Entrevista a Manolo Cano

by • 20 junio, 2019 • Artist Interviews, EntrevistasComments (0)715

Manolo Cano [Almoradí (Alicante), 1971]. Vocacional desde muy temprana edad. Técnico Superior en Interiorismo (1992) y Técnico Superior en Artes plásticas (Escultura) (1993) por la Escuela de Artes y Oficios de Orihuela. Artista multidisciplinar. Experimentación. Web Art. Grafico Vectorial. Retoque fotográfico. Pintura, escultura. Fotografía. Land Art.

Desde 1993 es socio colaborador y fundador del proyecto de recuperación patrimonial, Habitat subterráneo Cuevas del Rodeo, en la localidad de Rojales, donde también es  Director de arte en la  ArtGallery Cueva 8.

Colaborativo. Comprometido. Participativo. Proyectos relacionados con lo social, la permacultura. Compromiso con la ecología y la protección de nuestros espacios naturales a través del arte.

Manolo Cano

PAC – Te proyectas desde Rojales (Alicante). ¿Te hubiera gustado cambiar de lugar y hacerlo desde allí?

Manolo Cano – Colaboro en la restauración y recuperación del barrio troglodita del Rodeo, en la localidad alicantina de Rojales. Es allí donde ubico mi taller, mi exposición permanente, donde imparto mis clases de dibujo, pintura y escultura. Abierto al público y al turismo. Un enclave perfecto para mi difusión, la afluencia de turistas, el interés artístico, artesanal y arquitectónico de cuevas excavadas en la montaña, ubicadas a quince minutos del mar Mediterráneo, son declaradas de interés turístico internacional. Esto me ayuda a la financiación, encargos y adquisición de obra, me da la oportunidad de realizar libremente mis proyectos artísticos.

PAC – ¿Crees que tu trayectoria habría sido la misma?

Manolo Cano – En alguna ocasión, pensé en otro lugar para mi desarrollo artístico, y difusión profesional, me viene como un sueño, se repite, desde muy joven, una ilusión de trabajo y residencia en Nueva York, Finlandia, Ibiza, donde desarrollar mi proyecto, nunca tuve las suficientes fuerzas, o energía para viajar, establecerme allí como artista, siempre me quedo en el tintero y es posible que algún día lo logre, el tiempo corre muy rápido, mi carrera profesional posiblemente habría sido otra, muy diferente a la que he vivido aquí.

Manolo Cano. Serie El grito

PAC – ¿Qué te impulsa a dedicarte a la práctica artística?

Manolo Cano – Mi impulso en la práctica artística es de vocación. Una necesidad innata de supervivencia, de dignidad, de humanidad. Desde muy joven, y prematuramente, estuve relacionado con la creatividad, con el arte. Nací en una familia alejada del arte. Mi madre siempre apoyo mi trabajo y lo suscribo porque ello me dio y me da, hasta el día de hoy, fuerzas para creer en mí. Mi dedicación artística es un torrente de fuerza, como una locura. Siempre tuve relación con la creatividad. Es mi forma de vida, una idea, ilusión por dedicarme a ello. Con apenas ocho años ya montaba mis pequeñas muestras artísticas, en el altillo de casa de mis padres.

Uno de los artistas más influyentes en mi carrera, fue y es Daniel García Andújar. Su primer taller se ubico a pocos metros de mi casa. Algunas tardes, gracias a su hermana Cristina, lo visitaba y fue tal el impacto que recibí al entrar en su piso-taller en la calle de Onésimo Redondo, (más tarde y hasta hoy llamada, pintor Sorolla), de Almoradí, Alicante.

El recuerdo y descripción de aquel espacio creativo es para mí, y hasta hoy, un impacto: los suelos manchados tremendamente de óleo, tizas, acrílicos, las paredes atestadas de obra, bocetos, papeles, como el taller de Francis Bacon. Una imagen que jamás olvidare. Sigo sus exposiciones, su carrera. Es, para mí, un ideal del arte moderno, un referente en mi trabajo, la persistencia, la creencia en uno mismo. Ha sido un torrente de fuerza para mí.

PAC – ¿Qué ansiabas?

Manolo Cano – Mi deseo artístico, siempre fue lo próximo en hacer. Fondo en blanco, colaborar en número de obras, con las ya hechas. La sorpresa de mi próximo trabajo: ¿cómo será?, ¿cómo se llamará? Dentro de mi recorrido artístico, me interesa la sorpresa, las soluciones de diario, me propongo realizar un nuevo trabajo y ese camino, me alegra, lo degusto, encontré una idea, seguir una línea, generar una riqueza creativa que efectivamente encuentro en mi, en el día a día, esto es como una fuente inagotable, creatividad en abundancia.

PAC – ¿Lo encontraste?

Manolo Cano – Estoy contento de poder dedicarme a diario al mundo del arte, amanecer todos los días trabajando, acostarme pensando en el próximo proyecto, soñando con el desarrollo de la serie que realizo, o como quedara el enmarcado que tengo en el taller, es una vivencia creativa que he conseguido con el tiempo es un ilusión artística personal muy satisfactoria.

Manolo Cano. Serie Filtros

PAC –  ¿Qué crees que puede mejorarse en el Sistema del arte?

Manolo Cano – Sobre el Sistema del arte y las instituciones, pienso que podría haber un concepto más cercano, mucho más natural entre institución y artistas. Creo, como artista, que somos olvidados en nuestros talleres o estudios. Para dar visibilidad y difusión a nuestra obra, muy a menudo, tenemos que llevar a cabo un trabajo de relaciones publicas, de diplomacia cateta, de horas de calle y alterne, que nos lleva a dejar nuestro taller, abandonar momentáneamente la producción creativa, alejarse de nuestra concentración con la obra.

He vivido durante años cómo el trabajo artístico de conocidos, supuestamente “artistas de pro”, amplían sus currículos y su “carrera de postín”, pidiendo, suplicando presencia, asistiendo inauguración tras inauguración, dejándose la piel en la venta de uno mismo, del ego en la boca, comprometiéndose a trabajos de asociacionismo, de amiguismos falsos, para poder abrazar un puesto de trabajo en la cultura de pueblo.

PAC – ¿Qué deberíamos aportar y eliminar al Sistema?

Manolo Cano – La presencia y relación social como artista en exposiciones, actividades culturales, es fundamental para este “famoseo cateto”, no creo que sea así como se crea el valor en el arte, o el interés a un recorrido artístico. Más importante será la obra. Se valora la presencia social, como interés artístico, pareciéndose esto a los “realities” televisivos. Creo me agoto, yo no voy con esto, yo soy un currante, dedico mi vida a  generar obra, al taller. La  profesión es lo que me interesa, eso me ocupa la mayoría de mi tiempo.

Esta actitud o forma de vida elegida, me ha dado en todos estos años un anonimato relativo. Evidentemente a ser un artista menos conocido en instituciones o espacios de arte y cultura, o círculos de artistas. Esto no es mi mayor interés, a pesar de dedicar ya más de veinte años en el mundo del arte en la provincia de Alicante.

Dejar claro, por mi parte, que el sistema, está como está por su obsoleta administración cultural, gestores culturales sin formación, puestos a dedo por políticos sinvergüenzas que buscan postureo mediático.

Los recortes en el mundo de la cultura ha sido un eterno juego de políticas que ha hecho mucho daño a nuestro trabajo, y esto no ha afectado a todos por igual

En todos y cada uno de esos casos, algunos artistas somos los que peor lo pasamos. Debo apreciar el trabajo y buenas prácticas de algunos gestores, que investigan y se relacionan con artistas jóvenes, visitando estudios, talleres, dentro de un art n ground alternativo y fuera de círculos sociales o de influencia, sacando a la luz nuevas ideas.

Manolo Cano – Serie  El grito

PAC – Háblanos un poco de tu trayectoria.

Manolo Cano – Yo inicio prematuramente mi carrera artística, entre los siete y ocho años. Ya a esa edad instalo un taller de transformación artística, en casa de mis padres. A partir de ahí, y hasta hoy, no deje de estudiar y experimentar con pintura, escultura, fotografía, dibujo, o web art. Cuando termino la enseñanza obligatoria, Educación General Básica, estructurada en dos etapas, pase a la Escuela de Artes y Oficios, de Orihuela, y es allí donde me formo como Decorador de Interiores (Interiorista) conociendo las técnicas más de cerca, como el dibujo artístico, modelado, dibujo lineal, asignaturas relacionas con la reproducción y creación artística. Es, a partir de ahí, cuando más concienzudamente me dedico a mis creaciones propias pasado por el comic, al diseño de imagen corporativa para empresas, murales para edificios, gran formato publicitario esa actividad profesional, me dejo paso a formar parte de un proyecto empresarial de rotulación y soluciones graficas llamado TIN-TAS que en la actualidad realiza su activad en la localidad de Almoradí.

En ese mismo ciclo empresarial de arte y negocios sobre el año 1992 es cuando doy un giro estrictamente artístico y decido dedicarme a mi obra a crear pinturas que ya cuentan mi transito por la Vega Baja, sin darme cuenta estoy definiendo lo que hoy será “Mi Diario de Color” una de mis series Madre o la más importante, jugando un papel raíz, de donde salen todas las demás series, que realizo.

En el mismo Almoradí, instalo un taller transitorio, antes de llegar a la localidad de Rojales y ocupar mi primera cueva taller,  la cueva catorce, el año 1993, esta vivencia como taller propio me da la experiencia de saborear lo que es, mis estudios de reflexión y recreación artística.

A partir de este año ya realizo algunas exposiciones y muestras de mis obras, esto toma un camino de acercamiento a otros artistas, a colectivos que dedican su labor, a la difusión y relación con las artes plásticas, esto meda mucha fuerza y sentido a mi labor del 1993 hasta el año 2000 dedico día tras día a la pintura y la realización de escultura experimental en este mismo taller, cueva catorce.

En el año 2000 viajo al Perú y es tal el impacto que recibo del trabajo y manipulación de la piedra realizado por los nativos en aquellas tierras, que decido al regreso del gran viaje, matricularme en el modulo de Técnico Superior en Escultura en la misma Escuela de Arte y Superior de Diseño. Al terminar el modulo, seguidamente, dedico más de una década a llevar a cabo un proyecto de permacultura,  a espaldas de la Cruz de la Muela, en la misma Urbanización de Montepinar (Orihuela). Construyo, con mis propias manos, una casa, donde ubico mi estudio, mi vivienda, me dedico a incorporar lo que he conocido del arte en la misma construcción, sobre la arquitectura de mi casa, dejando realizada una vivienda con un estilo propio, que yo denomino “Rustico-Pop”.

Una vez realizada, viajo a Rumania y colaboro en una serie de trabajos escultóricos que itinerantemente darán la vuelta al mundo. Tras esta experiencia en la Europa del Este, me dan la oportunidad de volver a la localidad de Rojales a recuperar y poner en marcha en el mismo barrio del Rodeo una Cueva en abandono, esta vez sería la cueva ocho.

A partir de este nuevo ciclo, las cosas cambiaran hasta el día de hoy. Han pasado dos décadas, y con más fuerza, con más conciencia, y por supuesto con una mayor experiencia, emprendo este nuevo camino, hay una frase que describe muy bien este nuevo ciclo, “Uno vuelve a los lugares que ha sido feliz” y así ha sido.

En esta nueva cueva, Art Gallery Cueva 8, donde desarrollo uno de los proyectos que me activaran de nuevo en mi carrera “Viaje a lo Frugal” un trabajo muy personal donde será el entrenamiento para lo próximo que estoy preparando.

Manolo Cano – Serie Viaje a lo frugal

PAC – Defínete mediante etiquetas.

Manolo Cano – Dentro del figurativo contemporáneo, a través del Pop Art, o del surrealismo moderno. Se pueden basar mis etiquetas, sobre color y mediterráneo, mi obra totalmente colorista refleja las estaciones vivenciales en la Vega Baja, territorio mediterráneo donde me críe.

Amarillo del Sol intenso, de agostos calurosos. Naranja de frutales todo el año, naranjas y mandarinas que se concentran en nuestra zona. El rojo que refleja pasión de verano, de granadas, sandias, ciruelas y fuego, ese de hogueras en San Juan. El azul, eterno compañero en nuestra mar y define nuestro cielo infinito, nos regala toda una paleta de azules. Estos colores son los que me interesan (amarillo, naranja, rojo, azul) con estos creo una paleta, una pauta a seguir, junto a lo figurativo, en cuyas formas me permito casi todo.

PAC – ¿Cuáles son los temas de tu trabajo artístico?

Manolo Cano –Mi Diario de Color” es el principio de mis series, es la Madre de todas ellas. Cuenta mi historia vivida, el día a día, mis preocupaciones, mis reflexiones sobre mi entorno, por las localidades que pase, el territorio mediterráneo donde nací, la Vega Baja. Es todo aquello que escribiría en un diario literario, día a día, pero yo lo llevo a la ilustración, pintura, figuración, al color. Acontecimientos históricos, problemas del medio ambiente, preocupaciones sobre lo psicológico, sobre las relaciones entre hombre y naturaleza, la decadencia del hombre, su existencia, es esto lo más importante de mi obra es lo que yo siento y es ello mi mayor necesidad de expresión artística. Las series que han dado este “Diario de Color” se enumeran así:

Serie Filtros.

Es una serie de pinturas que plasman en imágenes, rincones localizaciones de la comarca de la Vega Baja, entre los siglos dieciocho, diecinueve y principios del veinte, visto desde un prisma de color muy particular, muy personal, exterior o marco azul, de colores fríos y en su interior como bien dice la serie como un filtro, los colores cálidos: rojo, naranja, y amarillo.

Esta serie también recoge escenas de la comarca donde la tecnología escasea, los animales ayudan como maquinas y la arquitectura conserva su esencia más carismática, tradición y ecología, puedo dialogar sobre evolución, desaparición y abandono.

Serie El Grito

Es una serie sobre expresiones del rostro. Evidentemente, un grito, una gesticulación sobre la energía y fuerza de distintas situaciones. En un lenguaje pop, colores planos muy relacionados con el diseño, y con la imprenta. Esta serie me da la oportunidad de gritar al mundo distintas situaciones no expresamente solo de dolor, sino de alegría, una variedad de gritos con los colores básicos de mi tendencia (rojo, naranja, amarillo, azul).

Serie Siria Fashion Week

Una serie de Ilustraciones sobre el éxodo de la catástrofe de Siria, un extracto claro de Mi diario de color donde doy voz como protagonistas los niños, una serie irónica, sarcástica sobre Europa y oriente, sobre religiones, libertades y armamento. La guerra es el conflicto por la influencia en la región por los intereses económicos, regionales y religiosos más importantes. Los que financian esta guerra son, por ejemplo: Qatar y Arabia Saudita con sus congregaciones; también Turquía, Francia y algunos países occidentales. Y por supuesto la organización terrorista Al Qaeda y otros.

Serie Viaje a lo frugal

Una treintena de retratos relacionados con la frugalidad un viaje al interior de uno mismo, desarrollo de la figuración y el retrato de la tribu shadu. Los sadhus son una serie de peregrinos de la vida hinduista, de ascetas que han escogido en el camino de la austeridad y la penitencia para llegar a la iluminación. Estos ascetas rechazan todo lo que es material, de modo que en su búsqueda de los auténticos valores de la vida, sólo están provistos de su cuerpo y de su poca ropa. No suelen tener casa donde vivir y a menudo viven en el suelo de los templos o a veces en los bosques o cuevas.

Serie Mi diario de color

Esta serie es la madre de todas, es de aquí de donde salieron todas ellas, donde aplico mis vivencias mi día a día, anécdotas relacionados con el medio ambiente, de estados emocionales, de psicología,  abusos de distinta índole, es donde me lo paso bomba y donde continúo mi experimentación basado en los colores como sello mediterráneo. Donde me siento más libre y en donde puedo comunicar cada una de mis emociones.

Manolo Cano. Serie Mi diario de color (1999)

PAC – ¿Algún proyecto, pendiente, que te gustaría realizar?

Manolo Cano – Aquí hago referencia, a un proyecto que quiero realizar que me gustaría desarrollar, y necesita de maduración y reflexión, seria la lectura de cómo veo la historia eco-política y social de la vega baja de mi entorno es una expresión de personas y acontecimientos que nos han llevado a esta decadencia social-eco-política del sureste peninsular, fiestas populares, fiestas religiosas, políticos obsoletos, que nos han hecho retrasar el avance de todos, de tener la mar llenita de plásticos, de explotaciones agrícolas que nos desgarran el alma y contaminan el cuerpo. Es un estudio de décadas de destrozo de nuestro suelo de la incultura como plasmarlo artísticamente y poder contarlo en condiciones para ser leído por todos.as.

PAC – Un deseo.

Manolo Cano – Mi deseo es no dejarme nada en el olvido, poder realizar durante los años que me quedan las historias que quiero compartir, tanto con la pintura como con la escultura o la fotografía, es una lectura de lo sucedido de lo que estamos viviendo, deseo estar con el arte hasta el final de mis días, en un taller, en el campo, relacionado con las estaciones, con el huerto, con animales con mis seres queridos pero contando mi historia ese diario de color que no pare, que pueda seguir describiendo viñetas de esta historia mediterránea.

De veranos interminables y de fugaces inviernos, de bosque bajo y escaso recurso de agua, de ríos pobres de gentes primitivas, de lugares insólitos de playas preciosas de comidas saludables y vinos amables de uva monastrel.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *