Entrevista a Claudia Mandel, directora del Museo de las Mujeres de Costa Rica

by • 2 julio, 2020 • Entrevistas, Feminismo, MuseosComments (3)942

Recientemente os hablábamos aquí de los museos de mujeres, de su origen, su misión, las diferentes categorías de museos y de su importancia en el mundo. Hemos querido dar un paso más y preguntar a las directoras de estos museos qué les hace tan importantes, si es muy duro arrancar un proyecto de esta envergadura y qué misión y visión tienen. Hemos puesto el ojo en Latinoamérica y comenzamos esta serie de entrevistas con Claudia Mandel Katz, directora del Museo de las Mujeres de Costa Rica, el primer museo feminista de Centro América. Esto es lo que nos ha contado.

 

Claudia Mandel Katz, directora Museo de Mujeres Costa Rica

PAC ¿Qué te llevó a poner en marcha este museo de mujeres?

Claudia Mandel Katz En 2009 estaba escribiendo mi tesis doctoral Estéticas del borde. Prácticas artísticas y violencia contra las mujeres en Latinoamérica. Me parecía muy importante dar visibilidad a las obras de las mujeres artistas que trabajaban diferentes tipos de violencia ya que no existían por esos años espacios donde pudieran apreciarse sus obras. Entonces, decidí crear el Museo de las Mujeres de Costa Rica como un museo virtual en cuya página web las artistas exponen obras de varias disciplinas, desde las más tradicionales a otras más contemporáneas. Posteriormente, a partir de la donación de las obras de algunas de las artistas expositoras, abrimos las puertas de su sede para ofrecer visitas pedagógicas individuales y también a grupos de personas interesadas en conocer sobre el arte feminista. La colección permanente se puede visitar, previa coordinación de la cita, en el pequeño estudio de mi casa. Diversas instituciones han venido a conocer el Museo de las Mujeres de Costa Rica, tales como: la Maestría en Estudios de la Mujer de la Universidad Nacional, Council on International Educational Exchange (CIEE), Casa del Artista, Universidad de Costa Rica y Universidad Veritas.

PAC- ¿Fue difícil llevarlo a cabo? – ¿Te encontraste con muchos impedimentos?

Claudia Mandel Katz – En realidad, no fue difícil llevarlo a cabo. Ha sido un proceso burocrático, pero sin muchos obstáculos. Contamos con la ayuda del Museo de la Mujer de Argentina, quienes colaboraron generosamente apoyando la iniciativa y, con base en sus estatutos, creamos el museo como una Asociación sin fines de lucro, con el objetivo de defender la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres.

PAC – ¿Cuál es la misión del museo? ¿Ha cambiado mucho en estos once años?

Claudia Mandel Katz Nuestra misión es promover, desde Costa Rica, el arte, la historia y la cultura de y para las mujeres, en el orden nacional y universal para subvertir las estructuras que marginan, discriminan y oprimen a las mujeres. Los cambios que se dieron en estos años son más que nada de forma. Recientemente, gracias a mi hija Maia Livov Mandel que es diseñadora, hemos mejorado el diseño de la página web y ahora se pueden ver mucho mejor las muestras virtuales desde el móvil. Y, al tener más espacio, todas las muestras quedan de forma permanente como archivo digital.

Susana Sánchez Carballo, Te divierto

PAC – Además de las exposiciones, ¿En qué otras actividades participáis o lleváis a cabo en la línea del museo?

Claudia Mandel Katz Además de las exposiciones y visitas pedagógicas, organizamos foros, cursos, talleres y seminarios que pueden ser compartidos con otras instituciones similares del país o del extranjero para propiciar la reflexión, la investigación, el diálogo y la permanente construcción y producción de conocimientos a partir de las premisas clave de la metodología feminista para sentar las bases de un proyecto emancipador. Con el propósito de crear reflexiones y análisis sobre las relaciones que se establecen entre el arte, los feminismos y su impacto en la sociedad, se efectuaron varios proyectos de Trabajo Comunal Universitario en conjunto con la organización SIFAIS, que es un sistema integral de formación artística que busca influenciar de manera positiva en la comunidad de escasos recursos económicos donde está inscrito, en este caso a un barrio de San José llamado La Carpio. Para ello, el Museo de las Mujeres coordinó talleres, capacitando a 10 estudiantes de las carreras de Diseño Publicitario y Fotografía quienes trabajaron de manera individual 400 horas, en las cuales por medio de actividades artísticas buscaron crear la reflexión y la problematización sobre la discriminación y violencia de género y, a la vez, satisfacer determinadas necesidades del SIFAIS.

Participamos también de exposiciones itinerantes como por ejemplo el Proyecto “Birth Cultures Objects” organizado por IAWM y financiado por la Unión Europea, el cual se inaugura en Austria en el mes de junio de 2020 y posteriormente, se exhibirá en Ucrania e Italia donde finalizará en 2022.

Anteriormente, otras actividades que ha realizado el museo en forma conjunta con otras instituciones locales fue el Primer Concurso Fotográfico “Cero violencia contra las mujeres “. También, organizamos el Primer Festival de Videoartistas Chinas en Costa Rica, donde durante una semana se proyectaron y analizaron obras de videoartistas chinas, se realizó una exposición de artes visuales con obras de artistas costarricenses y piezas traídas por la curadora mexicana Elizabeth Ross, quien también impartió charlas y conferencias en las instituciones que participaron como co-organizadoras.

PAC – ¿Qué proyectos futuros tiene el museo?

Claudia Mandel Katz Tenemos varios proyectos, entre ellos, la creación de un programa de voluntariado para personas que deseen conocer Costa Rica y realizar a la vez un trabajo de acción social en favor del feminismo. También, nuestro sueño es incluir en el website del museo nuevos proyectos: una librería online para la venta de textos de autoras feministas del ámbito nacional e internacional; la creación de una editorial feminista de e-books; y también, vinculado a la misión y la visión del museo, la creación de un archivo con publicaciones de trabajos de investigación, trabajos finales de graduación, monografías, ensayos y artículos, etc.

PAC – El Museo de Mujeres de Costa Rica, es el primer museo feminista de Centroamérica. En Argentina, cuentan con un museo dedicado a las mujeres; Chile, en 2012, crea la Guía DIBAM para la incorporación del enfoque de género en museos (bibliotecas y museos). ¿Se puede hablar de una nueva, e innovadora, museología iberoamericana?

Claudia Mandel Katz Creo que sí, se puede hablar de una nueva museología que incluye la perspectiva de género. Por ejemplo, en Costa Rica cinco museos son dirigidos por mujeres, y pueden verse en el circuito de galerías comerciales una mayor cantidad de exposiciones de artistas mujeres individuales y colectivas. Aunque considero que se avanza, creo que la historia del arte y el mercado son instituciones que forman parte de una estructura patriarcal con lo cual hay mucho trabajo por realizar. Algunas estrategias que en 2015 propuso la curadora Maura Reilly para alcanzar la paridad de género son cuestionar la estructura patriarcal en el mundo del arte que es blanco, europeo-norteamericano, heterosexual y masculino, proactividad para transformar las prácticas sexistas y que las mujeres se conviertan en sujetos hablantes para producir un cambio en las conciencias y en las agendas.

Museo de las Mujeres de Costa Rica

PAC – ¿Por qué es necesario un museo de mujeres?

Claudia Mandel Katz Creo que es necesario pues en un escenario hostil delimitado por estructuras marcadas por la misoginia, el racismo, el clasismo, el sexismo y la intolerancia del pensamiento y la práctica, el arte puede producir un impacto político y ético a través del deseo de cambio social de la mano del feminismo. Varios movimientos y marchas de mujeres, protestas y campañas contra múltiples formas de violencia machista emergen en la escena mundial: en 2012, el colectivo feminista ruso Pussy Riot protesta por la situación de las mujeres en Rusia; En 2015, la marcha llamada #NiUnaMenos se celebró en Buenos Aires y en ochenta ciudades de Argentina; En 2016, se creó un grupo similar en México llamado #VivasNosQueremos, una frase que luego fue incorporada por #NiUnaMenos como parte de su nombre en solidaridad con las mujeres mexicanas. El 3 de octubre del mismo año, el día llamado «Lunes Negro», mujeres vestidas de negro marcharon en Polonia contra la ley que planea prohibir el aborto e imponer penas de cárcel a quienes lo practican. En 2017, miles de mujeres marcharon contra Donald Trump en Washington en la llamada «Marcha de las mujeres». La campaña #MeToo en las redes sociales que denuncia el abuso sexual o el acoso contra figuras públicas se ha convertido en un movimiento que condujo a marchas de mujeres en varias ciudades de los Estados Unidos. Todos estos movimientos transnacionales parten de la misma premisa: la lucha contra el patriarcado y la denuncia contra la violencia, la desigualdad y la subordinación de las mujeres.

Por lo tanto, necesitamos museos feministas como instrumentos a través de los cuales las mujeres puedan dotarse de poder, reflexionar y formular sus propias perspectivas y discutir lo que significa ser mujeres en una cultura patriarcal. Como dice Shirin Ebadi, ganadora del Premio Nobel de la Paz (2003) y abuela oficial de la Asociación Internacional de Museos de las Mujeres (IAWM): «Las mujeres son las que escriben la Historia del mundo. Tiene que haber un museo de las mujeres en todos los países de este mundo”.

PAC – ¿Qué le dirías a las mujeres artistas?

Claudia Mandel Katz Les diría algo que seguramente ya saben: en primer lugar, que resistan. Porque para hacer un trabajo creativo la resistencia política es imperiosa en todo sentido, empezando por la resistencia física y emocional. Como podemos ver la sociedad en su conjunto y sus instituciones operan completamente en manos masculinas, ya que como afirma Kate Millet en Sexual Politics (1971) el patriarcado tiene que ver con la posesión exclusiva del poder social instrumental.

En segundo lugar, les diría que el punto de mira de su trabajo debe focalizarse en recuperar la historia que nos robaron. La noción de Historia robada, creo que es un punto medular, precisamente porque el Patriarcado nos ha robado nuestra historia, nuestra identidad, nuestra sexualidad, nuestros cuerpos y nuestros orígenes. Nos han obligado a naturalizar e interiorizar a lo largo de miles de años, nuestro lugar de subordinación, explotación y cosificación. La historia del arte da cuenta de cómo la figura femenina ha sido el objeto de placer para la mirada androcéntrica. Entonces, ¿Como podemos luchar contra la expropiación de nuestra conciencia y recuperar nuestra propia historia? Para reconstruir nuestra historia individual y colectiva, hay que recurrir a la metodología feminista, la cual resulta crucial a través de tres pasos clave que, como explica Marcela Lagarde en  “Temas selectos de antropología social: Tendencias actuales de género y antropología” son: la deconstrucción, el desmontaje y la elaboración conceptual. Deconstruir implica realizar un profundo análisis crítico de la misoginia y el sexismo hasta llegar a ser conscientes de cómo se originaron, para luego desmontar los sesgos de género que nos atraviesan como mujeres con el propósito de elaborar explicaciones conceptuales que evidencien en qué se fundamentan esos sesgos y sentar las bases de un proyecto emancipador. Este proceso, es complejo, largo, y nunca lineal, tenemos avances y retrocesos.

En tercer lugar, les diría que para lograr avances que perduren de forma estable y sostenida en el tiempo, este proceso no podemos realizarlo individualmente. De ahí, que la sororidad, es la estrategia fundamental que tenemos a la mano para enfrentar todas las injusticias y desigualdades que nos impone el patriarcado. En lugar de ver nuestras diferencias, ya sean de clase, raza, etnia, edad, etc., tenemos que hacer hincapié en los lazos que nos unen frente al dominio masculino. ¿Cómo ha logrado el género masculino su poder y que éste se perpetúe? como explica la filósofa Celia Amorós en su libro “La gran diferencia y sus pequeñas consecuencias…para las luchas de las mujeres”, los varones encuentran la clave de su poder en los otros varones, en tanto que, a través de los pactos interclasistas e interracistas que traman, se constituyen recíprocamente en pares juramentados con respecto al conjunto de las mujeres. Mientras que la clave de la impotencia de las mujeres radica en lo desarticulado de una relación en que la soldadura de cada una con cada una de las otras no es sino la absorción que la vuelve indiscernible en un bloque de características adjudicadas por el discurso de los otros.

Finalmente, les diría que superar la desarticulación a la que hemos sido sometidas por la violencia sexista, es una misión política y ética que tenemos que establecer todas las mujeres, a través de pactos sororos entre cada una de nosotras. Estoy convencida que la sororidad es una acción revolucionaria.

Desde mi posición situada, como historiadora y como directora del primer museo feminista de Centroamérica, recuperar esta Historia robada promoviendo el arte, la cultura y la historia de y para las mujeres es lo que me mueve y me da fuerzas para continuar.

PAC – Muchas gracias, Claudia. Enhorabuena por vuestra labor.

Post Relacionado

3 Responses to Entrevista a Claudia Mandel, directora del Museo de las Mujeres de Costa Rica

  1. Avatar Josefina Barilari dice:

    excelente entrevista!!!!! felicitaciones

  2. Gracias a Claudia por su iniciativa, entrega, motivacion y orientación profesional feminista para que el Museo sea una realidad en Costa Rica, un referente ético y estético para América Latina. Un lugar-proceso que permite honrar y propiciar el arte, la historia y resistencia de mujeres que desestructuran estereotipos y estigmas para el bien común.

  3. Avatar Ana Montes dice:

    He visitado el museo donde tiene piezas muy interesantes, se observa en estas, la realidad de las mujeres vista desde una perspectiva feministas y esto es lo que considero muy valioso. Y el museo virtual es un proyecto innovador y coincido con Claudia que es una aportacion mas en este lucha de las mujeres. Felicidades a Claudia por su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *