Ernesto Bazán en la Galería Rita Castellote

by • 25 septiembre, 2011 • Exposiciones, Fotografía, Galerías de arte, MadridComments (0)3005

Del 22 de septiembre al 12 de noviembre de 2011. Galería Rita Castellote, Madrid.

La galería Rita Castellote reaparece en esta nueva temporada galerística madrileña de la mano de una exposición dedicada al fotógrafo italiano Ernesto Bazán conformada por sus dos últimos trabajos: Bazán Cuba y Al Campo. Hasta el 12 de noviembre.

Fotógrafo errante, Ernesto Bazán (Palermo, 1958) se asentó en Cuba durante catorce años durante los cuales su trabajo artístico se vio recompensado con sus series más premiadas internacionalmente por la crítica especializada.  Dentro de ellas se encuentra, precisamente, Bazán Cuba, primera de las dos partes que crean este díptico expositivo cuyo único lugar común es el país caribeño. Así, en esta serie encontramos instantáneas en blanco y negro, realizadas analógicamente, que se presentan a modo de viaje onírico y retrospectivo, de diario visual, de su paso por el país hasta su abandono en 2008. Pertenecen al llamado Período Especial, durante el cuál fue premiado, al igual que ocurrió con la edición de la serie en formato libro en, por ejemplo, el Festival de Fotografía de Nueva York de 2009.

La segunda exposición, última serie realizada hasta la fecha, recibe el nombre de Al Campo. Este breve, preciso y conciso título expone claramente la naturaleza de su empresa. Se trata de fotografías realizadas mediante técnica digital a todo color, cuyos protagonistas son los campesinos que pueblan y trabajan la tierra y las propias acciones rutinarias que llevan a cabo, dotándoles de una energía, textura y viveza únicos.

Ernesto Bazán descubrió su amor a la fotografía siendo un niño, plasmando todo aquello que le rodeaba en su entorno siciliano. Desde entonces, no ha hecho más que viajar y ampliar ese contexto costumbrista. Sin embargo, sigue siendo fiel a su discurso inicial, definido excepcionalmente por sus propias palabras donde asegura que fotografío lo más banal, lo obvio y lo anodino porque ahí siento que encuentro la poesía más íntima de la condición humana, todo el abanico de sentimientos y emociones  que son parte de nuestra existencia diaria.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *