Helen Zughaib en The Nomad Creative Projects

by • 14 mayo, 2019 • ThenomadcreativeprojectsComments (0)376

Según un proverbio árabe “El optimismo viene de Dios, el pesimismo nace en el cerebro del hombre”.

El universo de Helen Zughaib, una pintora libanesa-estadounidense hace que el espectador navegue entre dos culturas donde se observan diferencias. Para Helen Zughaib, un “intermedio” es un área gris o la aparición de una tercera cultura o un tercer país que ha sido influenciado por los otros dos.

Helen Zughaib

La pintura de Helen es difícil de calificar. Cerca del estilo ingenuo, cada pintura parece una miniatura persa donde los colores y los patrones geométricos parecen buscar el equilibrio en su composición. Tiende a simplificar o estilizar a sus personajes con la esperanza de crear una universalidad en la que cualquier persona que vea su trabajo pueda identificarse. Incorpora patrones geométricos y colores inspirados en atmósferas islámicas, desarrollando un gran repertorio original de motivos ornamentales y decorativos. Ubicada en una encrucijada entre Europa, África y Asia, la obra de esta pintor se enriquece con el contacto con varias culturas y crea un arte con expresiones múltiples y ricas.

Una nueva dimensión y nuevas perspectivas se forman. Ella construye su pintura como un mosaico, pieza por pieza.

La presencia de la mujer árabe sobrevuela las diferentes series producidas. Esta figura femenina no habla de religión sino que es una representación de una región del mundo. Este motivo puede localizar rápidamente al espectador en el mundo árabe. Al vivir en Estados Unidos, especialmente después del 11 de septiembre, los medios de comunicación tienen una gran cantidad de estereotipos antiárabes y musulmanes. En su trabajo, trata de luchar contra estos estereotipos combinando elementos de Oriente y Occidente, reformulando la imagen de tal manera que fomente un diálogo de comprensión y, por supuesto, el respeto mutuo. Este es el caso en su obra titulada “Oraciones de medianoche”. Combina elementos del diseño islámico y una versión simplificada de la bandera estadounidense para crear una escena en su pintura invitando al espectador a participar, a ser introspectivo, a reflexionar sobre cómo somos más parecidos que nunca. Esta pintura, que representa el llamado a la oración, es notable por su simbolismo y la riqueza de sus colores, el azul y el verde, que representan una escena de la vida árabe desde un ángulo lleno de espiritualidad. Esta pintura ahora es parte de la colección de la Biblioteca del Congreso.

Para Helen Zughaib, esta empatía es la herramienta más poderosa que remodela el diálogo negativo y los malentendidos. La artista desea responder a su entorno, se documenta para pintar una obra humanista. Ella cuenta su historia pensando en los más vulnerables entre nosotros, en la guerra o en la migración. Estos suelen ser mujeres y niños. Durante los últimos 8 años, ha dedicado gran parte de su trabajo al tema de las guerras y revoluciones, particularmente con la “Primavera árabe”. Sus nuevos trabajos están marcados por referencias a artistas Pop Art como Andy Wharol o Roy Lichtenstein en “Prefiero hundirme”. Este cambio pictórico traza un viaje desde una documentación visual del optimismo inicial hasta la devolución de este optimismo hacia una libertad.

El último trabajo de Helen Zughaib está inspirado en la crisis migratoria, que analiza nuestro tiempo de forma diferente, para estimular la reflexión y experimentar con nuevos lenguajes estéticos. La humanidad ha sido fundada desde sus orígenes por la migración, y el arte también es una forma de migración, como recuerda a su pintura del “Éxodo”. Las pinturas de Helen Zughaib nos obligan a considerar la inmigración desde una perspectiva humana, en su dimensión individual o universal.

Post Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *