“Fanfarria para el hombre corriente” de Javier Arce

by • 9 junio, 2011 • Escultura, Exposiciones, Galerías de arte, Grabado, Instalación, SantanderComments (0)1801

Del 3 de junio al 16 de julio de 2011. Galería Del Sol St., Santander.

La Galería Del Sol presenta la exposición individual de Javier Arce (1973, Santander), cuyo título refiere la obra de Aaron Copland, Fanfare for the common man (1942). Compuesta por tres vertientes diferentes de su trabajo más reciente: la serie Estrujados ocupando el espacio en sus tres dimensiones, las Imágenes Bastardas y trabajo de campo Libro TOP TEN y la obra video musical Searching.


“El Libro TOP TEN es un libro-archivo (único), cuyo contenido se conforma por una compilación de unas 500 imágenes (No oficiales) sacadas de Google, Flickr o Facebook, que han sido tomadas desde una cámara digital o un teléfono móvil por los visitantes a performances o intervenciones temporales de diez artistas contemporáneos seleccionados por Javier Arce. Las imágenes de este libro son el fruto de la búsqueda y rastreo en la red que el artista captura desde el escritorio de su ordenador a través de la formula (cmd+mayúscula+3), por lo que  obtiene fotografías en baja resolución que definen el proceso de trabajo y ajustan el libro. Su intención es hacer un archivo único, que le servirá más tarde para seleccionar las imágenes que le permitirán hacer las obras que componen la Serie Imágenes Bastardas, de las cuales expone algunos ejemplos en esta ocasión.

En la serie Imágenes Bastardas, Javier Arce produce diez imágenes grabadas manualmente de gran formato sobre plexiglás y cristal, de las cuales ha seleccionado tres para exponer en la galería. Para ello, parte de documentación No oficial de obras de arte archivadas en el Libro TOP TEN. Estas imágenes documentan HECHOS, performances o intervenciones temporales de artistas de las últimas décadas: Olafur Eliasson, Tate Modern; Mauricio Cattelan, MOMA; Santiago Sierra, Pabellón Español Bienal de Venecia; Tino Sehgal, GuggenheiM New York; Martin Creed, Tate Britain; Marina Abramovich, MOMA; Bansky, calle de Londres; Matthew Barney, GuGgenheim New York; Vanesa Beecroft y Thomas Hirschhorn, Museo Precario.

A pesar de las restricciones de los derechos de autor cualquiera puede hoy en día fotografiar, compartir o descargarse la opera completa no de uno sólo, sino de miles de artistas visuales, escritores, músicos y cineastas, incluso museos o bibliotecas  virtualmente en nada de tiempo ni espacio. Sin embargo, Javier Arce prefiere hacer uso de la anticuada y laboriosa técnica pre-digital para investigar las formas actuales de diseminación de imágenes y examinar el papel de los museos en la propagación de la cultura.

Su elección por estas obras y artistas es más por lo ejemplar de su trabajo, persona o actitud, y trascendencia de estas en los medios y el mercado del arte, pues vivimos en un mundo globalizado y el arte evidentemente forma parte de este mundo; ahora no existen esos centros físicos del arte como sucedió el siglo XX con ciudades, primero Paris y más tarde New York, ahora los centros son varios y las periferias son importantes, incluso llegando al punto en que ciudades como Bilbao, con su Museo Guggenheim, se convierten en puntos estratégicos del arte contemporáneo, causando un efecto que como éste puede cambiar la estructura de una ciudad o de una región. A su vez, se supone que existe un mayor acceso a la cultura, una democratización de la cultura, pero según Javier Arce deberíamos de plantearnos por qué y de qué manera nos hacen llegar esta nueva manera de producir cultura.

Searching es un video musical producto también del trabajo de búsqueda de referencias que hace el artista en todas sus obras. A modo de hacer ruido y resonancia, enlaza por un lado con el título general de la exposición Fanfarria para el hombre corriente y, por otro, se basa, a través de un trabajo que el artista acomete tal que si fuera un DJ usando el tutorial Captive, en la obra Searchin, del grupo de los años 1950, The Coasters, que tuvo gran repercusión en la música de la década siguiente de los años 1960. Fanfarria, música, ruido y búsqueda hacen también referencia  a otro artista conceptual, Bas Jan Ader, que se hizo muy famoso en la década de 1960 y que murió desaparecido en el Océano Atlántico en 1975, en su última acción artística, en la línea que lo caracterizaba de “pérdida del control” de sus acciones y performances. La canción Searchin, de The Coasters, aparecía escrita en una de las obras de Bas Jan Ader.

Este trabajo de Javier Arce en vídeo también se encuentra en el mismo orden  del Libro TOP TEN, en lo que tiene de rastreo y resonancia, de referencias, al fin y al cabo, al trabajo de determinados artistas, cuya actitud ejemplarizante roza o incluso sobrepasa los límites de lo que entendemos normalmente por arte, más allá de las paredes de los museos, de los centros de arte y de las galerías”.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *