Entrevista a Concha Iglesias, responsable de comunicacion del Museo Reina Sofía

by • 5 junio, 2020 • Entrevistas, Madrid, Museos, Museum ExperienceComments (0)299

Continuamos con nuestras entrevistas a directores y profesionales de museos para que nos cuenten qué ha supuesto para el museo la situación provocada por la crisis sanitaria. Hemos hablado con Concha Iglesias, responsable de comunicación del Museo Reina Sofía. Esto es lo que nos ha contado.

PAC – Un buen día el museo se ve obligado a cerrar -temporalmente- sus puertas. ¿Cómo se enfrenta el museo a una situación así?

Concha Iglesias – Con incertidumbre por el desconocimiento de a qué nos enfrentábamos: no saber qué iba a pasar, durante cuánto tiempo, cuál era la situación de los trabajadores, su estado de salud, qué iba a pasar con los proyectos puestos en marcha o que se iban a iniciar. Fueron momentos duros de análisis de la situación y toma de decisiones rápidas e importantes para que lo que estaba sucediendo y que afectaba al funcionamiento normal de la institución, no la paralizara.

PAC – ¿Qué ha supuesto para el museo este obligado parón?

Concha Iglesias – Lo inmediato, gestionar con otras instituciones y prestadores la cancelación o aplazamiento de exposiciones y actividades programadas para estos meses, con lo que ello implica de aplazamiento de seguros, transportes, acuerdos con otras instituciones o prestadores, etc. En lo que se refiere a los efectos económicos del cierre, evidentemente han supuesto una caída importante de los ingresos propios del Museos: los provenientes de taquilla, la tienda, la librería, restaurantes, o los que generan los alquileres de los distintos espacios.

PAC – Todos los museos se volcaron con lo digital. En vuestro caso, antes de esto, ya teníais una Web dinámica, con contenido digital y también eráis activos en redes sociales: No os ha pillado de susto, pero ¿Existía ya un plan de crisis o sentís que habéis tenido que improvisar?

Concha IglesiasEl contenido de una página web como la del Reina Sofía no se improvisa, es el fruto del trabajo de muchos profesionales del Museo durante muchos años; la verdad es que el archivo multimedia es muy rico, las piezas de la radio numerosas, los microsites ya funcionaban muy bien. Contábamos con muy buenos materiales y un rodaje importante y lo que se ha hecho es incrementar la oferta con nuevos contenidos que pudieran ser ofrecidos de manera virtual como ciclos de cine, muestras de fotografía, un curso on line, programas educativos para realizar en casa, Gigapixeles para conocer obras, descargas gratuitas de publicaciones, etc,…Lo que se ha hecho es implementar la comunicación, apoyándonos no solo en los medios, de los que hemos tenido una respuesta muy positiva dándonos enorme visibilidad, sino en los miles de seguidores que de las cuentas oficiales del Museo para hacerles llegar la nueva oferta, de una manera ágil y atractiva. El alcance de nuestros mensajes se han incrementado de manera exponencial en los tres últimos meses.

PAC – Más de dos meses de trabajo y estrategias online, un Día Internacional de los Museos que ha tenido que ser digital: ¿Qué habéis aprendido de esta experiencia? Y, ¿Qué os ha sorprendido gratamente?

Concha IglesiasSe ha visto claramente que siempre hay que estar en constante movimiento, ya sea de manera presencial y/o virtual y que se puede y debe aprender de cada situación.  Desde el primer momento se puso en marcha la estrategia de acercar al público a nuestros contenidos creando sinergias con nuestros seguidores en los medios de comunicación y en las redes sociales, que son muchos. Bajo el lema #ElReinaEnCasa, comenzamos a compartir contenidos: vídeos y audios de exposiciones, cápsulas de radio, entrevistas… utilizando twitter, Facebook, Instagram. Se lanzaron mensajes a través de notas informativas que iban recogiendo los medios, prensa, radio y televisión, donde distintos portavoces informaban de manera periódica tanto de la situación del Museo, como de las medidas adoptadas, nuevas actividades propuesta, etc. Tuvimos muy claro desde el inicio, que el Museo no podía dar la espalda a sus visitantes y, si no era posible recibir visitas, nosotros seríamos los que iríamos a sus casas.

Con respecto al Día Internacional de los Museos celebrado el pasado 18 de mayo, se pensó en una programación accesible a través de la web que estuviera adaptada a la situación, no sólo por sus contenidos sino por su propio formato virtual. A ello hemos sumado la interacción con otras entidades, y públicos que, de forma espontánea, han realizado publicaciones relacionadas con el Museo y que no hemos dudado en compartir en nuestras redes. Hemos tenido muy presente los recuerdos de otros años, pero siempre poniendo los ojos en el futuro, esperemos que cercano, cuando de nuevo podamos abrir las puertas al público y sentir ese contacto con el visitante.

PAC – ¿Algo que mejorar?

Concha IglesiasSiempre hay cosas que mejorar y que analizaremos cuando toda esta situación tan complicada y desconocida hasta ahora pase. Es difícil que las cosas vuelvan a ser como eran.

PAC – ¿Esta situación, y esta nueva manera de trabajar, influirá en la misión y plan estratégico del museo?

En estos momentos es complicado saber realmente que es lo va a pasar a corto y medio plazo, pero en lo que sí parece que hay unanimidad es en que nada a volverá a ser como antes. Los modelos de los museos se están replanteado. Es muy probable que este sea el fin de las macro exposiciones y de las grandes colas que habíamos conocido en los últimos años, por lo menos a medio plazo. Seguramente habrá una nueva línea de actuación más reflexiva, basada en la investigación, el trabajo en red, la valoración de los archivos, de las colecciones. Es el momento de la reflexión para luego, con una perspectiva suficiente, iniciar cambios más profundos.

PAC – Y dentro de esos posibles cambios, y viendo por un lado, el avance tecnológico al que tanto público como museos se ven sometidos, y por otro, todo lo que nos ha hecho plantearnos esta pandemia, ¿Se plantea el museo utilizar las nuevas tecnologías de puertas para adentro?

Concha IglesiasLas nuevas tecnologías han estado presentes en el Museo y se han ido incorporando conforme han ido avanzando, aplicándose a nuestras necesidades. Una institución del siglo XXI no puede vivir de espaldas a los avances tecnológicos que persiguen hacernos todo más fácil, agilizar gestiones y, en definitiva ofrecer mejores contenidos y servicios al público. Pero, conviene no esencializar las nuevas tecnologías, las soluciones siempre residen en las personas, no en las máquinas.

PAC – Os preparáis para abrir el museo, y adoptáis las medidas obligatorias de higiene, seguridad, etc. Pero, además de eso, ¿Ha ideado el museo otro tipo de medidas para que esas nuevas “barreras físicas” que se va a encontrar el visitante, no se conviertan en “barreras mentales” y pueda disfrutar de la experiencia?

Concha IglesiasSe ha intentado aunar la seguridad en la visita con la calidad y en confort. Evidentemente ha sido imprescindible adoptar medidas de aforo, eliminación de folletos y audioguías, del servicio de visitas guiadas… pero todo ello se ha intentado compensar con la oferta de otros servicios, como descargas desde la web de la información, reforzamiento de los servicios de mediadores, fomento de la adquisición de entradas on line, …

Hay una ventaja y es que el público que se acerque al Museo podrá realizar una visita más íntima y personal. Los espacios estarán menos congestionados lo que supondrá la oportunidad de vivir una experiencia de cercanía y disfrute de las obras mayor. Ahora bien, no podemos olvidar que se aprende con los demás, a partir de la experiencia con el otro. Nuestro reto, y el del resto de museos, será inventar nuevas formas de estar juntos que permitan mantener las condiciones de seguridad sanitaria y la relación con los demás.

PAC – ¿Cómo lanzar el mensaje de que el museo es seguro?

Concha Iglesias – Con mucha comunicación. Hay que hacer llegar al público información clara y concisa, a través de todos los canales que podamos utilizar, para que tenga conocimiento de todas y cada una de las medidas de carácter higiénico-sanitarias que se han adoptado. Se ha trabajado mucho para elaborar un Plan específico para el público y para los trabajadores que se adoptará para la reapertura del Museo, en todas sus sedes. Por ello la visita gozará de las máximas garantías

Se han establecido numerosas medidas, como el control de aforos en la entrada general y en cada una de las salas y ascensores; el uso obligatorio de mascarillas, colocación de mamparas en mostradores y taquillas, colocación de geles hidroalcohólicos, retirada de folletos informativos a favor de las descargas de la web… Por otra parte, se va a intensificar la atención al visitante, la señalización y el papel de informadores y mediadores. Por el momento no habrá visitas guiadas, ni visitas en grupo: solo visitas individuales y de carácter familiar.

PAC – ¿Qué va a pasar con las exposiciones temporales que están o estaban programadas para este 2020?

Concha IglesiasLas personas que vengan al Museo nada más abrir podrán visitar, la Colección y alguna exposición temporal, como la del artista italiano Mario Merz, instalada en el Palacio de Velázquez, del Retiro. Según se vaya normalizando la situación se irán abriendo exposiciones:  Petrit Halilaj, en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro, a mediados del mes de julio y la muestra dedicada a la artista española y Premio Velázquez Concha Jerez que inaugurará su gran retrospectiva el 28 de julio. Las dos muestras dedicadas al arte sonoro, Disonata y Audiosfera, se podrán ver a finales del mes de septiembre. La apertura de la dedicada a Mondrian ha sido aplazada hasta mediados del mes de noviembre.

PAC – Es evidente que este año -y no sabemos por cuánto tiempo más- el número de visitantes físicos va a disminuir considerablemente, pues no habrá turismo internacional. ¿Quién es ahora el objetivo y cuál es la estrategia? Si no hay que olvidarse de nadie: ¿Es posible lograr un equilibrio on-off?

Concha IglesiasMás de la mitad de los visitantes del Museo, sobre todo durante el periodo estival son extranjeros; un alto porcentaje también corresponde a público de otras provincias españolas.  Es evidente que la situación va a provocar una merma muy importante en el número de visitantes. Intentaremos atraer tanto a esos ciudadanos como a los de nuestra Comunidad que quizás hace mucho que no nos visitan. A todos ellos les queremos transmitir esa idea de cercanía y experiencia casi única que será poder ver ahora las obras de Picasso, Dalí, Miró, los cubistas, Ángeles Santos y otros tantos artistas de una manera que hasta ahora no se había visto. Y reforzaremos las propuestas online para que todos aquellos que aunque quieran no pueden venir a vernos físicamente, consigan tener una experiencia casi igual de satisfactoria que si estuvieran con nosotros.

PAC – Antes he hecho referencia al Día de los Museos. Este año, el tema era la igualdad, la diversidad y la inclusión, además de ser digital. ¿Qué hace, y que hará el museo por favorecer la igualdad, la diversidad y la inclusión? ¿Se apoyará también en las estrategias digitales y hará uso de las nuevas tecnologías para conseguirlo? ¿Es la mujer la prioridad de la inclusión en el museo?

Concha Iglesias – El Museo Reina Sofía siempre ha sido un espacio de encuentro a favor de la diversidad y la tolerancia y se reconoce por los modos de hacer, atendiendo al lugar de los cuerpos, afectos y cuidados y a las prácticas y metodologías feministas. Mantiene un programa permanente (desde conferencias y talleres hasta exposiciones y proyectos digitales, visitas comentadas y presentaciones de la Colección) que dan cuenta de los múltiples modos en que la revuelta feminista está presente en nuestro día a día. Además, las líneas de trabajo que desarrolla el Reina Sofía conlleva actuaciones que sitúan los cuidados y la sostenibilidad de la vida como ineludible prioridad ética.

PAC – Y para finalizar, y a modo de reflexión: ¿Cómo os habéis sentido durante la crisis?

Concha Iglesias – Ha habido un intenso sentimiento de pertenencia a un equipo que, sin estar presente en el Museo, tenía que seguir más activo que nunca para resolver en la distancia todos los problemas que surgieron de golpe, de un día para otro. En el fondo de todo ello subyacía no defraudar a nuestro público, no perder la presencia y acompañarlo, mientras preparábamos todo para el día en que se produjera el regreso.

PAC – Si ahora más que nunca, necesitamos a los museos. En este “renacer” después del coronavirus: ¿Qué pedís, qué necesitáis? ¿En que os pueden ayudar los que tienen el poder? ¿Y cómo os podemos ayudar nosotros, vuestro público?

Concha Iglesias – En primer lugar, por supuesto, el apoyo económico que se pueda necesitar y que es fundamental porque el museo no es solo la institución, sino también un ecosistema que incluye, por supuesto, a artistas, comisarios e historiadores, pero también a montadores, diseñadores o traductores, por mencionar solo a algunos colectivos que trabajan con nosotros y cuya supervivencia es absolutamente necesaria para mantener la buena salud del sector. Pero, también es importante hacer una llamada a nuestros públicos, a eso que denominamos “comunidad del Reina”. Todo el trabajo que realiza el Museo tiene sentido si existe una participación en las actividades, si se vuelve a la sala de consultas de su biblioteca, a los talleres. Por ello les pedimos confianza e ilusión.

PAC – Gracias, Concha.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *