Flores en la roca, primer SOLO en Madrid de Carolina Lindberg

by • 18 mayo, 2022 • Arte Textil, Exposiciones, Madrid, PinturaComments (0)364

Una de las cosas que más me llamaron la atención tras el confinamiento fue la manera en la que la naturaleza se había apoderado de todo, recuerdo que las plantas y las flores habían cubierto mobiliario urbano y caminos. Este adueñarse de lo urbano por parte de la naturaleza es también el origen del trabajo de Carolina Lindberg, Flores en la roca, en el que son protagonistas «las flores que nacen en condiciones hostiles entre las grietas de cemento y asfalto en nuestras ciudades».

Vista de la exposición

La artista, residente en Londres hasta hace poco, observaba durante su camino a su estudio como el paisaje cambiaba y comenzó a documentar alternativas al modelo de ciudad dominante. «Flores y plantas crecen alrededor de las vías oxidadas del tren, se abren paso en el cemento y asfalto. Como si las vías del tren que desdibujan los vapores, sonidos y colores de motores y pasajeros con los propios de las flores y plantas que crecen a su alrededor, Lindberg observa lo que se escapa de la vía, de la retícula de la ciudad, en este caso flores» y las plasma en sus obras.

Detalle de la instalación Flores en la roca

En la muestra, que puede visitarse en Monbull Córner, destaca una gran instalación en la que combina lo audiovisual y lo textil. «Compuesta por tres paneles textiles forman un laberinto poroso en el que flores atraviesan diferentes rupturas desde la digitalidad de la impresión al cuidado manual del patchwork, de la sinteticidad del nylon a lo orgánico del algodón. Una pesada plataforma con marco de aluminio enmarca una grieta en la pizarra y conecta con el techo mediante cordones elásticos y telas y cintas anudadas. Los insectos representados en las chapas pueden ayudar a la polinización de las flores o bien destruirlas para su propia supervivencia. La elección de la técnica del patchwork cuestiona la posición de la mujer haciendo alusión a una técnica históricamente relegada a trabajo femenino e ignorado en contextos artísticos hasta recientemente.» La instalación se completa con una pieza sonora realizada en colaboración con el productor británico Noire.

La exposición incluye, además, las primeras pinturas en gran formato de Lindberg, técnica que la artista retoma durante la pandemia a modo de ejercicio meditativo.

Fechas: Hasta el 22 de mayo de 2022
Lugar: Espacio Monbull Córner, Madrid

Post Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.