querían hacer intervenciones de arte público, se hicieron muchas colaboraciones, nuestros coleccionistas compraron también obra en línea. Tuvimos un enorme crecimiento que se debe también al artículo que salió en el Art Newspaper o a que inversores importantes se unieron a nuestro capital. 

Nuestra empresa se multiplicó completamente y permitió que pudiéramos contratar gente como Lise Arlot o Yann Mathias que vendieron sus empresas recientemente de forma exitosa y se vinieron con nosotros. Blue Gaydon era la jefe de personal de Vogue y se vino con nosotros y ahora estamos mirando para abrir una nueva sede en Los Ángeles.

Tenemos mucha suerte, estamos en pleno challenge, nuestro objetivo es captar a los mejores y tener expertos para asegurarse que el beneficio del que llega es top. Hemos atraído talentos como Robert Montgomery que dejó su galería para unirse a nosotros y que están muy establecidos. No le deseo una pandemia a nadie pero para nosotros ha sido muy positivo.

Diana Velásquez – ¿Tenéis una sala de exhibición?

Marine Tanguy – No tenemos una sala de exposiciones, tenemos una oficina donde hay obras de arte y luego gente que trabaja en ella. No tenemos sala de exposiciones ni galería.

Diana Velásquez – ¿Vais a ferias?

Marine Tanguy – Fuimos a Frieze L.A el año pasado. No tenemos nada en contra de las ferias. Si los partners proponen una colaboración como la que hicimos con Ruinart el año pasado y David Aiu-Schreiber, y comenzamos a acercarnos progresivamente a Los Ángeles, esto tiene sentido para nosotros. Vemos las ferias como vemos una colaboración de marca y la desarrollamos como se desarrollaría una feria y si suma demográficamente y da audiencia a nuestras artistas, lo hacemos encantados.

Marble Trio, Leo Caillard, 2020. Cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – ¿Cuáles son los perfiles de artista que le interesan a MTArt Agency?

Marine Tanguy – Nuestro comité de selección mira por ejemplo si la técnica usada por el artista es innovadora como ocurre con Saype, quien inventó una pintura biodegradable y que es muy sostenible y adecuada para el arte público. También miran si su compromiso con la historia y el concepto son innovadores y aportan un valor histórico. Miran la persona, pues nosotros apostamos por las personas, miramos la personalidad. No es una cuestión de llevar traje o una tarjeta business, sino que pensamos si esa persona tiene ambición, un deseo y una visión que hace que podamos invertir en ella a largo plazo. Con los más establecidos no pensamos igual, aplicamos los principios de técnica y concepto pero estamos convencidos de que la personalidad es clave pues han demostrado que eran exitosos a lo largo del tiempo.

Diana Velásquez – ¿Tenéis artistas emergentes?

Marine Tanguy – Hay algunos, sí. Aunque no la mayoría. Delphine Diallo se dedica a su trabajo desde hace 20 años, hablan de ella con frecuencia en el New York Times, Walter and Zoniel es igual, fueron adquiridos por la Nathional Portrait Gallery, Robert Montgomery también, entonces los talentos principales se dedican a esto hace tiempo y lo hacen bien y nosotros sólo somos un acelerador de recursos suplementarios.

Diana Velásquez – ¿Tenéis artistas latinoamericanos?

Marine Tanguy – Sí, Elisa Insua es argentina, y somos muy cercanos a la Feria Artbo a la que fuimos el año pasado.

Diana Velásquez – Hábleme del compromiso social y ético de su empresa.

Marine Tanguy – Somos una B Corp certificada, es decir que somos calificados sobre nuestro impacto ético, social y de sostenibilidad, así como sobre el impacto económico que tenemos. Hay muchas empresas en el mundo que tienen esta certificación. Hay unos compromisos que cumplir, somos analizados cada dos años rellenando una solicitud que alcanza las 5.000 peticiones, pero solo 3.500 empresas reciben esta certificación, es decir que la verificación es dura. 

Yo estoy muy comprometida con esto, pues tenerla permite atraer gente de gran calidad y de construir una comunidad con valores que son afables para todos. Es una corporación que engloba todos los sectores y nosotros hemos sido certificados desde el principio.

I don’t see in colour, Rayvenn Shaleigha d’Clark, 2018. Cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – ¿Qué buscan los coleccionistas hoy?

Marine Tanguy – Hay muchos tipos de coleccionistas, hay muchos perfiles. Tenemos clientes de todas las edades, de diversos tipos. En el sector normalmente hay alrededor de 15% de mujeres compradoras, en nuestro caso tenemos algo más del 50%, es decir que tenemos una diversidad que está presente. Luego tenemos grandes colecciones que hacen parte de MTArt, Michael Ovitz es el segundo coleccionista más importante de Estados Unidos y es nuestro cliente, pero tenemos también coleccionistas que están empezando en esto que también compran con nosotros.  

No tenemos perfiles particulares lo cual nos permite comunicarnos con todo tipo de coleccionistas, y evidentemente cada uno busca cosas totalmente diferentes; si hablamos de un gran coleccionista, uno que compra su primera obra, uno que quiere tener una colección temática o que la parte económica tiene importancia o no, todo esto hace que cada uno compre de una manera diferente. Lo que para nosotros importa es poder hacer frente a esa demanda, pase lo que pase.

Diana Velásquez – ¿Cómo funcionan las colaboraciones con marcas?

Marine Tanguy – A partir del momento en que tenemos un artista, nosotros buscamos quién puede sostener su historia y su práctica y con quien podría contar una historia común que tenga sentido. Por ejemplo, si tomamos el ejemplo de Patagonia, ellos tienen un compromiso ambiental desde el principio y tienen  una cultura del outdoor, entonces buscaremos un artista que reflexione sobre eso también.  Yo en todo caso tengo mucho respeto cuando alguien muestra algo, entonces nos aseguramos que la historia sea común y cuanto más lo sea, también será un éxito común. La idea es hacer coincidir historias comunes.

Diana Velásquez – ¿Cuántos empleados tienes actualmente en tu empresa?

Marine Tanguy – Tenemos 8, pero estamos contratando una Head communication, una directora o director de la oficina de París y estamos en la fase final del proceso para director de la oficina de Los Ángeles. Buscamos siempre gente brillante y cuando la encontramos es genial y nos movemos muy rápido pues es así como funcionamos.

Beyond Walls, intervenciçon en campo de marzo, Seype, 2019. Cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – ¿Qué le recomendarías a un artista que quiere entrar en tu agencia?

Marine Tanguy – De entendernos en profundidad, de ver si el aporte, los recursos y las coincidencias que proponemos tienen sentido para él.

Diana Velásquez – Y a un artista emergente, ¿qué pasos le recomendarías seguir?

Marine Tanguy – Que encuentre una voz, un estilo y una historia únicos hasta que pueda ser reconocido. Que tenga su propia voz y que la configure con calidad.

Diana Velásquez – ¿Cómo es la relación con tus artistas? Entiendo que funciona por contrato.

Marine Tanguy – Con los artistas tenemos contratos como los tiene cualquier empresa, aunque es verdad que estamos en un sector donde los contratos no son una norma, ahora, todos los otros sectores funcionan con contratos. Yo tengo colegas que en sus galerías tienen contratos lo que permite a ambas partes tener acuerdos claros, lo que no significa que no pasen cosas entretanto. Tener un contrato es esencial.

Diana Velásquez – ¿Por qué el arte es tan importante?

Marine Tanguy – El hecho de ver un enorme proyecto de arte público en el centro de Londres. Si tienes un día difícil y pasas al lado de algo que visualmente es inspirador, quizás puede ayudarte.  Siempre me ha gustado la idea de poder inspirar a la gente, pues la inspiración tiene un valor, igual que la imaginación o la creatividad, las cuales a mí me han aportado muchísimo, y por eso quiero dárselo a otras personas.

Young Woman with Hearing Aid, Leni Dothan, 2016. Cortesía de Marine Tanguy.

Diana Velásquez – ¿Qué persona te inspira?

Marine Tanguy – Hay muchas personas, Michael Ovitz es una persona que me ha inspirado mucho, mis talentos y mi equipo, o la gente que tengo la suerte de conocer en mi vida cotidiana me inspiran mucho. Tengo la suerte de tener una vida en la que mucha gente me enseña a lo largo del día, con lo cual es una inspiración continuada.

Leo mucho, un libro por semana y hay una gran escritora francesa que me inspira mucho que es Simone Weil, que fue una gran figura que favoreció muchos cambios en la literatura y la política a quien admiro mucho y es alguien cuyos nietos tuve la suerte de conocer.

Diana Velásquez – ¿Cuáles son tus proyectos futuros?

Marine Tanguy – En la empresa hay un crecimiento verdadero por lo que mi interés es asegurarme de que el crecimiento del equipo y de los talentos continúa creciendo. 

Hay un proyecto nuevo que vamos a empezar. Nos ofrecieron todo el metro de Londres, vamos a intervenirlo completamente a nivel artístico los próximos 2 meses y tenemos varios proyectos de arte público que llegan en los próximos meses aquí, en París y L.A. Es muy bello poder transformar cosas a través del arte.

A nivel personal mi reto es cómo hacer crecer la empresa y con quién, a eso me dedico actualmente.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *