Entrevista a Paula Rubio Infante

by • 9 abril, 2012 • Artist Interviews, Entrevistas, Instalación, MadridComments (2)3753

Hace más de un año visitando galerías, me encontré en Formato Cómodo con la obra de Paula Rubio Infante, concretamente, con su instalación “Come mierda”. Mientras veía la muestra, me dí cuenta de que estaba ante una gran artista no solo a nivel plástico sino a nivel conceptual. Paula nos cuenta muchas cosas a través de sus obras, involucrándonos en ellas.

Os invito a leer esta entrevista y conocer así un poco más tanto a Paula, como su obra, la cual no deja indiferente a nadie.

PAC- ¿Por qué estudiaste BBAA? ¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte al Arte?

Paula Rubio Infante: Siempre tuve claro que quería ser artista. Como no conocía a nadie vinculado al mundo del arte contemporáneo, estudié BBAA porque era el camino más inmediato.

PAC¿Qué periodo destacarías de tu formación?

P.R.I.- Todos los periodos de mi vida han sido formativos y todos han sido igual de importantes, desde que era muy pequeña hasta ahora, que sigo aprendiendo. No destacaría ninguno en particular, cada etapa me ha construido personal y profesionalmente; me ha aportado tanto el estar detenida por okupa como el ir a la universidad, por poner dos ejemplos muy extremos.

PAC- De todas las disciplinas artísticas, ¿por qué eliges la instalación?

P.R.I.- Siempre supe que esa era mi manera de formalizar las ideas. El dibujo y la escultura son para mí el principio y el final de todo. Pero ya en mi periodo de formación la escultura entendida de una manera más tradicional (de bulto redondo, sobre pedestal) me parecía que me obligaba a simplificar el significado de la obra, y además yo no me acababa de decidir por qué forma cerrada representaba mejor todo lo que quería contar. Supongo que es por esto, por la complejidad de los temas que abordo y la complejidad con que los desarrollo, que la instalación siempre pareció la disciplina más idónea pues abarca más medios. Me facilita la inclusión de las fases previas a la obra de arte de mayor formato (dibujos y maquetas) y me permite incidir, mediante la utilización de la fotografía como un elemento constructivo más, en la vinculación de la obra con el lugar o el hecho real, histórico o actual, del que parte todo el proyecto.

PAC. -Todos tus proyectos tienen un fuerte contenido moral ¿Por qué o cómo eliges estos temas?

P.R.I. –Los elijo por un cúmulo de circunstancias. Pero podríamos destacar tres: primero, porque considero que es un deber intentar contribuir a la construcción moral del ser humano, segundo, por motivos autobiográficos y tercero, en función de las posibilidades formales que creo que tienen y, sobretodo, de si estas se acercan o no a mi discurso plástico. Hay temas que me interesan mucho pero no tengo claro que pudiera conseguir sacar una pieza que no cayera en algún lugar común, porque son temas que ya han sido o están siendo abordados por otros artistas (la actual crisis económica, por ejemplo).

PAC- En 2011 ganaste el Premio Arco Comunidad de Madrid a Jóvenes Artistas, por tu trabajo “Come Mierda”, este 2012, has sido finalista en la VI edición del Premio Pilar Citoler con la obra “Los trapos sucios se lavan en casa” y has sido Premio Generaciones 2012 con “La luz se propaga en el vacío”. Háblanos un poco de estas series; ¿tienen relación unas con otras? O ¿son proyectos independientes?

P.R.I.- Estas tres obras son una trilogía donde reflexiono sobre el golpe de estado de 1936, el régimen franquista y el estado actual de las más de 4000 fosas comunes aún no exhumadas que hay en España. En cada uno de ellos me valgo de diferentes elementos (tierra, una campana de extracción de humos, cal viva o focos de luz) que, unidos a imágenes fotográficas, a estructuras de origen industrial, a dibujos y a maquetas, se convierten en proyectos que pretenden implicar al espectador en esta terrible situación, mantenerla en el tiempo y la memoria colectiva mientras no sea resuelta y unirme con mi trabajo a las acciones e iniciativas sociales y políticas que luchan por la consecución de la verdad, la justicia y la reparación para estas víctimas. Las tres obras tienen esto en común, y se diferencian por presentar soluciones formales muy diferentes entre ellas y en el caso particular de “La luz se propaga en el vacío”, por partir de una intervención de gran envergadura y dificultad técnica realizada en la fosa común ubicada en el cementerio de Toro, Zamora, gracias al premio Generaciones 2012 de Obra Social Cajamadrid. Esta intervención consistió en iluminar, por la noche y con 12 focos de 5 metros de altura, un área de 1.600 metros cuadrados durante 3 horas, dejando visibles los restos oseos de las 290 víctimas que aún yacen allí, a simple vista y a cielo abierto. A partir de esta acción, acto de homenaje y dignificación, y su registro fotográfico, se construyó el resto de la obra que hasta el 7 de abril se ha podido ver en la Casa Encendida.

PAC- ¿Qué fue lo más duro de hacer estos proyectos? ¿Te pusieron muchas trabas a la hora de documentarte?

P.R.I.- No me he encontrado de manera directa ninguna traba, aunque tengo conocimiento por terceros de que ha habido intentos de censura, pero no en el periodo de investigación o desarrollo del proyecto, sino en fases posteriores. Lo que ocurre cuando tratas temas como las víctimas de un golpe de estado y una dictadura y lo haces en país donde esas víctimas aún no han sido asistidas en sus derechos, y si a eso sumas que tu trabajo, por diferentes circunstancias, adquiere una visibilización pública algo notable, el resultado es que no sólo sacas a la luz (parcialmente) el estado de ese problema sino también los mecanismos de control que el sístema sigue activando cuando le incomoda algún elemento o comportamiento subversivo, por tímido que sea. Y el resultado ha sido también, en mi caso, que te haces consciente de las consecuencias que puede tener tu actitud.

Volviendo a la pregunta, me gustaría apuntar que mi trabajo de investigación no pretende ser demasiado formal, no sigo ningún método científico como lo haría una historiadora, una antropóloga o una médico forense. Busco información verídica (textos, imágenes, testimonios) con el objetivo de contextualizar la obra y encontrar “inspiración” pero que, en última instancia, manipulo y utilizo para conseguir mi objetivo, que siempre es hacer una obra de arte donde expreso lo que yo considero relevante. Pero esta es siempre una cuestón subjetiva, y por tanto, el resultado también.

PAC- ¿Te resulta difícil llevar a cabo este tipo de proyectos? ¿Se involucra uno demasiado?

P.R.I.- No me resulta nada difícil. Lo que me resulta difícil es no poder llevarlos a cabo. Cuando estas involucrada con un tema, como he apuntado antes, de una manera autobiográfica y experiencial, poder trabajar sobre él de alguna manera te libera y te ayuda a reafirmar tu ideología, tus deseos y tus esperanzas.

PAC- Los títulos de tus obras me parecen muy interesantes, ¿Cómo das con el título de la obra? ¿Por qué “Come Mierda”, por ejemplo?

P.R.I.- A los títulos de mis trabajos llego a través de la investigación, de la documentación y del dibujo. Suelen aparecer a medio camino, una vez que ya he empezado el proyecto en su primera fase. “Come mierda” apareció por una asociación de ideas muy sencilla; en una de las fotografías que componen la obra, la campana de extracción de humos de la cocina de la cárcel de Zamora y los fogones que se encuentran debajo de ella, aparecen cubiertos de excrementos de paloma: cocina- comida- comer/ excremento de paloma- mierda= “Come mierda”. Intento que sean títulos que amplifiquen la carga simbólica del proyecto. Me gustaba ”Come mierda” porque aportaba un matiz que, aunque algo negativo, por su rotundidad creo que exhortiza al espectador a movilizarse. Poniendo ese título digo algo así como: ” Aunque yo haya hecho esta obra y tú la estés viendo, los que están ahí dentro (en las fosas) siguen y seguirán jodidos como no cambiemos las cosas”.

PAC-¿Se puede vivir del Arte?

P.R.I.-Si, vivo del arte, pero en mi caso hay que hacer una aclaración: mi sueldo no alcanza al salario mínimo interprofesional, que son 21,38 € por día trabajado (641,40 € por mes). Además hay otro problema: no tengo certeza alguna de cuánto más tiempo voy a poder vivir del arte.

PAC- ¿En qué vas a trabajar ahora? ¿Qué proyectos tienes a la vista?

P.R.I.- Estoy preparando un proyecto sobre el cultivo intensivo de cannabis en interior. Se podrá ver el dibujo inicial del trabajo en la exposición del concurso de Arte40 del 13 de abril al 10 de mayo en el C arte C (Centro de Arte Complutense.Avda.Juan Herrera,2).

PAC- ¿Cómo definirías tu obra?

P.R.I.- Rara.

PAC-: ¿Qué es el arte para ti?

P.R.I.- Para mí el arte es un placer.

PAC- Muchas gracias Paula.

Post Relacionado

2 Responses to Entrevista a Paula Rubio Infante

  1. […] Paula Rubio Infante (Madrid, 1977) VIII Premio ARCO Comunidad de Madrid a Jóvenes Artistas 2011 y PREMIO GENERACIONES 2012 CAJAMADRID OBRA SOCIAL, ha participado con la galería Formatocómodo en ARCO 2011/2010, MACO 2011/2010/2009, FORO SUR 2011/2010, MADRID FOTO 2010, VOLTA 2011/2010, SCOPE BASEL 2009, ESTAMPA 2008 y PHOTOESPAÑA 2008/2007. En 2009 fue incluida entre los 30 primeros artistas del ARCHIVO DE CREADORES -Matadero Madrid-, obtuvo el Premio Engloba de Artes Plásticas 2009 -Valencia- y fue seleccionada en DESVELADOS -Avam-. En 2007 participó en TENTACIONES y LOOP FESTIVAL -Barcelona- comisario: Javier Duero. Ha realizado 6 exposiciones individuales, entre las que destacan “Come mierda” 2011, “Bultos” 2009 y “Entre pecho y espalda” 2007, en la galería Formatocómodo, Madrid. Sus proyectos han sido becados por MATADERO MADRID -Ayudas a la Creación Contemporánea 2007-, INJUVE -Premios para la Creación Joven 2006-, VEGAP -Propuestas 2006- e INICIARTE -Ayudas a la Creación Artística Contemporánea 2003-. Tiene obra en la Colección de Arte Contemporáneo de la Comunidad de Madrid -CA2M- y la Fundación Galila Barzlay -Bruselas-, entre otras. […]

  2. […] Olvera presenta el proyecto Castillo Negro de la artista Paula Rubio Infante (Carabanchel, 1977), una exposición que inaugura la nueva galería en la calle Mallén número 8 […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *