Hassan Khan. Las llaves del reino

by • 22 octubre, 2019 • Escultura, Exposiciones, InstalaciónComments (0)362

El artista de origen egipcio Hassan Khan (Londres, 1975) ha concebido un proyecto específico para el Palacio de Cristal cuyo desencadenante, como explica el propio artista, fue el encuentro fortuito que tuvo con una pieza durante una visita que hizo al Museo del Romanticismo, en Madrid, mientras preparaba la presente exposición. Este objeto, una mesa datada entre 1843 y 1868, con una pata que muestra una representación estereotipada de una persona negra en “una contorsión grotesca y deshumanizada”, está realizada en un estilo que refleja el gusto popular filipino en la época del reinado de Isabel II.

Este detalle es el punto de partida de Las llaves del reino, una exposición que toma el populismo turbulento de nuestros días y su fascinante procedimiento de aprovechar lo grotesco como arranque para producir multitud de formas.

La contradicción entre el refinamiento y el material de la mesa y la violencia que encierra también presenta paralelismos con el Palacio de Cristal: un edificio elegante y espacioso de hierro y metal construido en 1887 para la Exposición Universal de Filipinas -por entonces posesión colonial española-, que encarna una seductora forma arquitectónica. Por su mezcla intrínseca de visibilidad, control y dominio enlaza muy bien con las aspiraciones imperiales.

De manera análoga, Khan parece haber dispuesto en el espacio una serie de retazos y huellas entre lo grotesco y lo sublime, lo vulgar y lo romántico, que perfilan un paisaje imaginario sustentado en un pasado atrapado en la esclavitud y la explotación y en un presente dominado por un sentimiento de aprensión carnavalesco.

Para esta exposición Hassan Khan ha creado siete nuevas obras que, aunque realizadas en diferentes medios y soportes, todas ellas están vinculadas entre sí por alusiones, resonancias y relaciones encontradas una y otra vez en el grupo de trabajo. Banderas, canciones, murales y esculturas están combinados para desarrollar un discurso que opera como una sublimación de las emociones, aspiraciones y miedos relacionados con el paisaje del mundo contemporáneo.

Dos banderas impresas con los nombres de las obras, situadas en el exterior del Palacio, abren el recorrido de la muestra dando paso a The Keys to the Khingdom, 2019, trabajo que da título a la exposición y que ocupa casi todo el espacio central del recinto. Se trata de un conjunto de 16 banderas de colores con sus mástiles, todas ellas bordadas sobre raso por las dos caras, excepto cuatro que están impresas. Entre los elementos representados se pueden ver animales, formas caricaturescas, figuras burlescas o signos abstractos.

En el lateral derecho del Palacio se encuentra Happy Empire, 2019, un mural de azulejos cuyas imágenes se han generado digitalmente a partir de fotografías y objetos existentes. En el mosaico se reflejan animales (cerdos, vacas o un tigre) y otros motivos, entre los que se encuentra también la mesa del Museo del Romanticismo.

En la nave izquierda se sitúa una obra a la que Khan otorga una gran importancia, ya que él mismo se considera un artista de sonido. The Infinite Hip-Hop Song, 2019, es una canción hip-hop infinita escrita por el artista e interpretada por once raperos. Está producida por un programa de algoritmos que le permite que funcione durante todo el periodo de la exposición, combinando de tal forma las voces y el sonido para que suene constantemente, pero sin repetirse en ningún momento. La canción se acompaña de una instalación que incluye un texto en vinilo en el suelo, dos altavoces y una estructura en acero en inoxidable con cinco esculturas de vidrio de diferentes formas y colores.

En este mismo espacio Khan ha ubicado también Mudmountain Love Hate Flowers, 2019, una escultura de flores de papel y plástico sustentada sobre un cubo; Brass Column, 2019, una columna de metal recubierta hasta el capitel de anillos dorados de latón, y Welcome Plafs 2019, y Simpler Times, 2019, una serie de dibujos y textos sobre el zócalo de la pared izquierda del Palacio, obras que revelan el interés del artista por las confluencias de la forma arquitectónica y artística.

Sobre Hassan Khan

Hassan Khan utiliza múltiples medios en su proceso creativo: la música —como compositor e intérprete—, la escritura, la performance y las artes visuales, incluyendo vídeo, fotografía, escultura e instalaciones. Todo ello tiene reflejo en la diversidad de referencias que pueblan su trabajo y en la práctica deslocalizada que desarrolla y que involucra distintos contextos, tiempos y colaboradores. Sin establecer jerarquías entre disciplinas, para el artista es la lógica interna de cada proyecto la que determina su lenguaje. Pese a la variedad de medios y formatos, en el corpus creativo de Kahn se pueden identificar ciertas preocupaciones constantes, así como un modo intuitivo y decididamente desenvuelto de aproximarse a ellas. La abstracción propia de cada sistema ya sea político, económico o social, en contraste con la dimensión material o la cuestión irreductible de la forma; la tensión entre lo familiar y aquello que escapa a la comprensión completa, o la densidad afectiva y semántica que reside en los gestos más sencillos como un saludo o una conversación trivial son algunos apuntes de lo que Khan indaga a través de su práctica artística. Con ella, el artista busca sortear los mecanismos de asignación de significado, la mera ilustración o descripción de conceptos, para proponer formas de percepción atentas, emocionantes y abiertas.

Activo desde la década de 1990, el artista ha sido objeto de numerosas muestras individuales en instituciones de Egipto, Líbano, Turquía, Francia, Alemania o Estados Unidos, y en citas internacionales como la Documenta 13 (Kassel, 2012), la Bienal de Montreal (2016), la Bienal de Sharjah (2015), La Trienal del New Museum de Nueva York (2012), la Bienal Gwangju (2008), la Bienal de Sídney (2006) y en la Bienal de Estambul (2003), entre otras.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *