Entrevista a Elena Sevilla

by • 12 junio, 2020 • Artist Interviews, EntrevistasComments (0)386

Elena Sevilla (Elche, Alicante 1982). Vive y trabaja en Madrid. Diseño de interiores (2005) y Gestión y diseño de exposiciones (2006) por el Istituto Europeo di Design (IED) de Madrid. Licenciada en Bellas Artes (2009) y Máster universitario en Formación del profesorado (2011) por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Su formación interdisciplinar le permite crear “espacios” fluidos en la conceptualización de su obra, trazando grafos entre la identidad de los recorridos que desarrollan los humanos en su cotidianidad y la capacidad curadora del vómito creativo.

PAC – Tienes tus raíces en Elche. Afincada en Madrid desde 2011. ¿Te hubiera gustado seguir establecida en Alicante y desde allí proyectarte o ves que tu trayectoria no habría sido la misma?

Elena Sevilla – Sin duda no habría sido la misma. Trabajar en el Museo del Prado es, seguramente, la cosa más increíble que te puede pasar, siendo alguien para quien el arte es la expresión más importante y más necesaria. Además, desde la función educativa, que es como un cañón de arco iris, con la que se puede llegar a mil rincones. Y eso nunca lo podría haber hecho desde Elche. Bueno, ahora con la pandemia y el teletrabajo, puede que podamos pasar más tiempo en otros lugares que no sean Madrid. Eso liberaría también la urbe masificada que hemos creado.

PAC – ¿Qué te impulsa a salir de Alicante y radicarte finalmente en Madrid?

Elena Sevilla – Era un momento muy complicado, hacía casi un año que estaba en paro y llevaba muchos meses buscando salidas para poder trabajar e independizarme. Corría el año 2011 y las cosas estaban muy mal en España, y aún más en Alicante. Una de las becas que solicité de Formación e Investigación del Ministerio de Educación me trajo a Madrid; aquello me permitió seguir formándome. Después solicité una nueva beca en el Museo del Prado, salieron plazas y gané una, en el Área de Educación del Prado, en el año 2017. Desde entonces me he afincado en Madrid, imagino que para siempre, si no hay un nuevo rumbo…

PAC – ¿Qué ansiabas?

Elena Sevilla – Si te soy sincera no ansiaba más que poder ser independiente, trabajar en algo que supiese hacer y que me permitiese vivir la vida plena.

Es verdad que, años antes, cuando empecé a estudiar Bellas Artes en Altea, en el año 2000, sentí la necesidad de volar, de salir de allí, estuve dos años y vine a Madrid a estudiar otras cosas que me inquietaban, porque Altea se me quedaba pequeña y me ahogaba. Tenía veinte años y muchas ganas de descubrir mundo. Al tiempo volví a acabar la carrera, pero ya de otra manera, con otro objetivo. Siempre me pareció que Altea era un lugar demasiado pausado y pequeño, aislado, para una persona con dieciocho años que llega porque le inquieta el mundo y ansía crear. Ahora lo veo de otra manera. Todo el mundo debería pasar por esa facultad.

PAC – ¿Lo encontraste?

Elena Sevilla – Sí, encontré un sueldo que me permitió seguir formándome, con flexibilidad. Aquello me ha permitido poder seguir desarrollando mi obra, aunque me apena no haber sido constante y comprometida con ella. A menudo me siento más como una impostora que como una artista. Siempre me costó definirme como tal.

PAC – ¿Qué diferencias fundamentales, debilidades y fortalezas, estableces entre ambos lugares en cuanto al desarrollo de tu práctica artística y al propio Sistema del arte?

Elena Sevilla – Creo que el problema de nuestro país es que todo está muy centralizado, no sé si es el foro para denunciarlo, pero lo que se invierte en Madrid, en todos los campos, es una barbaridad, si lo comparamos con lugares, como la provincia de Alicante. Cosas, como el tren de cercanías…, cada vez que bajo a ver a la familia a Elche y veo los trenes… Y así todo, y eso que Alicante no es de las provincias más perjudicadas. En Madrid es todo más fácil, todo sucede, eres consciente en todo momento de que estás en el centro. Eso nunca lo sentí en Alicante, hay propuestas muy interesantes, gente que está haciendo cosas muy chulas, pero da la impresión que es como Sísifo… Eso en Madrid no ocurre.

PAC – ¿Crees que puede mejorarse algo?

Elena Sevilla – Creo que la manera de que eso mejore es haciendo una fuerte apuesta desde todas las instituciones, pero no creo que sea sólo cuestión de Alicante. Tiene que ver con la España vaciada, pero a nivel artístico.

PAC – Eso mismo, ampliado a tu experiencia internacional, ¿qué deberíamos aportar y erradicar en la práctica artística contemporánea?

Elena Sevilla – La verdad es que no conozco mucho la realidad en otros países. Por lo que he leído y escuchado, se apuesta mucho más por lo local. Se cree en las diferentes esferas. No necesitas estar en un lugar para ser. Eres y estás. En ese sentido, nos queda, me queda, mucho por hacer.

PAC – Desde la aldea global, y desde tu perspectiva, ¿cómo se aprecia desde fuera este proceso de vuelta o reforzamiento de los Nacionalismos?

Elena Sevilla – Los nacionalismos son muy delicados, pero creo firmemente que es necesario amar lo que eres y defenderlo. Una cultura que no se identifica por lo que es está abocada a la desaparición. Es complicado, si eso lo entendemos como nacionalismos, pero fácil si lo vemos como la cultura y las tradiciones de un pueblo. En ese sentido creo que es positivo que se vuelva a mirar adentro, pero nunca, porque es peligroso, entendiendo que lo que uno es o hace es mejor que lo del resto, para remarcar la diferencia. Creo que ahí está el problema.

PAC – ¿Algún proyecto pendiente a realizar en Alicante?

Elena Sevilla – A veces fantaseo con volver. Mi sueño, como cuando tenía catorce o quince años, es tener un nombre a nivel artístico. ¡Ojalá algún día pueda definirme como artista y pueda exponer en Alicante! Eso sería señal de que los sueños se hicieron realidad.

PAC – Un proyecto que cueste arrancar.

Elena Sevilla – La constancia para desarrollar los proyectos que se van quedando amontonados entre papeles y neuronas. Al final entrar en la dinámica laboral te genera cortocircuitos en la esfera del desarrollo creativo. Me ocurre a menudo que, al estar en contacto a diario con el arte, tanto de otros siglos como el de artistas en activo, me apena no comprometerme conmigo misma y con la sociedad. Pienso que lo que para mí es el arte, lo que transforma y genera, es una pena que no lo desarrolle, habiéndome permitido tener esta posibilidad.

PAC – Un deseo.

Elena Sevilla – Una eStancia en otro país, una residencia o un proyecto que me permita vivir en un Berlín, Nueva York o Londres. Siempre me quedé a punto de marchar pero no sucedió. Me he quedado con las ganas. Me gustaría conocer los procesos en otros lugares.

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *